Mediciones y Encuestas: Abandono y Pobreza en la Región de Concepción

Mediciones y Encuestas: Abandono y Pobreza en la Región de Concepción

Este 27 de agosto se cumplen 6 meses del terremoto de febrero, la lentitud con que se han emprendido las obras de reconstrucción, ha aumentado la incertidumbre de la población respecto a la soluciones definitivas a las diversas problemáticas surgidas tras la catástrofe.

El clima de malestar, se mezcla con el de indignación, pero también con el de impotencia, si los habitantes del Gran Concepción creen que existe un enorme retraso en la reparación de la infraestructura vial, calles y calzadas, retiro de escombros, demolición de edificios y viviendas dañanas, es por que no han visitado comunas de la Provincia de Arauco, donde la situación es aún más crítica, y al ver sus calles y puentes dañados, pareciera que estuviéramos a solo días del terremoto. De no ser por los propios vecinos que han emprendido labores de repararción de veredas, incluso tapando ollos en sus calles, el espectáculo sería aún peor.  

Por eso no es de extrañar encontranos en los propios medios oficiales (LaTercera-Diario de Concepción, 1° agosto 2010) con encuestas que recogen una opinión bastante crítica con respecto a la denominada “Reconstrucción” por parte de los habitantes del Gran Concepción, que como señalamos es donde se concentra mayor número de obras en relación al abandono de las comunas periféricas. Así en el Gran Concepción, la encuesta se efectuó sólo en las comunas de Concepción, Talcahuano, Hualpén, San Pedro, Chiguayante, Penco y Tomé.

El 50% de los encuestados señaló que los efectos del terremoto no constituían ninguna prioridad para el gobierno, el 66% que se ha avanzado poco o muy poco en la reconstrucción de la región. Ante preguntas como: la reparación de los puentes caídos 41% ve muy poco avance, seguido de 28% que ve poco avance, sólo un 22% ve avances de algún tipo y sólo 1% ve mucho avance en la materia. Ante la pregunta más global a 5 meses del terremoto ¿cómo calificaría usted el avance a la solución de los problemas de la región? El 37% estimó que existen pocos avances, seguido del 29% que es aún mas enfático y ve muy pocos avances, solo el 28% ve avances medianos y un insignificante 6% muchos avances.

Los números no dan lugar a segundas lecturas, la ineficiancia del Estado al momento de la tragedia se ha prolongado durante la reconstrucción, el mal sigue siendo el mismo, el centralismo y la región siente que está pasando al olvido. Todo ello enturbiado por las oscuras asignaciones de recursos y proyectos a grandes empresas monopólicas ligadas en muchos casos a personeros del nuevo gobierno.

Esta persepción de abandono se reforzará aún más en los próximos meses, ya que otra encuesta: La CEP, de gran influencia en el mundo político, aparecida estos días, señala que el gobierno obtiene los peores resultados en la región metropolitana, la de mayor número de electores, lo que le obligará concentrar sus políticas asistencialistas allí, en desmedro de la zona afectada por la catástrofe.

Pero sin duda, la medición que causa mayor preocupación, son los resultados entregados por el Ministerio de Planificación (MIDEPLAN) a través de su encuesta CASEN. Allí los resultados son categóricos con respecto a nuestra región. Comunas completas con ingresos percapita promedio: 66 mil pesos Los Álamos, 77 mil Lebu, 80 mil Hualqui, Lota, Curanilahue y Arauco, 84 mil San Rosendo, 87 mil Tomé, 91 mil Santa Juana y 94 mil Penco. Otras que teniendo promedios superiores evidencian la enorme desigualdad social como San pedro que a pesar de tener el mayor ingreso familiar promedio de la región ($ 728.168) tiene a un 14,3% de su población en la pobreza y 3,5% en la indigencia.

En Tomé  el 18,9% de la población está bajo la línea de la pobreza y un 8,7 en la indigencia; Hualqui sobre el 21% está bajo la pobreza; en Lota el 27,3% y el 5,5% en la indigencia; en Curanilahue los pobres son el 24,9% de la población y los indigentes el 6%; en Los Álamos la cifra se eleva a 27,3% y 10% respectivamente; Lebu un 28,2% y un 9,3%. Estas cifras de pobreza nos parecen enormes, pero estan muy disminuidas, ya que el método establecido para determinarla es que una persona cuente con menos de dos mil pesos diarios para vivir, cuando todos sabemos que eso no alcanza ni para comer, en un país donde además todo se paga y con valores superiores al resto de los países vecinos.

Esta encuesta CASEN que registra tan elevados índices de pobreza en nuestras comunas, fue realizada con anterioridad al terremoto, sin duda, la catástrofe a aumentado esta cruda realidad, todos en la Región de Concepción son algo más pobres de lo que eran antes del 27 de febrero del 2010.

Estas leyendo

Mediciones y Encuestas: Abandono y Pobreza en la Región de Concepción