Inicio » Concepción

Resumen de la Jornada de Protestas Estudiantiles

16 Mayo 2008

Nueva jornada de Protesta Estudiantil en Concepción contra la LGE

 La movilización expresó un rechazo tajante a la LGE; que sólo es un maquillaje de dictatorial LOCE. También mostró avances en la unidad entre estudiantes secundarios y universitarios, lo que es fruto del trabajo constante que han realizado los estudiantes de base de distintos centros de estudios.

Los estudiantes se enfrentaron con Carabineros, cuando estos ocupaban la calle Chacabuco, frente a la U. de Concepción, lo que provocó la acción policial y la respuesta de los estudiantes con palos y piedras. Se registraron 30 detenidos, más de la mitad de ellos son liceanos y hay dos estudiantes que serán juzgados por el tribunal militar.

 Las Tomas

Esta movilización se enmarca en un contexto distinto al de las anteriores, puesto que el rechazo a la LGE es a nivel nacional. Además dentro de la provincia de Concepción se encuentran liceos En Toma;

En Concepción; Enrique Molina y el Liceo de Niñas.

En San Pedro; Liceo San Pedro

En Talcahuano; Claudio Matte (veterraga), el A-21 y el Comercial A-25

 El vocero de los estudiantes en toma del liceo Enrique Molina, Eduardo Aranda, denunció que cuando las autoridades supieron que algunos liceos de la provincia de Concepción iban a ser tomados por los estudiantes, estos mandaron a suspender las clases. Según el vocero, esta es una muestra de que las autoridades no quieren enfrentar el descontento generalizado por los engaños del gobierno y los políticos.

 Estas frases adquieren gran valor, cuando revisamos la historia reciente de los conflictos sociales en general, donde las autoridades se niegan a dialogar con las organizaciones sociales y el único mediador que envían son los carabineros. De esta manera el Estado logra que las luchas sociales se vuelvan actos delictivos, y que gran parte de la sociedad se desentienda de estos conflictos y así vayan quedando aislados.

 La organización de base y sus parásitos

En un articulo anterior, haciendo mención a otra protesta estudiantil, poníamos en conocimiento dichos de José Piña, presidente de la FEC (federación de estudiantes de la U. de Concepción), donde declaraba su vergüenza por estos dirigentes secundarios que no saben dirigir a su gente y  diciendo que no tenían por que llegar a su Universidad a hacer destrozos.

 Paradójicamente estas dos ultimas semanas la FEC ha llamado a los estudiantes secundarios a reunirse con ellos y a plantearles la necesidad de movilizarse juntos, sin embargo los estudiantes, en conocimiento de estas torpes palabras de Piña, tomaron distancia de la FEC y de todos los movimientos que solo tengan en mente una carrera electoral.

 Estos parásitos los podemos reconocer cuando se intentan sumar a una organización que ya esta andando y que se ha construido con esfuerzo constante. El problema es que aparecen con una gran vocación de dirigentes, y su preocupación no es que la crítica se profundice en todos los estudiantes, sino que nos hablan de demandas concretas, nos dicen que “la gente no esta preparada para criticar la educación y el sistema económico en que vivimos”, entonces por eso hay que negociar luego un par de monedas, de becas y listo.

Lo único que esta detrás de este discurso es una actitud cómoda con el sistema del que ellos se pretenden servir, bajo ambiciones personales de poca monta.

 
Aprendizajes

Lo que podemos decir es que el trabajo de los estudiantes honestos, al interior de sus organizaciones, debe ser de unidad con sus compañeros de abrir espacios donde todos asuman una critica mucho mas profunda al modelo educativo, que no depende de  una ley, sino del sistema económico al que este al servicio.

 Mientras siga imperando un sistema donde haya empresarios que roban nuestros recursos naturales y que explotan a nuestras familias, tendremos una educación que estará al servicio de este sistema. Podremos cambiar muchas leyes, pero estas no son la base del funcionamiento de ningún sistema, sino que son parte de un sistema jurídico que intenta asegurar que el proyecto económico se cumpla, en nuestro caso el proyecto económico de los empresarios.