Caleta El Soldado: entre el Maremoto y la Armada

Caleta El Soldado: entre el Maremoto y la Armada

Desde los cerros de Talcahuano y bajando hacia el mar, está la Caleta El Soldado, que continúa recibiendo los embates de la Armada, agravados por el maremoto. La Caleta está ubicada en un predio fiscal que en 1973 el Estado otorgó a la Armada. Sin embargo, los vecinos ya vivían ahí, por generaciones.

En la caleta viven 19 familias, que en total suman unas 60 personas, sólo hay 4 niños, los cuales deben caminar una hora para llegar a su colegio. El estancamiento del poblamiento de la caleta se explica porque la Armada no permite que los vecinos construyan más casas y que llegue gente a vivir al lugar. Entonces, si los hijos quieren formar una familia, deben irse. De esta manera, la caleta El Soldado se va quedando con su gente antigua, sin hijos ni nietos. Los vecinos dicen que, desde 1978, la Armada amenaza con echarlos de ahí.

No tienen agua potable, no están conectados a la red de energía eléctrica y tampoco tienen alcantarillado. Los servicios básicos no se han instalado porque las autoridades no les han dado seguridad a las empresas prestadoras de esos servicios que los vecinos se quedarán ahí. Por ejemplo, Essbio les ha pedido un comprobante de parte de la Armada que afirme que ellos van a estar 5 años más, pero hasta el momento no lo pueden conseguir.

El agua la reciben de un camión aljibe que va 2 veces por semana y es el único vehículo que los marinos dejan pasar, porque ellos también se abastecen con él. Sólo hay 4 familias que tienen un generador de electricidad a combustible, ya que el gasto puede llegar hasta los 60 mil pesos mensuales.

Hoy, la cesantía agrava esta situación. El maremoto provocó la pérdida de botes, motores, equipos de buceo y redes de los vecinos de El Soldado. Sin estos materiales, no pueden trabajar, por lo que necesitan urgentemente su reposición.

En los días posteriores al 27 de febrero, estuvieron en condiciones de abandono absoluto. Nos cuentan que, recibieron de la Armada la humillante bolsa, que contenía 2 kilos de leche en polvo, un litro de leche líquida, 2 cajas de bolsas de té y un litro de aceite. Afirman que le deben mucho más a la solidaridad de vecinos cristianos de los cerros, que a la institucionalidad.

En tanto, la alcaldía les ha dicho que no puede intervenir sobre este conflicto, pues ellos viven en un predio administrado por la Armada y no por el municipio. La incertidumbre frente al futuro laboral se suma al constante hostigamiento que reciben de la jerarquía de la Armada, que busca tener a su disposición estos terrenos.

Foto: Portón de acceso a la Caleta El Soldado. Siempre cerrado.

Otros artículos sobre Caleta El Soldado.

Caleta El Soldado presenta recurso de protección contra la Armada

Caleta El Soldado enfrenta nuevos embates de la Armada de Chile

Caleta El Soldado: entre el Petróleo y la Armada.

Estas leyendo

Caleta El Soldado: entre el Maremoto y la Armada