Los trabajadores mineros ahora luchan juntos

altCristian Arancibia Valencia es presidente de la Federación Minera de Chile. Fue elegido  en mayo de 2010 con un programa de renovación de la organización para darle independencia respecto de las compañías mineras y de los partidos políticos tradicionales.

La Federación cuenta con 10.500 asociados pertenecientes a 21 sindicatos de empresas mineras privadas del país, con aproximadamente un 68 % de incidencia en la producción minera general. La semana pasada, Arancibia encabezó una delegación de 70 dirigentes del sector que fueron a entrevistarse con el gobierno y el Legislativo a propósito de la tragedia de la mina San José.

¿Cuál es tu lectura de lo ocurrido en la mina San José?

“Es un hecho que  se habría podido evitar. Si el Estado, mediante sus órganos fiscalizadores, y la empresa, hubieran escuchado a los trabajadores que solicitaban fiscalizaciones, deberían haber actuado evitando lo que vendría. Fue por falta de compromiso para invertir en la seguridad de sus trabajadores.”

¿Cómo surge la confluencia de diversas organizaciones y dirigentes mineros?

“Lo pasado en Copiapó remece a toda la sociedad chilena y en especial al sector minero, ya que los temas de seguridad y salud en el trabajo no son nuevos. La Federación Minera de Chile desde hace dos años está poniendo estos temas sobre la mesa, pero solos.Desde hace algún tiempo en el sector minero se escuchan llamados a terminar con la atomización del movimiento sindical, pero nadie hace nada, así es que nosotros decidimos actuar. Fue así que en nuestra Federación comenzó una relación más estrecha con los trabajadores contratistas y con los de la mediana y pequeña minería, y especialmente con los trabajadores de Codelco. El lamentable accidente de los 33 compañeros de Copiapó, la muertes del trabajador en Minera los Pelambres  y del chofer en la bajada de Minera Collahuasi y, sobre todo, el horrible fallecimiento de 6 trabajadores de SQM en una explosión, nos obliga a agilizar todas las acciones unitarias. Según nuestro análisis, apremia la necesidad de unir a todo el sector minero para que no prosiga el atropello de nuestros derechos y se perfeccione la seguridad en las faenas, y a la vez, enfrentemos procesos de movilización para que de una vez por todas  se modifiquen las leyes laborales de nuestro país.”

¿Qué organizaciones están representadas?

“Hoy nuestra Federación Minera de Chile representa a más del 85% del sector privado de los trabajadores de planta, pero a la vez creemos que nuestras ideas son asumidas por los más de 40 mil trabajadores subcontratados distribuidos en diferentes sindicatos y federaciones.”

¿La confluencia es sólo coyuntural o tiene un horizonte de más largo plazo?

“Los sindicatos adolecemos de trabajar mucho en el corto plazo, pero hoy la conducción de la Federación plantea nuevas estrategias para desarrollar plataformas que se irán cumpliendo en el corto, mediano y largo plazo.”

¿En qué consistieron las reuniones con el Ejecutivo y el Congreso?

“Nuestros viajes a Santiago y Valparaíso tenían como finalidad dar a conocer nuestros planteamientos y lo cumplimos. Nos recibió el ministro de Minería en las puertas de La Moneda donde le entregamos nuestro manifiesto y una carta solicitando una reunión de carácter urgente con el Presidente de la República para que nos responda personalmente, porque creemos que no sólo los empresarios pueden entrar al palacio presidencial, sino que también los trabajadores. La cantidad de muertos en nuestro sector, sólo en estos últimos 35 días, ya sobrepasa los ocho, más los 33 atrapados, todo por falta de seguridad y fiscalizaciones. También solicitamos participación en las discusiones que hoy se generan en el país con relación a la comisión de seguridad y el proyecto de ley sobre royalty, donde “casualmente” nuevamente la participación de los trabajadores es cero y precisamente somos nosotros los que extraemos el material del subsuelo y arriesgamos nuestra vida día a día.

Estos mismos argumentos los planteamos en el Congreso Nacional, tanto en las reuniones con la presidenta de la Cámara de Diputados como con el presidente del Senado. Al menos nos escucharon y esperamos que en el legislativo nos incluyan en la comisión investigadora del accidente de Minera San Esteban. También esperamos que nos dejen presentar nuestras ideas en las comisiones de salud, trabajo y minería y  se nos incluya en la comisión de seguridad planteada por el Ejecutivo. Nuestras acciones a seguir dependerán de las respuestas que se nos entreguen a este enorme grupo de mineros que exige seguridad, salud y participación en los destinos de los trabajadores del país, ya que estamos dispuestos a movilizarnos por nuestros derechos y para que hayan cambios en la sociedad chilena que beneficien al pueblo, que se encuentra harto postergado desde 1973.”

Estas leyendo

Los trabajadores mineros ahora luchan juntos