El Resumen de la Doris: Los vacunas de la AH1N1
En Salud

El Resumen de la Doris: Los vacunas de la AH1N1

Seguramente usted, al igual que yo, también le haya tocado alguna vez ser vacunado. Bueno le contaré que por estos días el uso coloquial de esta frase no está muy lejos de ser literal. Sí, este invierno, vacunarse contra la influenza AH1N1 significa que lo vacunen. Me explico.

El otro día cocinando, escuche en la radio que unos funcionarios de salud de un consultorio en Los Ángeles habían hecho unas charlas a las personas que se iban a vacunar, en contra de la vacuna de la enfermedad de moda del año pasado, la gripe porcina – influenza humana AH1N1. ¿Por qué?

Cada año hay campañas de vacunación en todo el mundo. Éstas son para las gripes estacionales o de estación, en contra de ciertos virus que causan gripes en condiciones climáticas más adversas, como el invierno. Las gripes de estación que afectan a los seres humanos se clasifican en A, B o C. En este caso, la gripe A/H1N1, una gripe A, es igual a cualquier otra gripe de otros años. Incluso está comprobado estadísticamente que con esta gripe A/H1N1 se mueren muchas menos personas que con la gripe habitual de cada año. De hecho, ni siquiera es un virus nuevo. Se dice que esta gripe ha estado presente en nuestra historia dos veces antes de 2009; en 1918 y en 1977. ¿Cómo es que volvió ha aparecer? La respuesta es, de un laboratorio. Si, un inescrupuloso sacó el virus del cuerpo de una mujer que había muerto de gripe en 1918, y lo volvió a poner en circulación. ¿Cómo lo pusieron en circulación? No lo sabemos. Pero le voy a contar una anécdota que le puede servir para sacar conclusiones al respecto.

En Austria el año pasado el laboratorio Baxter distribuyó como cada año las vacunas para las gripes estacionarias. El laboratorio receptor de la vacuna hizo una prueba –de imprevisto- de la vacuna con hurones, como generalmente se hace. Lo habitual es que los hurones desarrollen la enfermedad y sobrevivan, pero esta vez no fue así. Cuando se hizo la prueba, todos murieron. Entonces las personas del laboratorio hicieron una prueba a la vacuna para ver qué contenía. La vacuna contenía lo que habitualmente trae, virus de la gripe que nos inyectan para que nuestro cuerpo los reconozca y así desarrolle anticuerpos que los ataquen. De esta forma, una vez que nos enfrentemos a él de forma natural, nuestro cuerpo tendrá la información necesaria para atacar al virus.

Pero lo especial del virus que este laboratorio investigó a raíz de la muerte de los hurones, es que no estaba atenuado. Los virus de las vacunas tienen que estar moribundos mediante un proceso de radiación al cual se someten. Los de la vacuna enviada por este laboratorio, no estaban con dicho proceso. Es decir, que a sabiendas el laboratorio envió vacunas con virus vivitos y coleando para que se los inyectaran a la gente.  Si no hubiese sido detectado, lo más probable es que tuviéramos ahora un virus nuevo y una alerta mundial de pandemia, y por lo tanto nuestro país le hubiera comprado millones y millones de vacunas al laboratorio para vacunarnos a todos.
Este mismo laboratorio es el encargado de la vacuna para la gripe de este año. ¿No le parece curioso?

Pero si la gripe AH1N1 es una gripe tipo A, ¿por qué tanto alboroto como para declararlo PANDEMIA? El alboroto tiene una explicación. Resulta que hay unos caballeros y unas señoritas de una organización llamada Organización Mundial de la Salud OMS, organización que Orienta estratégicamente el funcionamiento a las instituciones de salud de todo los países que sean miembros de ella, a principios del año pasado decidieron que PANDEMIA ya no sería esa enfermedad grave y contagiosa y MORTAL que está presente en varios países del mundo, si no que sería grave y contagiosa, y estaría en varios países, pero ya NO SERÍA MORTAL. Por lo tanto la antigua PANDEMIA ahora solo es pandemia. Entonces cualquier enfermedad ahora podría ser declarada una pandemia.

Usted se preguntará por qué la gente de la OMS habrá hecho esto. Bueno, yo me pregunté lo mismo. Averigüé que hace alrededor de cinco años la OMS hizo una excepción en su función – Orientar estratégicamente el funcionamiento a las instituciones de salud de todos los países que sean miembros de ella- con respecto a las pandemias. En caso de pandemias no recomienda, sino que ordena a los países asociados qué deben hacer. ¡Que casualidad!

Por lo tanto, si la gripe A/H1N1 es una pandemia, según la nueva definición, la OMS obliga a los países afiliados a ella, como Chile, a que todos sus habitantes se vacunen. ¿Con qué vacuna? Con la vacuna hecha por el mismo laboratorio que el año pasado envió “casualmente” miles de dosis con vacunas con virus vivos no atenuados, para la población de Austria.

Cuál será la receta que dará la Doris se preguntará usted. Bueno, fácil:

Receta:
Informarse
Cuidarse del contagio de cualquier gripe, lavando sus manos habitualmente, evitando la poca ventilación, el hacinamiento, entre otras precauciones
Y lo más importante, decida usted si quiere o no ser vacunado.

Estas leyendo

El Resumen de la Doris: Los vacunas de la AH1N1