El Fracaso de la Reconstrucción: Llegan los temporales y aún miles de personas permanecen en carpas.

alt

Piñera había anunciado que las mediaguas estarían entregadas antes de la llegada del invierno. Sin embargo, ya adentrados en junio, son cientos las familas que permanecen en carpas en la Región de Concepción.

En Talcahuano, de las 3 mil mediaguas necesarias sólo se han construido 1.750; hoy diversos llamados a radio Bio Bio dan cuenta de voladuras de carpas, debido a las ráfagas de viento que superan los 60 Kilómetros por hora, durante la noche de ayer domingo y la mañana de hoy lunes, se han dejado caer abundantes lluvias que superan con creces los 150 milímetros, además de granizos, los cuales han tenido dimensiones inusuales superando el tamaño de los cubos de hielo.

Las principales vías de comunicación del Gran Concepción, los que se pueden utilizar tras el terremoto, han colapsado debido a que la “reconstrucción” consistió en tapar con ripio, arena o alquitrán los hoyos, materiales que hoy se han desprendido. Se ha abierto un socavón en la Avenida Alonso de Rivera y los pasos bajo nivel de Carrera al puente Llacolén, o el que pasa bajo la vía férrea en la Costanera de Concepción, han sufrido anegamientos. Esto ha provocado serios trastornos en el flujo vehicular de la Pencópolis. Recordemos que Avenida Los Carrera y el Puente Llacolén es la única conexión entre el norte y sur del Gran Concepción, tras el colapso de los otros puentes sobre el Bio Bio.

La situación en los campamentos se vuelve dramática, especialmente sabiendo que las lluvias continuarán hasta el día viernes de esta semana; en cualquier momento las familias deberán ser llevadas hasta albergues, lo que evidencia otro fracaso más de las políticas de mitigación, implementadas por el gobierno, que llegó a plantear que la solución a la filtración de lluvias en las mediaguas era el cubrimiento con nailon…nadie les contó a las élites santiaguinas que acá, en el sur, existían los temporales.

Estas leyendo

El Fracaso de la Reconstrucción: Llegan los temporales y aún miles de personas permanecen en carpas.