Primera lluvia del año lo demuestra: La Reconstrucción vale Callampa.

altLos 40 milímetros de lluvia caída entre la madrugada y la mañana de este miércoles fueron suficientes para que quedara al descubierto la situación en que viven los damnificados de la región. De nada valió el Bono Abril para las 15 empresas vendedoras de mediaguas. Este fue de $100 mil por cada mediagua entregada en la primera semana de abril. $65 mil por cada mediagua entregada la segunda semana, $40 mil por mediagua entregada la tercera semana y $15 mil para las de la cuarta semana.

En el cerro Corcovado, cerro La Colonia, cerro Merquín, población Martires del Carbón, Gabriela Mistral y en otros sectores más de Coronel hubo vecinos a los que se les llovieron sus carpas.
Los damnificados de la población Santa Clara, de Caleta El Morro, de caleta Tumbes también sufrieron la entrada de agua a sus carpas.
En Chiguayante, vecinos de Villa Futuro y en Ocho Oriente, donde se albergan familias trabajadoras de la textil Machasa, también sufrieron el anegamiento de sus carpas y albergue, respectivamente.
En Lota y en la provincia de Arauco, los vecinos también soportaron la lluvia en sus campamentos.

Todo esto había pasado, cuando la intendenta Van Rysselberghe, declaró a la prensa que “hay problemas en algunos sectores donde la gente está en carpas, como Arauco y en Ñuble” …Pero la lluvia “no ha afectado de mayor manera” en la Región.

La solución callampa de Piñera

Piñera pone toda la propanda al servicio de las mediaguas. Ahora a los campamentos de mediaguas, le llama Aldeas y dijo que se construirían 5 mil más.

Es decir, a las 20 mil mediaguas compradas con la plata de la Teletón y a las otras 20 mil que ha comprado el Estado, Piñera le sumó otras 5 mil, por lo que serán 45.000 mediaguas en total y que ya no se terminarán de construir el 11 de junio, sino que el 21 de junio, según dijo en Chiguayante y en Cocholgue. ¿Porque no fue a Talcahuano o a Lota a decir lo mismo?

Sin embargo, en Penco se demostró que las mediaguas no son garantía para nadie, pues se llovieron. En su primera lluvia, definida por la propia Van Rysselberghe como un “frente débil”, las callampas del siglo XXI, se llovieron.

¿Este será el invierno de la nueva forma de gobernar?

Ante la Reconstrucción Callampa
1º Medida: Organización!!

Estas leyendo

Primera lluvia del año lo demuestra: La Reconstrucción vale Callampa.