morro-02
Inicio » Nacional

Aprueban declaratoria como Monumento Nacional del Sitio de Memoria Fuerte El Morro

01 diciembre 2016

[resumen.cl] El día de ayer el Consejo de Monumentos Nacionales dio a conocer que aprobó la solicitud planteada por la Corporación Mutualista Bautista Van Schouwen Vasey de declarar al Fuerte El Morro de Talcahuano como Monumento Histórico y Sitio de Memoria como testimonio de las violaciones a los Derechos Humanos que se cometieron en ese lugar por agentes del Estado durante la época de la dictadura militar.

La declaratoria, señala el Consejo, favorece la protección patrimonial a un espacio que se constituyó originalmente como un fuerte y fue reconvertido en un lugar de detención ilegal, torturas y muerte de disidentes políticos durante la dictadura militar.

Con una posición geográfica privilegiada desde finales del siglo XVIII, el lugar fue un importante hito en el sistema de defensas navales asentado en la ribera interior de la bahía de Concepción y base del primer fuerte de la ciudad en el año 1777, el Fuerte San Agustín.

En tiempos de la Independencia, el lugar fue asiento de tropas del naciente Ejército criollo a cargo del oficial Jorge Beauchef, quienes encabezaron la campaña contra las tropas realistas en 1817 en Talcahuano. El actual recinto fue diseñado en el siglo XIX y fue construido entre 1920 y 1930.

No obstante, a partir de 1974, su uso sería completamente alterado. Aquel año comienza a ser utilizado como centro de detención y torturas por distintos organismos de inteligencia de las Fuerzas Armadas, incluyendo el CIRE, la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA) y la Central Nacional de Informaciones (CNI), en coordinación con la autoridad naval en la zona y con los agentes del servicio de inteligencia de la Armada, conocido como Ancla Dos. Se estima que unas 300 personas fueron detenidas y torturadas en el recinto hasta el año 1984.

El Consejo estimó pertinente su protección porque el recinto en una primera parte de su historia es vestigio del sistema de defensas costeras diseñados durante el gobierno del presidente José Manuel Balmaceda, que implementó los adelantos geopolíticos, tecnológicos y bélicos de la época al diseño del sistema de defensas costeras del principal puerto de exportación de carbón y puerto militar de la zona centro sur.

“El recinto es en una primera parte testimonio del emplazamiento de fortificaciones defensivas en nuestra amplia costa, en la época colonial, en el período de la Independencia y en tiempos de la República, y posteriormente expresión regional de una política de represión organizada por el Estado, durante la dictadura militar”, dijo Ángel Cabeza, vicepresidente del Consejo de Monumentos Nacionales al explicar la decisión de la entidad colegiada.

Aprobada la declaratoria el Consejo remitirá al Ministerio de Educación los antecedentes para la dictación del decreto respectivo que declara al significativo fuerte como Monumento Nacional y Sitio de Memoria.

En la Región del Bío Bío y en la provincia de Concepción no existe, hasta ahora, ningún sitio de memoria que haya sido recuperado de los tantos lugares que fueron usados como centros de tortura y muerte, como campos de concentración y centros de reclusión de prisioneros políticos; esto a diferencia de lo que sí han logrado otras organizaciones de derechos humanos en otras regiones del país, particularmente en Santiago.

En este caso, la Mutual Bautista Van Schouwen ha formulado la propuesta de convertir el lugar en un Sitio Memorial por los Derechos Humanos, transformándose así en el primer hito regional en esta materia y en una referencia obligada para el conocimiento de la historia criminal de la dictadura militar y sus aliados civiles.

 

Relacionados