Tras 31 días y dos meses sin sueldo Trabajadores de Thyssenkrup terminan la huelga

11 trabajadores de Concepción que desafiaron a una de las mayores transnacionales de Europa tras el terremoto

Tras 31 días y dos meses sin sueldo Trabajadores de Thyssenkrup terminan la huelga

altLos 11 trabajadores adoptaron la medida acogiéndose al artículo 369 del código del trabajo, que no los amarra con la empresa y les permite retomar la lucha en un tiempo menor.  Tras dos meses sin sueldo producto del terremoto del 27 de abril los trabajadores debieron retroceder, para salvaguardar conquistas anteriores.  Al igual que el terremoto del año 60 obligo a la histórica huelga larga de los mineros de carbón a deponerse, la situación generada tras el terremoto del 27 de febrero obligo a los trabajadores de Thyssen a replegarse.  Resulta vergonzosa la actitud de la transnacional alemana que se aprovecha de la catástrofe natural para doblar la mano a los trabajadores.

Thyssenkrupp es la subsidiaria Chilena de la mayor siderúrgica europea, que  tiene ventas a nivel mundial por mas de 50 mil millones de euros al año, en pesos chilenos una cifra prácticamente irreconocible o inimaginable.

Desde hace 50 años esta empresa esta presente en Chile, vendiendo aceros especiales, sin embargo desde el 6 de abril debe afrontar una situación que nunca antes le toco vivir: la huelga legal que ese día iniciaron sus trabajadores de las oficinas de Santiago y Concepción.   Nunca antes los trabajadores habian logrado concretar una huelga, ni siquiera constituir un sindicato, pues la persecución de la empresa es feroz.  Todas las anteriores iniciativas habían concluido en despidos masivos antes de materializarse.

Sin embargo y a solo un mes del terremoto, 11 de los 13 trabajadores de la oficina en Concepción  iniciaron la huelga legal, junto a sus compañeros de la oficina de Santiago.  Desde ese dia se ubicaron a protestar frente a las oficinas de la empresa  en la esquina de Colo Colo con Cruz, una de las zonas de Concepción muy dañada tras el terremoto del 27 de febrero.  

Resulta paradójico que esta transnacional alemana que obtiene enormes ganancias en nuestro país: su mercado es la gran minería del cobre en el norte del país y las plantas de celulosa en el sur.  Se niegan a negociar un aumento salarial que solicitan los trabajadores, de apenas un 8%.  (Hay que señalar además que la empresa ha mantenido por años los salarios congelados)

Thyssen ha demostrado además un carácter fascista ya que prefiere gastar millones en contratar abogados y empresas de vigilancia, como la tristemente celebre casa del espía,  para perseguir a sus trabajadotes sindicalizados, antes que acceder a tan mínimas como justas, negando incluso las instancias de dialogo con el sindicato.

Por eso es tan especial y relevante la presencia de estos 11 trabajadores en la marcha que recorrió la destruida ciudad puerto de Talcahuano este 1° de mayo, esos 11 hombres y mujeres son un ejemplo de dignidad y coraje para los trabajadores de la región.  Allí estuvieron exigiendo su reajuste del 8% y su bono de término de conflicto de 500 mil pesos que en algo les ayude a palear el mes que no trabajaron tras el terremoto.  Que tremendo es enfrentar al gran capital, desde una condición tan disminuida y sobre todo tras una tragedia como la que nos afecto a todos y más aún tener la convicción de que la lucha sera hasta las últimas consecuencias.

Que vivan los trabajadores de Thyssen Concepción, y su huelga de casi un mes, que vivan los trabajadores de Salomoen Sack empresa del mismo rubro que han solidarizado desde el primer día con sus compañeros.  En todos ellos están vivos los mejores valores de la clase trabajadora.

Foto: Trabajadores de Thyssenkrup marchan el 1° de Mayo por la calles de Talcahuano ciudad puerto destruida por el terremoto y maremoto del 27 de febrero de 2010.  En el fondo se puede apreciar la antigua sede de la Universidad Católica de Chile en Talcahuano, destruida por el terremoto.

Estas leyendo

Tras 31 días y dos meses sin sueldo Trabajadores de Thyssenkrup terminan la huelga