Los Millones del mundial que en las poblaciones no hay.

altHablar del mundial hoy, es hablar del alto nivel de juego de las selecciones sudamericanas y las sorpresivas actuaciones del fútbol asiático, frente a las pobrísimas actuaciones de las selecciones europeas y el bajo rendimiento de las africanas. Hablar de fútbol hoy, es también hablar de una profunda alegría del pueblo chileno. Tanto es así, que el balompié está presente hasta el asco en los discursos del gobierno chileno que intenta insertarse y manipular, el lenguaje popular. Piñera en Dichato, en Constitución, en Iloca y por último en Valparaíso.

 

En el fútbol hay mucho que se define en la casualidad. Como a veces sucede en la línea de los 12 pasos. Sin embargo, en política, la casualidad es siempre manejada desde una voluntad consciente que pretende direccionar procesos. Es así como el lunes 21 de Junio, “casualmente”, fue aprobado frente a una inmensa oposición de los vecinos de Boca Sur en San Pedro, el proyecto de las barcazas, mientras la región se emborrachaba en el triunfo chileno sobre la regular escuadra suiza. Así también, la denominada fiebre mundialera ha hecho delirar a la ciudadanía, dejándola indiferente frente a los despidos de los trabajadores públicos o ante lo grotesco de las palabras del Ex -embajador Otero que señaló a la prensa argentina que en Chile “la mayoría no sintió la dictadura”. O las palabras del hermano del actual presidente, José Piñera, que asoció a la figura de Salvador Allende al mismísimo Hitler.

 

Fueron los ingleses los primeros en dar una de las fórmulas más sencillas de anotar un gol en el área contrincante: ganar la orilla, confundir al defensa con la tenencia del balón, mientras por la espalda pasa un compañero ignorado por el rival, que tras recibir el balón gana línea de fondo y lanza el centro atrás, para la aparición del goleador. Así también, pasa por la espalda de este gobierno futbolero, frente a los ojos del pueblo chileno la propuesta del ministro de Hacienda, Felipe Larraín, de reducir el gasto social del próximo año, una de las tareas fundamentales del gobierno de gerentes.

 

Pero no es solo la derecha quien ha aprendido a jugar frente al paciente espectador. Justo en el período del mundial, casualmente, Marcelo Rivera confiesa el robo de $80 Millones desde una de sus propiedades. Lo fortuito no fue el robo, sino en el momento en que se puso en la prensa, el 15 de Junio, en vísperas del mundial, cuando el robo supuestamente ocurrió tras el terremoto. Hace dos años, el 20 de Junio del 2008, la LGE (desaprobada tanto por estudiantes como por docentes) pasó y se aprobó por la Cámara baja, el mismo día en que Chile derrotó por 3 goles contra 2 a Venezuela.

 

Hay un refrán chileno que refleja muy bien la condición del que no ve fútbol, sino que se duerme viéndolo; cocodrilo que se duerme, es cartera. ¿Qué hay tras la farándula mundialera?

 

La deuda eterna con el deporte en las poblaciones

 Resumen conversó con Sergio Sepúlveda, Presidente del Centro Cultural, Social y Deportivo Antillas, en la población Leonor Mascayano de Talcahuano. Según nos relata, la realidad del deporte en las poblaciones es bastante negativa, pues hay muy poco aporte del Estado. En su Centro Deportivo, la mayor parte de los gastos que han realizado salieron de su bolsillo.

 

Sergio nos comenta que la situación es compleja, fundamentalmente, porque hay problemas de organización: “la sociedad tiene trabajando a las personas por 8 horas o más. La mayoría llega exhausta a la casa y prefieren descansar, o ver tv y estar con su familia. Además, está la influencia de los medios que hacen creer a la gente que organizarse no es una necesidad. Y los que tienen tiempo piensan que es muy aburrido y prefieren quedarse mirando las tonteras que muestran en la tv.”

 

Según el entrevistado las personas entregan la mayor parte de su tiempo a los grupos económicos a través del trabajo y a ellos no les conviene que la gente se salga de su rol “la gente llega a su vejez y muere sin saber porque existió. El ser humano está mecanizado y lo hacen llegar al extremo de la soledad. Por eso para evitar la soledad, se emborrachan o se drogan. Cuando los invitas a una reunión te dicen que no, porque están pensando que van a perder el tiempo. Algunos ayudan cancelando las cuotas y no más allá, porque los grupos o las agrupaciones son mal vistas.”

 

Cuando le preguntamos por el mundial su respuesta fue que “el mundial en sí es bueno, porque muestra la unión social y cultural de los países. Se pueden ver partidos interesantes con jugadas fabulosas. Es como ver arte, las triangulaciones, el juego en equipo. Competir de buena forma para superarse. Sudáfrica particularmente es hermosa, pero no muestran nada de eso en los partidos, no ves los rostros de las personas, como pasaba por ejemplo, en México 86, que aparte de competitivo, fue festivo. Ahora está todo muy comercializado, exacerbadamente competitivo. Es algo netamente monetario, como está pasando en todo orden de cosas.”

 

Comparar la realidad del deporte poblacional con el mundial, según Sergio, es humillante. “Un jugador gana U$30 Millones mensuales. Con ese dinero tú puedes comprar todas las casas del sector Higueras. Cuando observas los clubes deportivos de los barrios es irrisorio. Un Centro deportivo destacado en Talcahuano como Unión Colo Colo, con trayectoria, recién hace 2 años le entregaron una sede. Cuando entras al baño te das cuenta en las condiciones paupérrimas en las que están.” Nos comenta que “está mal pelao el chancho. Para hacer funcionar un club hay que andar humillándose con el político de turno o con los que no pagan la cuota.”

 

 La función social del deporte

Sergio señala que la actividad deportiva, social y cultural debería ser financiada por el Estado. A muchos los ha ayudado a dejar el alcohol y las drogas, pero no es algo mágico, porque es más bien preventivo. Es fundamental que a los niños se les inculque desde temprano estas actividades. “muchos niños tienen enormes condiciones futbolísticamente hablando, otros en lo musical y otros en lo artístico. Todos tienen su inclinación que es necesario potenciar, pero por lo general, se queda solo en eso. Es muy cruel lo que hacen con ellos, porque les presentan un mundo fácil donde pueden todos llegar a ser futbolistas, cuando una ínfima cantidad logra eso. La gran mayoría se queda fuera por recursos, vulnerado por los vicios que nos rodean en las poblaciones, cae en esos círculos que te atrapan. Hay muchos que hasta los 30 años juegan fútbol y siguen pensando que van a ser profesionales, muchos caen en depresión.”

 

En esta situación son muy importantes los padres. Pero según Sergio “los padres, la mayoría, son muy irresponsables. Al igual que cuando los mandan al colegio, cuando juegan a la pelota los dejan solos. No se comprometen con lo que sus hijos hacen y es más bien, como sacarse un cacho de encima para que el niño no los moleste. Porque por lo general son niños hiperactivos. No les hablan, los retan, se comunican poco con ellos. Cuando les ofrecen actividades, en vez de comprometerse con ellos, se desligan. Por lo general los que apoyan son uno o dos, a pesar de que han salido cosas bastante interesantes, como un homenaje que hicimos a Pablo Neruda”

 

Don Sergio tiene puestas sus esperanzas en los jóvenes, pues los adultos parecen no interesarse en que esto cambie. Por otra parte, las cosas al parecer, van mal encaminadas. El Club Huachipato, por ejemplo, ahora se cerró a la población a pesar de estar inserto en Higueras. No se pueden ocupar las canchas si no se pertenece al Club, no quieren jugar con equipos de barrio.

Concluyendo, para Sergio, el problema del deporte, es un problema de desigualdad y marginación “la misma desigualdad y marginación que la marcha de los pingüinos el 2006 puso en evidencia, y que aún no se resuelve”.

Estas leyendo

Los Millones del mundial que en las poblaciones no hay.