Carta de Héctor Llautul a Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU

Señor Secretario General de la O. Naciones Unidas

Mi nombre es Héctor Llaitul Carrillanca, mapuche. Soy un dirigente mapuche, actualmente encarcelado por el estado chileno y en estos momentos  me encuentro en huelga de  hambre hace 73 días junto a otros 34  de mis hermanos de pueblo.

El pueblo mapuche es  un pueblo originario que aún existen gran parte del sur del país

De Chile y en menor medida en la parte oeste del territorio Argentino. Constituimos  alrededor de un millón de habitantes que en su mayoría mantiene su cultura y tradiciones. Sin embargo históricamente hemos sido despojados de nuestro territorio histórico y ancestral, cuestión que nos mantiene en un estado de opresión  y pobreza; situación que no ha variado nada en el último tiempo ya que en las últimas décadas los sucesivos gobiernos chilenos continúan aplicando políticas de segregación y dominación al Pueblo Nación Mapuche.

A raíz de la pobreza, discriminación secuelas del despojo territorial y político del que somos objeto, nuestras comunidades han iniciado fuertes procesos de recuperación

De sus derechos que son básicamente la defensa irrecuperación de tierras. Situación que ha tenido como respuesta de parte del estado chileno una fuerte represión en contra de las comunidades con las consecuencias de persecución, prisión y muerte de muchos comuneros mapuches, la militarización de zonas de conflicto y la vulneración de la mayoría de nuestros derechos mas fundamentales incluidos la violación  de derechos humanos en sus aspectos mas elementales.

Ahora sólo en relación a la situación nuestra, de los presos políticos mapuches. No solo somos perseguidos y encarcelados, sino que, no se nos permite el acceso o el derecho a juicios justos o a un debido proceso, ya que somos doblemente procesados por la justicia civil y la justicia militar que aún opera impunemente en Chile, mas aún en la justicia civil, somos procesados y condenados por la antidemocrática ley antiterrorista (heredada de la dictadura militar)la que triplica condenas y no nos permite el derecho a defensa siquiera, ya que posee observaciones jurídicas como la utilización  de testigos sin rostro entre otros.

Actualmente llevamos prolongados periodos de prisión preventiva que ya supera el año y medio de carcel, y aún no tenemos un juicio con garantías procesales mínimas, y en las cárceles ni siquiera se nos reconoce como mapuches ni como perseguidos políticos.

Esta es la situación por la que nos mantenemos en huelga de hambre. En síntesis, nuestro petitorio es el siguiente y aún el gobierno no escucha nuestras demandas.

* No a la justicia militar en causas a mapuche
* No a la aplicación de la ley Antiterrorista a los mapuche
* No a la militarización de zonas Mapuche, fin a la represión estatal
* Por la devolución de tierras ancestrales a las comunidades Mapuche
* Libertad a todos los presos políticos Mapuche Ahora

Esta vez queremos reafirmar categóricamente que  los mapuches no somos terroristas, somos luchadores sociales de nuestro Pueblo, que no aplicamos violencia política desmedida, nuestra lucha es solo defensiva y es en respuesta  a la represión con básicos ejercicios de autodefensa. Nunca hemos asesinado a nadie, al contrario, nosotros tenemos muertos de nuestra gente, niños, jóvenes y ancianos. No estamos siquiera involucrados en hechos de sangre en las causas que se nos imputan, mas bien somos perseguidos por nuestra postura política, ideológica y cultural que hace frente a procesos de inversión empresarial que son destructivo y depredatorias de tierras xxxx-ancestrales de nuestras comunidades.

Por lo anterior es que apelamos a su alta investidura y a la organización que Ud. Representa a que vea nuestra realidad, al menos ésta, desde la vista de la prisión  política y de la movilización que drásticamente estamos asumiendo.

Haga el favor de tomar conciencia de nuestra situación y haga reflexión con sus congeneres y ojala pudieran asumir algunas acciones de respaldo como

-Pedir al gobierno chileno que respete los derechos políticos y territoriales de los  mapuche.

-Se recomiende al Estado chileno no aplicar la justicia militar  ni la ley antiterrorista a Mapuches que se movilizan y luchan por defender y recuperar sus tierras.

-Exigir al gobierno a que de garantías para un debido proceso a los Mapuche.

Finalmente, se haga reconocimiento de la calidad de perseguido y preso político a los comuneros Mapuches encarcelados y a que éstos tengan una prisión mas digna en la cárcel en su condición de Mapuche y dirigente de su Pueblo.

NO ES CLEMENCIA  LO QUE SE PIDE SOLO JUSTICIA

HECTOR LLAITUL CARRILLANCA

PRESO POLITICO MAPUCHE

Estas leyendo

Carta de Héctor Llautul a Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU