Blocks and Cutstock: Empieza la huelga y cierran la fábrica

altAnte nula respuesta a sus demandas, trabajadores en huelga de la empresa maderera Blocks and Cutstock S.A, que bloquearon con barricadas la ruta 160, el miércoles 13 de octubre, continúan en Huelga.

Los 76 trabajadores sindicalizados iniciaron la huelga legal el día 5 de octubre. Cansados del abuso laboral por parte de su empleador. Somos trabajadores no esclavos, señala una de sus pancartas, y es que los trabajadores denuncian una serie de irregularidades que van mucho más allá de sus miserables remuneraciones, que en muchos casos no supera el sueldo mínimo.

“Nuestros salarios son de hambre y aún así debemos costearnos el transporte y la mitad de la colación, las condiciones de trabajo son indignas”, dijo a Resumen,el presidente del sindicato Juann Rivas. Otro trabajador agrega que “los baños son insalubres, nosotros hemos debido repararlos  y pintarlos y los accidentes laborales demasiado frecuentes”.

Consultados si han tendido otra huelga anteriormente señalan que nunca, y que de hecho cuentan con sindicato sólo desde el terremoto, ya que el dueño de la empresa quiso declararse en situación de catástrofe para despedir a todos los trabajadores y el formar un sindicato era la única manera de brindarse alguna cobertura. “Nunca habíamos podido constituir un sindicato, ya que el patrón o compraba o despedía a los dirigentes” nos comenta el tesorero del sindicato quien agrega que muchos compañeros de trabajo han sido amenazados para que se retiren del sindicato.

Las demandas de los trabajadores son mínimas y se reducen un aumento salarial en un 5% del sueldo base, y un bono de $10.000 para ayudantes que ganan en el sueldo mínimo, un bono de colación y de movilización. Todo esto suma $1.429.000, lo que representa una cantidad mínima, en comparación con las ganancias que tiene la empresa, que no tiene ninguna disposición a negociar. De hecho, al iniciar la huelga, su gerente Miguel Ángel Fuentes declaró el cierre de la empresa por un mes, cuestión que afectó a sindicalizados y no sindicalizados, dejándolos en la completa incertidumbre.

El señor Fuentes ha preferido pagar multas a la inspección del trabajo, comprar costosos pedidos a otras empresas para cubrir sus compromisos de venta, pero no dar lugar al pedido de los trabajadores.

Las nueve mujeres que trabajan en la empresa denuncian ser sometidas a maltrato verbal, por parte de supervisores, además de ser obligadas a realizar trabajos forzados.

Estas leyendo

Blocks and Cutstock: Empieza la huelga y cierran la fábrica