La Independencia en la Región de Concepción: Guerra Civil, Ruina y Destrucción (I Parte)

alt1  Independencia y guerra civil

Como en muchas parte de América, en Chile  la Independencia empieza como un hecho político más o menos pacífico restringido a los sectores socialmente altos y luego se radicaliza y transforma en guerra tomando en algunos casos el carácter de encarnizada guerra civil en la que se ve involucrado el conjunto de los sectores sociales De modo que los soldados del rey no son mayormente españoles, sino americanos y, en el caso chileno, en las primeras etapas, por ejemplo, en número alto, chilotes, valdivianos, peruanos y chilenos locales.

De este modo, la primera expedición ordenada por el virrey del Perú, que da comienzo a la guerra de la independencia, comandada por Pareja que desembarca en San Vicente  a fines de marzo de 1813, se había formado en Chiloé y Valdivia, la primera aportó 1.400 efectivos y la segunda 600. Si bien una parte de los chilotes se negó a cruzar el Maule para avanzar hacia Santiago, un factor que obligó a Pareja a retroceder a Chillán, otra destacó en esta a plaza fuerte que resistió hasta la llegada de la tercera expedición de agosto de 1814. Las fuerzas que defendieron Chillán estaban compuestas de 1.000 fusileros veteranos de Chiloé y Valdivia, 200 artilleros también provenientes de esas plazas y 300  reclutas de la provincia de Ñuble (1).  La segunda expedición, comandada por Gaínza, que desembarca en Arauco en enero de 1814, viene con un nuevo refuerzo de Chiloé y 200 hombres de la guarnición de Lima. Recién en la tercera expedición, comandada por Osorio y ordenada una vez que Fernando VII ha sido restablecido en el trono y que desembarca en Talcahuano en agosto de 1814, viene un contingente español  significativo, aunque siempre menor que los locales. Se trata del Regimiento Talavera, veterano de las guerras europeas, con 550 efectivos.(2)

Asimismo, entre los años 1813-14, al sur del Maule, donde se concentra la guerra, destacan como jefes de las guerrillas realistas, entre otros, Quintanilla, comerciante limeño residente en Concepción, el valdiviano Lorca y el chilote Mancilla. En el período siguiente, Ñuble entregará notorios jefes realistas, como Zapata y, en especial, los Pincheira y Benavides, con adeptos que resisten largos años.

La Región, que limita con la Araucanía independiente, posee además un ingrediente muy significativo, pues en ella  se movilizan y actúan, en ambos bandos, numerosas tribus mapuche.y pehuenche.


2. Desarrollo cronológico

2.1. 1810 – 1816:  De los cabildos a la Reconquista

El ala reformista, que aún no es claramente independentista, parece tener influencia importante en Concepción, con Martínez de Rosas y en  La Laja, con O’Higgins.. Éste, aunque nacido en Chillán , hace su carrera en la zona: como agricultor en Las Canteras, de militar como oficial de milicias (Canteras tiene una compañía  de milicianos de caballería desde 1778) y comienzos de político (alcalde de Los Ángeles y diputado por Laja al Primer Congreso de 1811)

En octubre – noviembre 1810. Las guarniciones y milicianos de todos los fuertes y de Los Ángeles reconocen a la Junta  de Gobierno.
A comienzos de 1813: los reformistas que controlan el Cabildo de Concepción establecen una Junta de Vigilancia para controlar y reprimir las actividades y conspiraciones realistas.
En marzo de 1813: se produce el desembarco de las fuerzas que vienen a restablecer el gobierno real en San Vicente, Pareja toma Concepción. Concepción, Chillan y Los Ángeles se declaran leales al rey.

En mayo de 1813 O’Higgins toma Los Ángeles y cambia las jefaturas de las milicias de toda la  Isla de la Laja
En agosto de 1813, O´Higgins marcha a sitiar Chillan. Una columna realista retoma Los Ángeles y ocupa la Isla de la  Laja. Comienza el período llamado “Reconquista”.
Comienza la política de retaliación:con la incautación o destrucción de  los bienes y propiedades, por ejemplo, la Incautación de los bienes de O¨Higgins y el saqueo y destrucción de la Hacienda Canteras.

Durante la reconquista: muchos partidarios de las reformas huyen de la región, sus bienes son incautados o destruidos. Se realizan represiones y vigilancia de sospechosos

2.2. 1817 – 1819: La Independencia al norte del Maule. Realistas evacúan el sur del Maule, comienzos de la guerra

Entre 1817 y comienzos de1818, los ahora Independentistas (patriotas, republicanos) derrotan a los partidarios del rey (realistas)y ponen fin al dominio colonial al norte del Maule. La batalla de Maipù es el punto culminante que marca la derrota militar regular definitiva de las fuerzas realistas.

Ante el avance patriota desde el norte,  los realistas evacúan en masa la Región al Sur del Maule así, por ejemplo, en Quilapalo, frente a Santa Bárbara, se establece un campamento de unas tres mil personas de toda condición y edad, incluso las monjas clarisas de Concepción.
Desde la Araucanía y los Andes, los realistas apoyados por sectores mapuche y pehuenche inician guerrillas de incursiones (tradicional forma de guerra en la Frontera) contra los patriotas: Benavides desde Arauco y Catirai (Santa Juana), Bocardo, Picó y Senociaín desde el centro y los Pincheira desde Los Andes.

El gobierno central presidido por O´Higgins concentra sus mayores recursos en la Expedición Libertadora del Perú, centro del poder y de las operaciones realistas en América y único mercado de las exportaciones de productos agrícolas y ganaderos de Chile. En Chile, Valdivia y Chiloé permanecen en manos de autoridades realistas.

La columna patriota, acompañada de numerosas partidas de milicianos e irregulares ocupa pueblos y fuertes de la Región  Ahora se aplica la retaliación contra realistas que no se han sometido al nuevo gobierno.

Los realistas desarrollan una intensa actividad en la costa de Arauco, que les permite comunicarse con el Perú, Valdivia y Chiloé y amenazar Concepción. Santa Juana y Arauco se transforman en los “santuarios” de Vicente Benavides, originario de Quirihue,  que empieza a hacerse famoso.

Los fuertes de Santa Juana, Arauco, San Pedro y Colcura cambian de mano constantemente, Lo mismo sucede con la Isla del Laja: en octubre fuerzas realistas ocupan Los Ángeles, San Carlos de Purén y Santa Bárbara, así como Tucapel, el mismo mes los destacamentos republicanos retoman estas plazas, sin embargo,  a fines de año, Los Ángeles, está nuevamente en manos realistas.

Por otra parte, los Pincheira y aliados pehuenche actúan en los contornos de Chillán.
En octubre, Ramón Freire es nombrado comandante del Ejército del Sur e intendente de Concepción.

El año 1819, comienza con la iniciativa de Freire en la Frontera: ocupa Nacimiento y obliga a los realistas a evacuar Los Ángeles. Sin embargo, Benavides retoma la iniciativa y vuelve a ocupar Santa Juana para, a continuación, entre febrero y marzo poner sitio a Los Ángeles. En abril, Benavides cruza el Bio-Bío en Talcamávida provocando el espanto en Concepción, desde donde se envían tropas. Benavides retrocede a Santa Juana,  donde atacado, retrocede a Arauco Ahí recibe refuerzos de Valdivia, mientras en Talcahuano, aliados suyos se apoderan de un barco y lo conducen a Arauco.

En Julio una partida realista se apodera de Tucapel.
En septiembre, las fuerzas realistas muestran una perfecta coordinación que les permite atacar por separado en todos los frentes e inmovilizar a  las fuerzas republicanas. De este modo, mientras el 17 un destacamento republicano retoma Tucapel, el 18 los Pincheira se apoderan de Chillán y los refuerzos del sur son combatidos o orillas del Laja Por su parte, el mismo día 18, Benavides aparece frente a Concepción para luego retroceder y dirigirse a Los Ángeles, en cuyos alrededores incauta alimentos y ganados. El 20, después de un combate en las cercanías, los Pincheira evacúan Chillán para, a los pocos días, en octubre, amenazar San Carlos de Ñuble, lo que obliga a enviar la guarnición de Chillán y dejar la ciudad indefensa, que, sin embargo, no es nuevamente tomada.

A mediados de noviembre, mientras un destacamento de Benavides cruza el Bio-Bío y aparece en Hualqui a pasos de Concepción, lo que obliga a enviar tropas a su encuentro, Benavides retoma Santa Juana. El 6 de diciembre, Freire  vuelve a ocupar Santa Juana y Benavides, vuelve a retroceder a Arauco para aparecer a fines de mes frente a Concepción poniendo sitio al fortín de San Pedro-

2.3. 1820: Gran y efímero triunfo militar realista. Fracaso político para dominar y gobernar la Región

1820 es un año de guerra activa y cruenta y, sin duda, el año más aciago para las fuerzas independentistas en la Región. Las fuerzas realistas logran ocupar y destruir todos los pueblos y fuertes desde Itata al Bio-Bío, como si se hubiera vuelto al siglo XVI en la Región.

El año parecía empezar bien para las fuerzas republicanas. Así, el 4 de enero es rechazado un ataque de los Pincheira y sus aliados sobre San Carlos de Ñuble y el 5 de febrero Cochrane ocupa Valdivia con lo que sólo Chiloé permanece bajo autoridad realista en Chile. En marzo, como en los tiempos de la Guerra de Arauco, el jefe militar de la Alta Frontera, Alcázar, inicia una campaña al interior de la Araucanía para atacar la retaguardia de los realistas que; mientras las fuerzas de Freire cruzan el Bio-Bío y vuelven a ocupar Santa Juana y Colcura. Sin embargo, en corto tiempo la campaña de Alcázar fracasa y el mismo mes debe retroceder a San Carlos de Purén.

De ahí en adelante la iniciativa está en manos de los realistas que dominan el campo y tienen comunicación por mar  mientras sus enemigos se ven inmovilizados en los fortines y pueblos.

El 30 de abril, Rere se ve atacado por un destacamento al mando de su antiguo párroco Ferrebú que, rechazado, retrocede al sur, mientras Benavides el 2 de mayo cruza el Bio-Bío, ataca Talcahuano y luego retorna a Arauco. En junio,  recibe refuerzos de Chiloé y del virrey del Perú quien además le otorga el  nombramiento de coronel del rey.

A diferencia de otros años y de la tradición de la Guerra de Arauco, la actividad prosigue en el invierno. Así, de junio a agosto,  las partidas realistas desarrollan intensa actividad produciéndose numerosos encuentros cerca de Chillán y Los Ángeles, mientras los Pincheira y sus aliados se muestran muy activos en todo Ñuble.

En la primavera, se desarrolla una ofensiva realista perfectamente sincronizada en todos los frentes.

El 18 de septiembre, un importante destacamento realista al mando de Picó atraviesa el Bio-Bío cerca de San Rosendo y el 19 toma e incendia Yumbel, realizando numerosos fusilamientos de vecinos y soldados de la guarnición. Ante el avance de un fuerte contingente independentista desde el norte, el 23 tras un encuentro, evacúa Yumbel y se retira hacia el Laja. En el camino va recibiendo numerosos refuerzos. En el Pangal del Laja presenta batalla a sus perseguidores y los aniquila, causándoles más de 300 bajas entre muertos en combate y ejecutados.

El 25 se reúnen las poderosas fuerzas de Picó y Benavides, unos 6.000 efectivos.
Al recibir esas noticias y ver la amenaza que representa, Alcázar procede el 25 a evacuar Los Ángeles con parte de su  población (300 familias) y guarnición (400 soldados) dirigiéndose al norte. En el vado de Tarpellanca, Laja, tras dos días de batalla y su rendición, Alcázar y gran parte de los evacuados son muertos o hechos prisioneros. El cacique Mañil saquea e incendia la abandonada Los Ángeles.

El 30 Benavides toma Hualqui, gran parte de la población y toda la guarnición abandonan Concepción. Freire se atrinchera en Talcahuano
El 2 de octubre Benavides ocupa Concepción y establece un gobierno a nombre del rey, dictando varios bandos (3)
El 3 de octubre es evacuado Chillán y su guarnición se dirige a San Carlos de Ñuble pero, debido a la gran deserción que sufre, debe dirigirse a Parral, donde recibe refuerzos de Quirihue.

El 6 fuerzas de los Pincheira toman Chillán y San Carlos de Ñuble. Mientras de un escuadrón de 200 lanceros enviados desde Santiago, desertan 150 entre Talca y Linares.
El 12 Benavides recibe refuerzos desde el Perú en una fragata que viene además a buscar trigo.

A mediados de mes los republicanos retoman San Carlos de Ñuble y Chillán, ésta especialmente es saqueada, quemada y destruida antes de ser evacuada por las fuerzas realistas.

El gobierno central ve amenazado el históricamente sagrado límite del Maule, o sea, el límite sur de la Región de Santiago y a fines de mes forma el Segundo Cuerpo de Ejército del Sur al mando del coronel de artillería Joaquín Prieto, cuya primera tarea es situarse al norte del Maule y defender el límite. Al sur del Maule la política del gobierno central es formar partidas que actúen con motivaciones políticas pero también incentivas por el saqueo, al igual que las partidas realistas. (4)

El 25 y 27 de noviembre Freire derrota a Benavides y retoma Concepción que antes de ser abandonada será saqueada, quemada y destruida.

El 12 de diciembre Prieto, que cuestiona la política de formar partidas incentivadas por el saqueo5, llega a Chillán. Mientras en la Frontera Picó, aplica la política de tierra arrasada y destruye los fuertes de San Pedro, Talcamávida y Nacimiento, invade la Isla del Laja y saquea y destruye San Carlos de Purén, Santa Bárbara, Tucapel y los restos de Los Ángeles.

Citas
1.- Barros, D.: “Historia General …” / T IX, p.120. Alabanzas y agradecimientos para el cometido de estas fuerzas ver en: Anexo La Independencia guerra civil Documento1) “Sentimientos de las señoras realistas a las Tropas de la Nación Española.

2.- Barros, D. op.cit. p.125

3.- Ver anexo B:Documentos de Benavides Bandos de Benavides durante la ocupación de Concepción, 1820
Bando 1: amnistía, entrega de bienes de insurgente y armas
Bando 2: sobre abusos provenientes de sus filas

4.- Ver Anexo: C.- Documentos de las autoridades republicanas
Instrucciones al cdte. Pedro Arriagada, nombrado jefe de guerrillas al sur del Maule , 1820

* los anexos serán publicados en la web con la última parte del trabajo

Fotografía: Estatua de Juan Martínez de Rosas, vecino de Concepción líder de la primera fase del proceso independentista en Chile, ubicada en el Parque Ecuador de Concepción, fue repuesta en su sitio pero solo ha sido parcialmente restaurada luego de su destrucción tras el terremoto del 27 de febrero, aún no se le repone su brazo derecho.

Estas leyendo

La Independencia en la Región de Concepción: Guerra Civil, Ruina y Destrucción (I Parte)