Elecciones del Colegio de Profesores: La rebelión de la base

alt¿Cuáles debieran ser estas reformas refundacionales?

Mario Aguilar: Poner fin los dirigentes vitalicios, Verdugo (Democristiano), Pavez (Fuerza Social) ya llevan 28 años como dirigentes del colegio, han hecho de esto una profesión; Gajardo (Comunista) va por las mismas. A esto hay que ponerle un límite 3, 4 períodos como máximo.

Muy unido a esto, hay que transparentar los recursos financieros del gremio.

Guido Orellana: Pero además de los dineros, hay que transparentar las votaciones de los dirigentes en las asambleas nacionales, para que las bases sepan lo que votan sus dirigentes y termine esta tutela de los partidos políticos sobre la dirigencia del magisterio, ellos les ordenan como votar.

¿Y a nivel regional, se repiten estos vicios al interior del gremio?

Guido Orellana: Sin duda y se agregan otros , hay dirigentes que son sólo nominales, que no hacen el trabajo gremial, existe un profundo desgaste y se requiere con urgencia fortalecer el gremio, la única forma de hacerlo es fortaleciendo las instancias de participación democráticas de las basesalt

Esta región que marcó l
a pauta durante años en la lucha gremial, negándose hasta el final a la evaluación docente, hoy está en muy mal pie, precisamente por estos problemas organizativos y dirigenciales.

Sara Barrera: Nuestras directivas regional y nacional, simplemente no han estado a la altura de los tiempos. Los profesores sólo encuentran desorden y ambigüedad en sus dirigentes. Como gremio carecemos de una política comunicacional. Desde el gobierno y los medios de comunicación, nos acallan y silencian, se fabrican estereotipos sobre los profesores, nos denigran y crucifican ante la opinión pública, especialmente en periodo de movilización y los docentes vemos con impotencia que nuestros dirigentes no dan una respuesta comunicacional contundente, restaurando nuestra dignidad ante la comunidad. Debemos ser capaces de hacer pedagogía comunicacional. Nadie les ha explicado a los padres y apoderados por qué sus hijos no tienen las mismas oportunidades educativas que otros estudiantes chilenos, por ejemplo. Por esto es que debemos de apropiarnos de esta herramienta que el oficialismo usa contra nosotros con tanta efectividad y usarla para salvaguardar el prestigio del magisterio y ello requiere una organización moderna, entre otras cosas con política comunicacional clara.

alt¿Cuáles son las tareas que debiera abordar una nueva conducción del Colegio?

Juan Hernandez: Preocuparse por ejemplo de los profesores jubilados y las condición de pobreza en que estos se encuentran, abandonados por los sucesivos gobiernos, pero olvidados también por las sucesivas dirigencias del magisterio. Debemos alcanzar jubilaciones dignas, similares a las del INP (75% del sueldo), luchar por cambiar el abusivo sistema de AFP.

Mario Aguilar: El gremio docente debe liderar la lucha por el derecho a la educación y por dignificar a la profesión docente, hoy cualquiera habla de educación, los medios levantan como el actual gurú de la educación a un ingeniero (Mario Waissbluth, educación 2020).

Sara Barrera: En relación a la profesión docente, debemos avanzar en la disminución de alumnos por sala de clases y el aumento de las horas de planificación en relación a las horas aulas, con estándares similares a países exitosos en términos educativos.

Es fundamental recuperar la influencia del gremio en la formulación de las políticas educacionales. Los expertos en educación somos los docentes, no los políticos de turno.

Guido Orellana: Debemos exigir con firmeza el pago de las deudas que el Estado de Chile mantiene con el gremio, rechazar la evaluación docente, que en ningún caso es formativa y solo sirve para agobiar y reprimir a los profesores.

Es vital avanzar en el término de la precariedad laboral de los profesores a contrata.

Foto1: De izquierda a derecha Guido Orellana, Sara Barrera, Mario Aguilar y Juan Hernandez

Estas leyendo

Elecciones del Colegio de Profesores: La rebelión de la base