cosme
Inicio » Derechos Humanos

Cosme Caracciolo: Lo ocurrido conmigo fue una clase de tortura que dio Cristián Labbé a los militares que estaban ahí

10 noviembre 2016

[resumen.cl] Este miércoles Cristián Labbé ha quedado detenido en le Regimiento de Infantería Nº2 del Cerro Playa Ancha por orden del Ministro extraordinario para casos de Derechos Humanos, Jaime Arancibia. El exalcalde de Providencia y ex Coronel del Ejército, ha sido imputado por “la detención ilegal, aplicación del tormentos y secuestro con grave daño” contra Cosme Caracciolo, pescador artesanal, reconocido por su persistencia en la lucha por una pesca sustentable y al servicio de la soberanía alimentaria del país. No obstante, este jueves, el mismo juez ha autorizado la libertad bajo fianza de Labbé, previo pago de 150 mil pesos, debiendo ser ratificada por la Corte de Apelaciones durante esta jornada.

Cosme Caracciolo, así como ahora, en 1975 vivía en San Antonio. Colocaba sus esfuerzos en la lucha contra la Dictadura y fue esta opción la que desencadenó los dramáticos sucesos en los cuales el “Teniente Labbé”, actuó como esbirro del régimen que se valió del terrorismo de Estado para imponer la institucionalidad aun vigente en el país.

En una conversación telefónica, Cosme explicó en qué circunstancias conoció a Cristián Labbé y qué representa este proceso judicial iniciado en los mismos momentos en que estaba prisionero, cuando su familia presentó un recurso de protección para él.

Tú fuiste detenido en 1975, te sacaron de tu casa y te llevaron al recinto de Rocas de Santo Domingo que, entonces, funcionaba como centro de entrenamiento militar, de detención y tortura. ¿Qué ocurrió ahí?

Yo estaba en mi casa, en la calle Curicó 363 de San Antonio. Estaba en mi dormitorio y fui sacado por un grupo de militares que tenían gorros pasamontañas. En el patio de la casa me amarraron las manos y sufrí la primera golpiza. Luego, me trasladaron a una camioneta estacionada afuera de la casa y en ese momento escuché los gritos de mi hermana. Después me enteré que los militares habían llegado a la casa de mis padres, donde vivía mi hermana, y ahí amenazaron con matarlos si no decían donde yo vivía. Por eso me pedía perdón, por haber llevado a los militares a mi casa.

En la camioneta habían otros compañeros que también estaban amarrados y nos trasladaron a Rocas de Santo Domingo. A pesar de estar vendado, pude darme cuenta que nos dirigíamos a ese lugar, porque al pasar el puente de Las Rocas hay algunos tramos donde los vehículos pegan unos saltos. Al final del puente viramos a la derecha por un camino de tierra que conducía a las cabañas que estaban en la playa.

Ahí, en una cabaña, habíamos un grupo importante de prisioneros. Estábamos amarrados y vendados con tela adhesiva, mientras recibíamos algunos golpes. Pasaron unas cuatro horas y me llevaron a un interrogatorio, y ahí, bueno… me aplicaron golpes de electricidad, golpes de pie y puño. Y después de este proceso de tortura fui devuelto al mismo lugar. Los guardias nos decían que iba llegar gente de Santiago a vernos y hablaban del Teniente Labbé.

Como yo buceaba y tenía relación con la mar, me decían El Pingüino. Algunas veces me resistí a la tortura y a los golpes, tratando de defenderme y bueno… los guardias me presentaron ante el Teniente Labbé y le dijeron “este es El Pingüino”. Yo tenía una venda un poco suelta, por lo que, al agachar la cabeza podía ver, y vi la imagen de Labbé al frente mío. Era una persona joven y no era gordo, como lo conocemos ahora. Y ahí me dijo: “Así que tu eres bueno pa’ los combos cochas de tu madre” y procedió a golpearme. Caí al suelo y seguí recibiendo golpes de pie y puño de parte de este señor.

Así pasaron los días. Tuve muchos otros interrogatorios de la misma forma y dentro de los torturadores estaba Cristian Labbé, que ahora es un exalcalde, pero para mí es un criminal más.

labbe

Detención de C. Labbé este miércoles 9 de noviembre. Foto: 24Horas.cl

¿Cuál es tu opinión sobre el hecho que a Cristián Labbé se le haya procesado por el delito de “aplicación del tormentos”, sin llamarlo tortura?

Lo que a mi, junto a otros prisioneros, nos ocurrió, fue tortura. El recinto de Rocas de Santo Domingo fue ocupado por el ejército para detener y torturar personas, pero también para formar torturadores y Cristián Labbé era uno de los instructores. Y lo ocurrido conmigo fue una clase de tortura que dio Labbé a los militares que estaban ahí.

¿Qué te parece que Labbé haya quedado detenido en un regimiento y no en una cárcel?

Esas son cuestiones que a uno le molestan y creo a cualquier chileno debiera provocarle lo mismo. No es posible que a una persona que roba en un supermercado, puedan esposarlo y llevarlo a una cárcel común, y en el caso de estos militares, que cometieron crímenes de lesa humanidad, los lleven a cárceles cinco estrellas, donde tienen subordinados.

En este país las leyes no son válidas para todos. A mi me molesta y me duele que este señor esté en un Regimiento, cuando debería estar en una cárcel común.

¿Qué esperas de este proceso judicial?

Nada más y nada menos que justicia. Si vamos a construir una sociedad, no podemos construirla con bases criminales, y nosotros tenemos criminales impunes en este país. Me resisto a que, con el dinero que aporto al Estado, cuando compro un kilo de pan u otras cosas, se le haga el sueldo a estos criminales. Es muy triste que un hijo o un nieto te diga que quien te torturó anda por la calle, impune. Lo único que tengo es un afán de justicia.

Foto principal: Villa Grimaldi

Relacionados