Tumbes: A dos meses… la vivienda es el gran problema.

altLa situación en la Caleta Tumbes, después de dos meses de la catástrofe, sigue siendo incierta. Los tumbinos afirman que la solidaridad de la comunidad los ha ayudado bastante, pero el problema de la vivienda permanece y se agudiza con las bajas temperaturas propias de la fecha.

La presidenta de la junta de vecinos de la caleta, Sra. Teresa Becar, comentó a Resumen que para un total de 71 familias damnificadas por el terremoto y posterior maremoto, sólo han llegado 40 mediagua. La mayoría no están siendo habitadas,  porque resultan ser demasiados pequeñas (6×3 mtrs) para familias constituida por 5,6,7 ó más integrantes, además de que no tienen ningún tipo de aislante térmico, lo que las hace inhabitables durante la noches.

La señora Ester Becar, una de las vecinas que no ha habitado su mediagua y que sigue viviendo en su altcarpa, nos comenta que una de las razones de esta decisión es porque las mediaguas fueron construidas en la falda de un cerro, corriendo el riesgo que las lluvias del invierno provoquen el desmoronamiento de tierra y la caída de barro sobre las mediaguas, por eso prefieren esperar hasta mayo o junio para y ver qué pasa.

Otro de los problemas es la situación de los vecinos que vivían, hasta el 27 de febrero, como allegados. Son familias jóvenes y para ellos es necesario contar con nuevos sitios donde puedan construir sus viviendas, sin embargo “hemos estado en reuniones con las autoridades para conseguir que la Armada ceda algún terreno, pero hasta el momento no hemos tenido respuesta” afirma la señora Teresa.

Junto a la Caleta Tumbes hay tres Caletas aldedañas; Puerto Inglés, Cantera y Candelaria. En estas caletas, el maremoto provocó la destrucción de muchas viviendas, habitadas por pescadores artesanales. Desde antes del maremoto habían trabajado para irse a un sector de la península de Tumbes llamado Meryland, para lo cual habían invertido unos 12 millones de pesos en preparar el terreno para habitarlo. Después de mucho sacrificio, las familias han logrado ser trasladados hasta aquí.

En estos momentos, unas 70 familias ocupan los terrenos con mediaguas y ellos mismos, según sus necesidades y posibilidades, han debido arreglar y/o pintar. La precariedad de estas construcciones es la misma que se denuncia en todas partes. altTodavía faltan familias para ser trasladadas, pues el total de ellas es 104.

En estas condiciones, el panorama de la Caleta Tumbes se ve bastante complicado. El matrimonio de la señora Erica y don Jorge nos cuentan que son de Cantera y que han salido en su bote a buscar luga. Esta alga, ellos la venden seca a $300 el kilo, un saco puede hacer unos 30 kilos aproximadamente y para llenar un saco se necesita bastante trabajo, pues se extrae una a una del mar y después se deja secando en las rocas. El maremoto les destruyó su casa y actualmente viven en carpa y con su bote de madera han salido a buscar el sustento.

Estas leyendo

Tumbes: A dos meses… la vivienda es el gran problema.