La Tortuga no tiene daños

altEl histórico Coliseo Municipal de Talcahuano, más conocido como la Tortuga fue una de las primeras barreras que tuvo el mar para seguir avanzando por Talcahuano. Según relata a Resumen, Luis Ruiz, encargado de la mantención del Coliseo, tenía en su interior un metro de agua, cuando lo fueron a abrir. Desde ese momento no han parado de trabajar, primero en el reconocimiento de los daños y después en su limpieza.

Luis comenta que la Tortuga, a pesar de que comenzó a construirse el año ’60 y que se inauguró el ’80 para un mundial de hockey, todavía no está terminado, pues su obra gruesa está al descubierto y le faltan las terminaciones. Su capacidad es de 8 mil personas.

Ubicada frente al mar, por la calle Blanco Encalada, la Tortuga no corrió la misma suerte que su edificio vecino que albergaba el COLODYR (consejo local de deporte y recreacion) que fue destruido. A la Tortuga, sólo lo separan unos centimetros de esta malograda construcción, donde antiguamente funcionó la Universidad Católica y antes del 27 de febrero albergaba la Biblioteca Muniicipal de Talcahauno, un teatro, un taller de pintura y gimnacios donde la comunidad podía hacer deporte.

Es de esperar que, a pesar de la destrucción de este edificio, el municipio ofrezca alternativas para hacer deporte a la comunidad. Por parte de la Tortuga, no hay problemas.

Estas leyendo

La Tortuga no tiene daños