Amenzado para bajarse de la huelga: Waikilaf Cadin

altTras las positivos dividendos que el gobierno ha sacado de la huelga de hambre con el acuerdo con algunos presos, con el pasar de las horas se están dejando ver una serie engaños y amenazas en un intento desesperado por el Gobierno para bajar el perfil y terminar con la traba que le genera que muchos de los huelguistas no cayeran en su trampa.

Uno de los antecedentes declarados por el gobierno a la prensa fue que Waikilaf Cadin Calfunao había depuesto la huelga. De hecho salió como uno más de los huelguistas firmantes – por miedo y bajo presión — pero en los hechos su huelga sigue.

Waikilaf Cadin, hijo de la lonko Juana Calfunao, no se ha bajado de la huelga de hambre de 86 días que hasta el día de hoy y en forma indefinida realizan presos políticos en la cárcel de Angol.

Al peñi lo tienen aislado del resto de los huelguistas debido al mal estado de salud y de deterioro en el que se encuentra, donde además como una forma de presión, denunció que el Gobierno le dio 24 horas para que depusiera la huelga bajo la clara amenaza de quitarle todas las regalías, incluida la libertad condicional de su madre.

Además, lo habrían amenazado con “cargarle nuevos atentados y sumarle nuevos casos a su proceso”, todo esto en medio de constantes altercados con el teniente, rodeado en su habitación por 7 guardias.

Allí lo mantienen dopado y sin administración de suero, desorientado y muy asustado de lo que le puedan hacer: “el teniente me tiene amenazado, que si no me bajo en 24 horas me quitarán todo y quizás qué me van a hacer” ya que el teniente a cargo y como tortura psicológica le cuenta los minutos que le quedan para deponer su huelga.

En el Hospital de Victoria se encuentran también internados los peñi Felipe Huenchullán, Camilo Tori, Victor Hugo Queipul, Carlos Huaiquillan y Alex Curipan.

Fuente: PuenteSur-Chile

Estas leyendo

Amenzado para bajarse de la huelga: Waikilaf Cadin