El resumen de la Doris …La Primavera
En Salud

El resumen de la Doris …La Primavera

La primavera y el verano…que cosa más agradable….algo cambia en nosotros. Andamos más amorosos, cariñosos, apasionados o simplemente-como decía mi abuelita- insolentados. ¿Será porque ya no andamos tan arropados como en invierno?  ¿Será que la temperatura aumenta? esto no es una simple creencia o justificación pa´ tirar las manos. Tiene una explicación.

La culpable de tanta efusividad es la luz. ¿Cómo pasa esto? En nuestro cerebro hay una glándula que lleva por nombre pineal –llamada también el tercer ojo, ya que parece que viera- que se activa con la luz o la oscuridad que detectan nuestros ojos. Lo que hace en nuestro cuerpo es regular el aumento o disminución del deseo sexual. Las estaciones más iluminadas hacen que esta glándula libere más hormonas sexuales al torrente sanguíneo. De ahí que en las estaciones más soleadas andemos todos un poquito más calentones que de costumbre.

Existen también otros motivos por los que estar cariñositos en las estaciones de sol. Las condiciones del clima en estaciones como el invierno y otoño, hacen que consumamos algunos alimentos cocinados y calientes –como frutas y verduras- para sentir más calor. Muchas veces al someter los alimentos al calor, estos pierden sus propiedades vitamínicas. Por el contrario, en la primavera o verano al sentir más calor preferimos comer estos alimentos frescos y sin cocinar, condición que mantiene la carga vitamínica de frutas y verduras, ayudando a transportar un aminoácido llamado triptófano que se encuentra en alimentos como la carne y el huevo, que estimulan la producción de serotonina, neurotransmisor que produce las sensaciones de placer y felicidad, y que a la vez hace aumentar el deseo sexual. También estas sustancias ayudan a mantener estados anímicos equilibrados y disminuyen los riesgos de caer en depresiones.

De aquí se desprende la idea del saber popular de que hay alimentos que son afrodisíacos.

Según se piensa, todas estas condiciones climáticas son ideales para los nacimientos y conservación de la especie humana… pero ahora con tanto método anticonceptivo se pueden aprovechar estas condiciones con otros objetivos, ¿no?

La idea es mantenerse iluminado y con una dieta equilibrada entre proteínas y vitaminas, es decir, entre frutas y/o verduras y carne y/o huevos, alimentación que ayudará a mantener un buen estado anímico y una buena disposición para…bueno…usted ya sabe.  

A continuación le dejo unos datos de alimentos y hierbas que le servirán para desatar las pasiones al máximo en las estaciones bien iluminadas, o en el caso contrario, para poner ojo y no cocinarlas si es que no quiere servir ni ser servido.

Hojas de Ginkgo biloba: es un vaso dilatador, favorece la irrigación sanguínea. Hágase un té de sus hojas. Ayuda a la disfunción eréctil.

Paltas: su alto contenido de vitaminas favorece el trasporte de sustancias que aumentan la producción de serotonina, hormona que aumenta el deseo sexual. Los aztecas llamaban al árbol de paltas “ahuacalt”, que significa “árbol del testículo”

Platanos: esta fruta contiene vitamina b que favorece la producción de hormonas sexuales.

Estas leyendo

El resumen de la Doris …La Primavera