Marcha Bicentenario Nada que Celebrar hizo sentir su descontento ante plan de reconstrucción

altMedidas especiales para las zonas afectadas, es decir, fondos de emergencia que no han sido utilizados; un royalty real a las grandes mineras; una descentralización verdadera; un plan de reconstrucción participativo, donde los afectados  se sientan integrados  a las soluciones y donde no se expropie arbitrariamente a los dueños de los terrenos, especialmente en el borde costero; y una real solución a los estudiantes allegados en otros establecimientos. Estas son algunas de las demandas que congregaron este medio día a más de mil personas en la plaza independencia, que con lienzos y consignas demandaban al Estado soluciones concretas al cumplirse 6 meses del terremoto y tsunami.

Conversamos con los convocantes, Red construyamos, quienes nos comentan que “el objetivo de la manifestación es poner al centro los intereses de los pobladores y trabajadores que han sido vulnerados por un sistema económico que ha permitido que nos mantengan sometidos y explotados, teniéndonos en condiciones precarias, el terremoto solamente puso en evidencia el hecho de que existen leyes que no protegen a la ciudadanía, sino que a los intereses de los empresarios. Nuestra intención es abrir un debate entre organizaciones sociales y vecinos, y esta actividad es un primer acto de presión para denunciar los abusos y despropósitos del Gobierno, pues es ridículo construir un monumento en Concepción por 500 millones de pesos, mientras hay poblaciones que aun no suplen sus necesidades básicas, por ejemplo.”

A la actividad, igualmente asistieron organizaciones como ANDHA Chile a luchar, quienes nos comentan que ellos tienen mucho que decir en esta manifestación, pues el terremoto destruyó muchas casas de deudores habitacionales que están en la banca privada y que aun les siguen cobrando dividendo a sabiendas que sus casas están colapsadas e inhabitables, nos afirma Mauricio Concha.

Asimismo, los ciudadanos en defensa de la salud pública nos manifiestan que están protestando porque “no hay nada que celebrar en el bicentenario, en el caso de la salud pública que atiende al 75% de las personas, vemos cómo se recorta el presupuesto  y con esto se acrecenta aun más los problemas que ya tenemos, pues nos faltan fármacos, se están restringiendo las horas médicas, la cantidad de trabajadores no da abasto para atender a todo la gente que lo requiere, nos falta infraestrucura y materiales. Todo esto nosotros sabemos que tiene como objetivo privatizar la totalidad del sistema de salud público, ¿por qué se le entrega a la gente bonos para que se antienda en otros centros de salud y por el contrario no se invierte en el sistema de salud público?”, nos plantea una manifestante.

También conversamos con vecinas de Caleta Tumbes, las que nos afirman que a 6 meses del terremoto, la realidad de los vecinos es muy precaria, pues ellos están viviendo en mediaguas que incluso fueron entregadas sin forro, están metidos en el barro, no tienen calle de acceso, no tienen baños suficientes, no tienen agua aun y no tienen posibilidad de postular a subsidios, porque ellos no poseen títulos de propiedad, pues los territorios son de la armada.

Mientras  todo esto ocurría en el centro de Concepción, el presidente de la república se encontraba en la costanera de Concepción, pronunciando un discurso a propósito de la conmemoración de los 6 meses del terremoto y maremoto. Donde afirmó que se reestrucutrará completa la oficina nacional de emergencias (ONEMI) y solo criticó el accionar de ésta en la catástrofe, de sanciones no hizo mención y también entregó a la Intendenta de la región un plan de reconstrucción de zonas devastadas y en relación a los dineros que deben ser devueltos a la región tras el recorte presupuestario, afirmó que ingresará un proyecto de ley para que estos dineros lleguen con fondos adicionales a las zonas afectadas por el terremoto.

Estas leyendo

Marcha Bicentenario Nada que Celebrar hizo sentir su descontento ante plan de reconstrucción