Impunidad: Muerte de joven en Cabrero queda sin culpables.

Impunidad: Muerte de joven en Cabrero queda sin culpables.

Este martes, la Corte Marcial de Santiago dejó en libertad a los dos carabineros acusados de ser los responsables de la muerte de Franco Coronado Cádernas de 19 años, al interior de un furgón policial, en Cabrero.

Los carabineros pertenecen a la comuna de Yumbel y, según su versión, habían detenido al jóven porque hacía desordenes en una fiesta costumbrista.

La impunidad a estos uniformados se tramitó anulando la acusación de “violencia innecesaria con resultado de muerte” en contra del suboficial mayor Raúl Neira Contreras, y el cabo segundo Rafael Díaz Briones. De esta manera, los dos quedaron en libertad, aunque al cabo segundo se le acusó, ahora, de cuasi delito de homicidio, lo que no impidió que saliera en libertad.

La impunidad de uniformados ya es común. Los 5 infantes de marina acusados, por testigos de ser los asesinos de David Riquelme Ruiz, recolector de cartones de 45 años durante una noche de toque de queda en mayo pasado en Hualpén, también están libres, absueltos de la misma acusación que los carabineros de Yumbel: “violencia innecesaria con resultado de muerte”.

Que el Estado deje asesinar gratitutamente a militares y carabineros es parte de su política, que no ha variado desde la Dictadura hasta esta falsa democracia. Las victimas tampoco varían; mapuche y chilenos pobres.

Estas leyendo

Impunidad: Muerte de joven en Cabrero queda sin culpables.