Poderes fácticos se concertan contra ENAP. Entrevista a Jorge Matute

altLa Empresa Nacional de Petróleo (ENAP) hoy está en la mira de los grupos económicos y transnacionales; una campaña de desprestigio se ha lanzado contra le empresa, por parte de medios de comunicación ligados al poder económico, campaña avalada por ministros del nuevo gobierno, además del propio Piñera.
Cómo ven los trabajadores el actual escenario, es la pregunta que RESUMEN formuló a Jorge Matute, presidente de la Federación de Trabajadores del Petróleo.

¿Cuál es la situación de ENAP actualmente?

Enap vive hoy una situación compleja en términos financieros y de mercado. Como todos saben, Chile no cuenta con grandes yacimientos petroleros, y la mayor parte del combustible que se refina en nuestro país es importado (95%), de los vaivenes de precios en el valor internacional del combustible, entre otras cosas se genera esta crisis financiera de la empresa el año 2008. Hay que señalar, además, que ENAP debido a la ley que rige a las empresas Estatales, está obligada a endeudarse para invertir en proyectos, ya que no puede hacer uso de sus propias utilidades, al igual que CODELCO.
Contradictoriamente en este país, donde las transnacionales mineras prácticamente no pagan impuestos, ENAP debe pagar además del 17% de impuestos, una sobrecarga del 45% y un royalty del 15% adicional de los impuestos anteriores.

¿Leyes de la dictadura?

JM: efectivamente, leyes que tuvieron y tienen aún por objetivo ahogar a las empresas estatales, para justificar su posterior privatización.

¿Y cuáles serían los problemas de mercado?

JM: ENAP no posee distribución propia y está obligada a vender a precios de mercado a empresas que son sus propias competidoras, ya que las grandes distribuidoras pueden importar combustibles libremente desde el extranjero y prescindir de ENAP, son ellas las que hoy controlan el negocio de los combustibles en Chile y fijan a su arbitrio los precios. Específicamente, COPEC que controla el 65% de la distribución en el país, es ejemplo de concentración en un área estratégica única en el mundo, y que podría subir hasta el 75% si llega a comprar TERPEL.

¿Según lo que nos dice, son COPEC y las distribuidoras las responsables de los valores del combustible?

JM: Efectivamente, es este cartel de distribuidoras el que determina esto y eso se ve cada jueves cuando debe bajar o subir el combustible, ENAP fija la barrera y se aplica de inmediato y en su totalidad si es un alza, pero se retarda y se aplica en forma parcial si es una baja.

¿Y el gobierno puede tomar medidas, bajar el precio del combustible, como forma de reactivar la producción en la zona más afectada por el terremoto?

JM: Si, lo podría hacer, de hecho en Magallanes el gas natural se vende a un valor mucho menor que el precio internacional, por motivos de política país y hacer soberanía. Sin embargo, si aplicáramos esta política en el caso del petróleo y la bencina, no necesariamente esto se cumpliría en la práctica, pues son las distribuidoras las que ponen, libremente, el valor final del producto. Es un mercado totalmente desregulado.

¿O sea que el combustible sea más caro en Concepción es sólo una decisión antojadiza de las grandes compañías que manejan la distribución?

JM: Efectivamente, ENAP fija precios similares en sus dos plantas Aconcagua y Bío Bío, para entregar a las distribuidoras, pero son ellas las que definen el precio final de venta y efectivamente, en Concepción, es mayor no tan sólo que Santiago, sino que ciudades cercanas como Los Ángeles y Chillán, teniendo acá la principal refinería.

¿Cuál fue el motivo para que el combustible bajara en Santiago y subiera en provincias?

JM: En Santiago se utilizan combustibles especiales, por el tema medioambiental, ENAP tenía 150 mil metros cúbicos de aquel combustible, el cual tenía que bajar su valor debido a que Copec, en concreto, amenazó con realizar una importación directa desde el extranjero y eso le significaba a ENAP recolocar ese combustible, a costos altísimos en términos económicos.

¿Qué importancia tiene el petróleo hoy en la matriz energética nacional?

JM: 45% de la matriz energética continúa siendo el petróleo, más que cualquier otro, ya sea electricidad o el carbón. El petróleo sigue siendo la principal fuente de energía para Chile, la privatización de ENAP es una amenaza directa a la soberanía energética del país.

¿Cuáles son las disposiciones del nuevo gobierno en relación a ENAP?

JM: En el pendrive (lápiz de memoria) que le entregó Piñera a los ministros de energía y minería, estaban claras sus tareas respecto a ENAP: cambio del gobierno corporativo y la inclusión de capital privado.

¿Y la posición de los trabajadores al respecto?

JM: Cambios al gobierno corporativo se debieran hacer, no puede ser que estén presentes en el directorio de ENAP sus propios competidores: entidades empresariales como la Sociedad de Fomento Fabril (SOFOFA) y Sociedad Nacional de Minería (SONAMI). Aunque los cambios que proponga Piñera pueden apuntar a otra parte, por ejemplo que ENAP siga presidida por el ministro de Minería y no por Energía, como dictaminó contraloría el año 2009.
Con respecto a la privatización, eso no se discute, ENAP debe seguir siendo 100% Estatal.

Sin embargo también está usted en representación de los trabajadores, ¿eso también podría cambiar?

JM: Sin duda les gustaría hacerlo, pero no están en condiciones hoy de hacerlo, ganarse un conflicto extra, es un derecho que conquistaron los trabajadores el año 1970, cuando el presidente Allende entregó uno de los cupos de CORFO en el directorio a los trabajadores. Eso se suspendió en dictadura, pero lo retomó la concertación.

¿Hacia dónde debería ir ENAP según los trabajadores?

JM: Hacia una empresa de Energía, ya no solo petrolera, que lidere la implantación de energías sustentables, eso es una visión de estado, de país. Necesitamos, además, que ENAP sea una empresa integrada, que abarque desde la exploración hasta la distribución, introducir competencia a las distribuidoras que hoy imponen los precios. ENAP necesita además un cambio a la ley, que le permita invertir sus utilidades. Hoy ENAP paga, sólo en intereses, 180 millones de dólares mensuales por estos empréstitos, que está obligada a tomar para invertir. Se debe hacer un cambio a la ley para que ENAP pueda invertir en energías sustentables y limpias.

¿Cómo se ve la situación laboral en ENAP?

JM: Con bastante incertidumbre, hoy se habla de recortes laborales en Magallanes y Santiago, ya se están despidiendo trabajadores subcontratados. Sin duda, la derecha intentará recortar los derechos de los trabajadores, cuestión que deberemos enfrentar.

Estas leyendo

Poderes fácticos se concertan contra ENAP. Entrevista a Jorge Matute