Fondo Nacional de Reconstrucción: El negocio tras bambalinas.

Fondo Nacional de Reconstrucción: El negocio tras bambalinas.

Hace tiempo la caridad y el espectáculo van unidos. El lavado de imagen y las ganancias de las empresas, después de que hacen “su obra”, los convierte en un buen instrumento para el negocio. Para comprobarlo, sólo hay que enterarse de las disputas que tienen las empresas para “ayudar a la Teletón”, cada fin de año.  

De la mezcla entre caridad y espectáculo ha salido la ley que crea el Fondo Nacional de Reconstrucción,  que modifica la Ley de Donaciones y que fue promulgada por Piñera este 25 de mayo.  

Este Fondo contendrá los recursos que provengan de las donaciones voluntarias que empresas o personas naturales puedan hacer. El Gobierno pretende recaudar escuálidos 300 millones de dólares en los dos años que durarán los beneficios tributarios que tendrán quienes hagan alguna donación.  

Son precisamente estos beneficios, los que abren la pregunta acerca de ¿Quiénes son los favorecidos con las “donaciones”?  

-A los contribuyentes del Impuesto de Primera Categoría de la Ley de la Renta, es decir a las empresas, se les tomará la cantidad de plata que donen como un gasto. Entonces, cuando tengan que tributar (pagar) el 17% de sus ganancias, este se calculará descontando la donación que hicieron.  

Las mineras que saquean el cobre hacen algo parecido para pagar impuestos ínfimos; aumentan los gastos en su producción con empresas palos blancos que le “venden” servicios. Por ejemplo: El 2009, Minera Escondida aumentó los costos de ventas en más de 600%, lo que le permitió pagar impuestos insignificantes y ganancias repartidas en varias empresas, terminaron en los mismos dueños.  

-A los contribuyentes de la Ley sobre Impuesto a la Renta, no domiciliados en Chile, que distribuyan sus rentas hacia el exterior, se les abonará de sus impuestos un 35% de la donación que hagan. Es decir, el Estado no recibirá de impuesto el 35% de la donación que se haga en este caso.  

-También podrán hacer donaciones contribuyentes de los impuestos Global Complementario y de Segunda Categoría de la Ley de la Renta, es decir, directamente dueños de empresas o trabajadores. En este caso, el 40% de la donación se les descontará de lo que deberán tributar.  

-Las herencias podrán ser donadas con beneficios similares para quienes lo hagan.  

En palabras sencillas, más que donaciones, esto es cambio de plata por plata. Así se explica que el mismo gobierno se haya puesto como meta, recaudar 300 millones de dólares en 2 años.   

300 millones de dólares es una cantidad insignificante para el Estado. Sólo el 2008, el Estado hizo un gasto militar de 4.778 millones de dólares. El 2009, las ganancias de LAN, fueron de 231 millones de dólares y sólo en este trimestre de 2010 ya lleva 88 millones de dólares en el bolsillo.  

Piñera y todo el Parlamento que aprobó esta ley con unanimidad, saben el valor de la plata y han montado este espectáculo para distraer la atención de quienes hablan claro y exigen que se suban los impuestos a las grandes empresas, sin que seamos nosotros quienes tengamos que terminar pagándolos, en el círculo de una economía que se sirve del espectáculo y la caridad para lograr sus fines.  

_________________________________________________
La primera donación es de Enersis, la transnacional energética propietaria de Endesa. La misma que ha instalado termoeléctricas y centrales hidroeléctricas en contra de la voluntad de las comunidades y deteriorando su calidad de vida. El aporte es de 10 millones de dólares.

Estas leyendo

Fondo Nacional de Reconstrucción: El negocio tras bambalinas.