Carabineros de civil sorprendidos in fraganti

Carabineros de civil sorprendidos in fraganti

Durante la última movilización de los trabajadores de la salud de Hualpén, finalizada esta semana, una funcionaria informó a nuestro periódico que personal de la SIP -Sección de Investigaciones Policiales, aparato de “inteligencia” de carabineros- trató de infiltrarse en un consultorio de la comuna.  

La funcionaria que en ese momento se encontraba en portería hablando con algunos usuarios -dando las explicaciones correspondientes acerca de la paralización de las actividades-, siendo sobrepasada por un sujeto que pasó sin autorización. Cuando el sujeto fue cuestionado acerca de su destino, contestó que quería hablar con la directora del consultorio, sin detenerse a dar mayores explicaciones. La funcionaria, al detectar la irregularidad de la situación, se acerco al sujeto haciéndole saber que la directora no se encontraba y que por lo tanto volviera en otro momento. El individuo siguió caminando hasta que la funcionaria tuvo que ponérsele por delante y explicarle que no podía pasar ya que solo habían algunos servicios funcionando como la entrega de leche, remedios y urgencias, y que lo que él solicitaba, no era posible de atender en ese instante. En ese momento el hombre dijo que era carabinero y le pidió el nombre y Rut a la trabajadora, solicitud a la que se negó. La funcionaria pidió la identificación al carabinero en cuestión -ya que este andaba de civil-, a lo que éste respondió que debía creer en su palabra. Luego de algunos intercambios de palabras dos personas más se unieron a la conversación, resultando ser acompañantes del carabinero, otros dos carabineros de civil. El sujeto se identificó como carabinero finalmente y desistió de solicitar la identidad de la trabajadora. Luego se retiró del lugar con sus acompañantes.

Es sabido que carabineros siempre se presenta en recintos que se encuentran paralizados en la comuna de Hualpén, “cautelando” los conflictos que pudiesen producirse entre funcionarios y usuarios o hechos de otra naturaleza. Pero cuando estos “cauteladores” son carabineros de civil el panorama cambia. ¿No se supone que el derecho a huelga es legal? ¿Por qué entonces un servicio de inteligencia es el encargado de ir a hacer revisión? ¿No se supone que la S.I.P actúa por orden de un tribunal de justicia? ¿Que intenciones esconden hechos de este tipo? Curiosamente, luego de las movilizaciones, en algunos hospitales y consultorios del país se lleva a cabo sumarios por distintos motivos: ¿Tendrán relación estos hechos?  

Lamentablemente no podemos cuantificar el número de casos similares. Habría que ponerse paranoico para tal finalidad. Pero de todas formas la idea es estar bien atento a quien es el que va al lado de nosotros, quien nos escucha, quien es el que viene entrando por la puerta. Todos estos detalles nos ayudarán a prevenir situaciones como las relatadas, porque hechos como estos confirman que las cosas no son tan limpias como parecen.

Estas leyendo

Carabineros de civil sorprendidos in fraganti