Confirmado: El 2010 comienza el TRANS-CONCE.

Confirmado: El 2010 comienza el TRANS-CONCE.

Hace algunos días se dio a conocer la transformación que tendrá el transporte público en la provincia de Concepción y sus alrededores. Según los medios ésta consiste en que los pasajeros ya no pagaremos con monedas, sino que tendremos que comprar una tarjeta de prepago para viajar. Esta tarjeta permitirá que la gente pague en función de la distancia que recorra.

Por otra parte, se dice que los viajes serán más seguros: los choferes tomarán cursos y usarán corbata. Y como no van ha andar con plata, no habrá motivos para asaltos. Quisimos indagar sobre este tema, pero  según dijeron sus secretarias, el único que se puede referir a este tema es el Seremi de Transportes, Hugo Cautivo. Él estaba ocupado y dejamos nuestro correo electrónico, pero no recibimos respuesta a nuestras inquietudes.

El 28 de agosto se constituyó el Consejo Metropolitano del Transporte que, según el informativo del Gobierno Regional, recogió los planteamientos de la comunidad para que sean “la base de un nuevo proceso de licitación en el Gran Concepción”. Las conclusiones a las que ha llegado este Consejo son el calco de las ideas que se vienen planteando desde hace un año, aproximadamente. También son el calco de las ideas rectoras del Transantiago. Entonces hay 2 alternativas: que los 47 representantes sociales piensen lo mismo que las autoridades o que este Consejo, sólo fue un espectáculo más del Gobierno Ciudadano.

Las medidas son parte de un plan que cambiará el transporte de la Provincia de Concepción por completo. A mediano plazo, habrá una o más empresas que se adjudicarán todas las funciones del transporte, terminando con el sistema de pequeña propiedad que hoy predomina.

Todos los taxibuses estarán siendo monitoreados por una central de la empresa con un sistema GPS (localización satelital), teniendo cada uno un contador de pasajeros y un sistema de pago con tarjeta. La central no sólo podrá obtener antecedentes a cerca de la ruta del taxibus y de cuantos pasajeros van en él, sino que también podrá enviar mensajes al conductor.

A comienzos de año se hablaba de que la empresa PAN (pago automático nacional) será la que se hará cargo de las tarjetas de prepago de transporte. Esta empresa depende de TIMM (transporte inteligente multimodal), de  propiedad del millonario mexicano Carlos Slim, dueño de Telmex y otras empresas en Chile. TIMM es un proveedor de sistemas de control de transporte, y que hace un tiempo registraba como proveedor de la tecnología del Transantiago.

¿Qué puede pasar con el Trans-conce?
-No van a parar los asaltos. Los jóvenes que asaltan a choferes o pasajeros lo hacen por adicción a la pasta base. El vicio los domina y si tienen que agredir a alguien por cien pesos, probablemente lo hagan.

-Si no hay plata para ponerle a la tarjeta de prepago ¿qué va a pasar? Ya no hay: me lleva por….

-Estos cambios lo harán grandes empresas y varias funciones que hoy significan puestos de trabajo, ya no existirán: 60 inspectores de ruta quedarán cesantes, los vendedores ambulantes no tendrán permiso para subirse a las micros sin pagar, los sapos que avisan a los choferes la frecuencia de su recorrido, serán reemplazados por el operador.

-Queda en la incertidumbre la situación de los trabajadores de distintos servicios al interior de los terminales (cocina, aseo, mecánica, etc)

Todo parece ir de mal en peor. Los cambios comienzan el 2010. No tenemos información de la situación del transporte no licitado (Tomé, Lota, Coronel, Santa Juana)

El actual estado del transporte, (contaminante, de pésimas condiciones laborales para sus trabajadores, de alto precio para la comunidad) no es más que la justificación del Estado para decir: Esto funciona mal, digámosle a este empresario que lo haga funcionar bien y de paso que se haga rico.


No te preocupes… Hay Plata.

Este año se aprobó el presupuesto para el subsidio al transporte público nacional, consistente en 3460 millones de dólares, es decir, unos 1.903.000 millones. Este se distribuirá entre los años 2010 y 2014 y se repartirá en los siguientes gastos:

-Cubrir el déficit del Transantiago.
-En regiones, se renovarán máquinas y se construirá infraestructura de transporte público. (no se especifica)
-Subsidiar el pasaje en regiones. Para las ciudades que tienen transporte licitado, como Concepción, Talcahuano, etc., la plata se le entregará a los operadores, es decir a los dueños de las máquinas y en las ciudades donde no haya licitación, como Coronel y Tomé, la plata será entregada a las familias que se consideren más pobres, en forma de bono.

El resto se repartirá en:
-Pagar a un equipo de 3 expertos del transporte con un sueldo de poco más de 1 millón de pesos, cada uno.
-Pagar préstamos que el Estado de Chile pidió a Banco Estado (160 millones de dólares) y al Banco Interamericano de Desarrollo (288 millones de dólares) para hacer funcionar por algún tiempo el Transantiago.

Estas leyendo

Confirmado: El 2010 comienza el TRANS-CONCE.