Inicio » Cultura

Recuperando la historia: La memoria transformada en arte

11 Diciembre 2016

Por Guillermo Camiroaga / resumen.cl

Hace algunos años atrás, en el 2005, Aminie Calderón Tapia y Rosa Gutiérrez Silva se reencontraron en el exilio y, a partir del recuerdo de sus propias experiencias de vida, decidieron iniciar un trabajo de Recuperación de Memoria.

Después de varios años de una minuciosa y paciente labor de recopilación, análisis y reflexión, plasmaron en un libro los testimonios de vida, alegría, rebeldía y dolor, de un grupo de Alumnas del Liceo N°1 de Niñas de Valparaíso, quienes, en el florecer de su juventud, llenas de vida y entusiasmo, participaron activamente en el proceso de cambios impulsado por el gobierno de la Unidad Popular encabezado por el Compañero Salvador Allende y, después del Golpe de Estado del 11 de Septiembre de 1973, por el sólo hecho de soñar con la construcción de un mundo mejor, sufrieron la persecución y la represión en sus más brutales manifestaciones, siendo muchas de ellas encarceladas, torturadas y violentadas sexualmente.

Así se concretó el libro “Éramos Liceanas en Septiembre del ‘ 73”, cuyo lanzamiento oficial se llevó a efecto el 28 de diciembre del 2011.arte-y-memoria-2

A partir de este libro, la Profesora de Artes del Liceo N°1, Magaly Vergara, implementó un proyecto junto a un grupo de Alumnas de Enseñanza Media, destinado a recuperar este trozo de Memoria, este trozo de historia de la comunidad educativa, con el objetivo de hacer partícipes a las nuevas generaciones de estudiantes de este mosaico de testimonios para – a partir de allí transformar la Memoria en Arte.arte-y-memoria-3

Luego de un arduo período de elaboración, confeccionaron pinturas murales creadas a partir de la reflexión y la asimilación de los testimonios entregados por las liceanas de la década de los setenta, registrados en el libro mencionado anteriormente.

Después de 43 años, en el Liceo de Niñas N°1 de Valparaíso, la frase “ éramos liceanas el año 1973” pasó en convertirse en “nosotras, las liceanas de ayer y de hoy”, a través de la Memoria transformada en Arte.

El arte se convierte, de esta manera, en el puente mágico en que se encuentran dos generaciones de alumnas completamente distanciadas por el tiempo.

El miércoles 07 de diciembre, en una emotiva ceremonia realizada en el casino del Liceo N°1 de Niñas de Valparaíso, este puente permitió, además, el encuentro entre profesores, profesoras, apoderados, apoderadas y alumnas. Es decir, de todos y todas las integrantes de la comunidad educativa actual, con las ex alumnas del año 73.arte-y-memoria-4

Era imposible no conmoverse de frente a las 5 pinturas allí expuestas, elaboradas en el taller “Creación de Murales”. Imágenes que, si bien tienen presentes en ellas el dolor, resaltan por la fuerza y luminosidad con el cual reflejan el renacer de la vida . Ya los títulos de las mismas: “Renacer”- “Una nueva mañana” – “Sueños Cumplidos” – “Libertad” y “ Ataraxia” (termino que define un estado de ánimo que se caracteriza por la tranquilidad y la total ausencia de temores) , expresan que detrás de estas composiciones artísticas hay un trabajo profundo de análisis, comprensión y reflexión de los sucesos narrados en el libro.arte-y-memoria-5

La Profesora M. Guerra Humeres, conductora de este encuentro con la memoria, manifestó al introducir la actividad que:”(…)la historia se escribe paso a paso, se construye, sin hacer diferencias, solo se enfrenta al futuro incierto. Es un avanzar aprendiendo, enfrentando, cayendo y levantándose…”

Posteriormente, a nombre de las Ex Liceanas, hicieron uso de la palabra Marisa López y Aminie Calderón Tapia.

Marisa expresó: “ Para nosotras ex liceanas es un gran honor compartir esta mañana con ustedes y ser partícipes de la inauguración del mural, obra de memoria realizada como parte de la asignatura de arte, liderado por la profesora, señora Magaly Vergara, a quien expresamos nuestro agradecimiento y reconocimiento a su gran labor(…) Este liceo guarda en sus paredes y en sus cimientos, el recuerdo de nuestro paso por sus aulas, albergando el legado vivo representado en el memorial que se encuentra en el patio de este querido liceo. Memoria viva de los hechos acontecidos en nuestro país, especialmente aquí (…) Éramos adolescentes en setiembre de 1973 y como tales teníamos grandes sueños. Fuimos en su mayoría estudiantes destacadas, organizadas en torno al Centro de Alumnas, participando activamente de la efervescencia política y social apoyando decididamente al gobierno del Presidente Salvador Allende .

No podemos dejar pasar esta oportunidad sin destacar y agradecer a nuestro director, señor Fernando Camilo Larenas, que sin su apoyo decidido, no habría sido posible realizar el lanzamiento del libro’ Éramos Liceanas en Septiembre Del ‘73’ , ni tampoco habríamos podido dejar esta hermosa escultura como legado a ustedes, nuevas generaciones”

Por su parte, Aminie manifestó: “…Nosotras fuimos alumnas del Liceo N°1 de Niñas de Valparaíso en los años 70. Aquí estamos presentes Marisa López, Nilda Rojas, Sara López. Regina Fernández y quien habla. Fuimos algunas detenidas por la Marina dentro del Liceo y otras en sus hogares. Con la colaboración directa de la directora impuesta por la dictadura, la señora Leonor Illescas.

La idea de escribir sobre la historia de este grupo de liceanas, sobre lo que vivimos durante los años del gobierno de Allende, nació del reencuentro de las autoras en el año 2005 en el extranjero.

Una idea que estaba presente en las que habíamos vivido ese periodo, y sufrido la represión del golpe de estado en contra de un gobierno legítimamente elegido por el pueblo. Cada una había pensado en lo importante que sería contar nuestras historias, pero sin concretizarlo hasta ese instante.

Nos propusimos, con la otra co-autora, realizar este trabajo que culminó el año 2011, un 28 de diciembre, a las 19 horas aquí en el Liceo, con el lanzamiento de la obra:”ÉRAMOS LICEANAS EN SEPTIEMBRE DEL ‘73…”

La importancia que radica en esta obra, es la necesidad de rescatar el rol de los secundarios durante el gobierno de Allende, y la de mostrar nuestra militancia comprometida con el proceso de cambiar nuestra sociedad por una más justa. Debemos recordar que se trataba de adolescentes, menores de edad, que por su militancia y compromiso sufrieron la represión de la dictadura en este liceo, sin olvidarla represión ejercida a las de los otros liceos.

Al emprender este trabajo de memoria, lo hicimos como una clara demostración del compromiso que tenemos con nuestro pasado, con nuestros compañeros, compañeras, amigos, amigas y familiares que no sobrevivieron a la fuerza devastadora de la dictadura en nuestra región.

Por haber participado en el gran intento de transformar la sociedad, luchando por causas justas, como la democratización de la enseñanza de la educación pública. Como así lo expresara el debate sobre el proyecto de la ENU (escuela nacional unificada.) en el año 71.

Nos fijamos con este libro tres objetivos principales:

-Rescatar nuestra historia como un aporte a la memoria histórica de nuestra región.

-Dejar algo en este liceo que pudiera hacer reflexionar a las nuevas generaciones de alumnas, y preguntarse el porqué se hallaba allí. Y por ende descubrir los hechos. Nos planteamos entonces instalar una placa.

-Que continuara el rescate de la memoria generando espacios de reflexión y creación en torno al libro, para que los profesores y profesoras, con sus alumnas, fueran integrando en sus actividades el tema de las violaciones a los derechos humanos.

Con mucha emoción vemos hoy día que se han ido cumpliendo estos objetivos.

La escultura presente en el patio de nuestro liceo pudo ser posible gracias a la obtención del premio otorgado por el Consejo Nacional del Libro y la Lectura en el año 2012 a nuestro trabajo. Habíamos sobrepasado nuestras expectativas. Además de la placa pudimos donar esta escultura. A través de ella, la memoria puede impulsar la cultura, pero la cultura de la humanidad, en contraposición a la cultura del olvido y de la inhumanidad.

arte-y-memoria-9
“En su parte inferior la obra presenta texturas toscas y erosionadas emulando el caos, el desastre, y en la parte superior surge la tranquilidad como una purificación con sus superficies lisas y formas puras”. (Palabras del escultor, Mario Calderón Gaete).

Quisiera recalcar que si bien el libro señala a dos autoras, el libro y la escultura nunca hubieran sido posibles sin la colaboración y el aporte de todas las compañeras integrantes del libro.

Hoy el trabajo realizado por las alumnas y su profesora, nos alegra. La memoria y el arte se complementan. No se puede construir el futuro sin conocer el pasado”

Después de esta intervención, un grupo folclórico de alumnas de enseñanza básica participaron en este encuentro, realizando una danza coreográfica al ritmo de la guaracha “caballito de metal”.

La actividad continuó con la entrega de Diplomas a todas las Alumnas de enseñanza media que participaron del taller de Memoria y Arte.

La Profesora de Artes, Magaly Guerra, apoyada pedagógicamente con un diaporama, dio cuenta de la forma en que se desarrolló el trabajo pictórico y en parte de su intervención manifestó: “(….) Fuimos recopilando información y para eso teníamos el libro, las alumnas lo leyeron y quedaron impactadas, muy emocionadas y también muy molestas con la actitud de la Directora de esa época. Después empezamos a buscar materiales para trabajar en base a la información obtenida a partir del libro y decidimos trabajar en madera utilizando distintas técnicas como la texturización, la pintura con esponja, el mosaico, etc (…) Las Alumnas empezaron a desarrollar sus ideas (…) Pero pasar de las ideas a la composición del cuadro no fue una tarea fácil. En algunos casos trabajamos varias semanas sólo para llegar a plasmar la composición (…) Coincidió también que por esos días fuimos invitadas a una exposición itinerante del Museo de la Memoria que se expuso en la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso y en esta exposición las Alumnas pudieron tener la posibilidad de acceder a nuevos conocimientos y tener mucho material visual que sirvió como un gran aporte al trabajo que estaban desarrollando(…) También tuvimos un encuentro con Regina quien conversó con las alumnas, quienes les hicieron preguntas y ella les contó cómo fue su vivencia aquí en el Liceo. Esta reunión fue muy enriquecedora y las Alumnas quedaron muy motivadas . Para las Alumnas fue también muy importante el testimonio de Sarita, que aparece en el libro, ya que lo leyeron varias veces(…) Para mí todas estas obras son unas pinturas mágicas, porque a partir de un dolor tan grande, a partir de tantas fracturas nacieron estas obras maravillosas…”

El acto siguió adelante con la participación del Coro de alumnas del Liceo N°1, quienes interpretaron en forma melodiosa la canción “la bikina”.arte-y-memoria-7

En seguida se hizo un reconocimiento especial a la Alumna Mayra Montecinos Torres, del 4° Medio A, por su dedicación y la entrega con la que participó en el Taller de Memoria y Arte, destacándose, al mismo tiempo, su gran talento artístico en la elaboración de las pinturas murales. Como anécdota, la profesora de arte nos contó que Mayra siempre realizaba, por opción artística propia, su obra en blanco y negro, pero esta vez accedió a utilizar colores, sorprendiéndola con el manejo de los mismos y las tonalidades que fue capaz de plasmar en la pintura.arte-y-memoria-8

El acto culminó con la entrega de la obras de arte al establecimiento educacional, para que pasen a formar parte, junto con el monumento ubicado en el patio del liceo, de los elementos de memoria permanente al interior del colegio.

La historia de las “Liceanas del 73”, representan una memoria de lucha y resistencia que, sin duda alguna, hoy forma parte de las luchas que llevan adelante las nuevas generaciones de alumnas, por una educación pública, gratuita y de calidad.

Relacionados