En Lebu

Solo el Pueblo ayuda el Pueblo: Los Evangélicos en la zona del Carbón

altDesde el mismo día del terremoto, cuando el Estado chileno no existía, la población enfrentó la emergencia gracias al apoyo mutuo, la ayuda solidaria entre vecinos, familiares, miembros de una iglesia, sindicato o club deportivo. Como la respuesta del Estado a la tragedia ha sido lenta, insuficiente y tardía, estas formas de apoyo mutuo o ayuda solidaria se han prolongado en el tiempo. Así tras 5 meses del terremoto, nos encontramos en la calle Covadonga de la tradicional Población Esmeralda de Lebu, a un grupo de evangélicos reconstruyendo la casa y panadería de su “hermano” Segundo Sánchez, quien perdió todo tras el 27 de febrero, en una suerte de minga o mingaco.

Ellos, todos miembros de una comunidad del Ejercito Evangélico de Chile en Lebu, recolectaron los materiales y realizan las faenas de construcción. “Lo primero es parar la panadería, que es el medio de sustento de esta familia”, que encontró en esta actividad productiva, su propia reconversión laboral, tras la crisis de la pesca que afecta a la capital provincial de Arauco.

Hace 40 años que Segundo Sánchez y su familia habitaron la casa hoy destruida y más de 5 desde que iniciaron el negocio de la panaderia, “hoy permanecimos de allegados donde una cuñada” nos dice Segundo, y agrega “debo reconstruir la panadería primero, para tener los medios y luego hacerme mi casa”. Consultado si ha recibido alguna ayuda oficial del gobierno o el municipio, Segundo nos dice que ninguna, ni siquiera la mediagua, sin embargo tampoco la espera, pues la encuentra “insuficiente y poco digna”.

En la ex zona del Carbón, actuales comunas de Coronel, Lota, Arauco, Curanilahue, Los Alamos y Lebu, la mayoría del pueblo se declara evangélico y su presencia es de muy larga data. Grandes dirigentes sindicales y políticos de la zona minera han sido evangélicos, basta recordar al Pastor Mora dirigente de los mineros de Buen Retiro en Coronel, perteneciente al credo Wesleyano, quien fue uno de los fundadores del Partido Socialista de Chile, y que tuvo papel protagónico en todas las huelgas del carbón de principios del siglo XX, incluida la Gran huelga de 1920. También podemos destacar al obispo Luterano Helmut Frenz, fundador del comité por paz, antecesor de la Vicaria de la Solidaridad, se encargó de la defensa de los perseguidos tras el golpe militar de 1973, recordemos que Frenz por años trabajó en la caleta Lo Rojas de Coronel.

El Pueblo Evangélico en la ex Zona del Carbón conserva mucho de la tradición comunitaria para enfrentar las dificultades y miserias de la vida del pueblo minero, esto a pesar de la influencia que desde Estados Unidos, vía formación de pastores, se ha intentado hacer sobre ellos.

Estas leyendo

Solo el Pueblo ayuda el Pueblo: Los Evangélicos en la zona del Carbón