En Tomé

Coliumanos esperan su nuevo renacer

altA 10 kilómetros de Tomé se encuentra Coliumo, caleta de pescadores artesanales, fue una de las localidades afectadas por el terremoto y maremoto, destruyéndose casi la totalidad de las viviendas asentadas en el borde costero además de las embarcaciones de los pescadores artesanales.

A 7 meses de este hecho, conversamos con los vecinos del campamento Nuevo Renacer de Caleta del Medio quienes nos comentaron su situación actual tanto habitacional como laboral.

Leonardo Olate, presidente de los pescadores artesanales de Coliumo Purema nos comentó que la mayoría de los pescadores, a causa del terremoto y maremoto, perdieron todos sus medios para ejercer su trabajo: embarcaciones e instrumentos para pescar. Esto en la actualidad se mantiene. Nos dice que es poco el avance de su situación laboral, pues la mayoría de los pescadores no han podido trabajar, comenta que el programa Volvamos a la Mar a sido muy lento, un ejemplo es que de los 50 socios que tiene el sindicato solo a 1 le ha llegado una embarcación.

Nos señala además que han tenido múltiples conversaciones con el gobierno, el que les ha prometido recursos y botes, pero aun no sucede nada, nos señala que ellos quieren respuestas concretas, no puras promesas y esperamos que las palabras se cumplan y que venga el tan vociferado cambio que proclamó Piñera.

Asimismo, conversamos con Elisa Sanhueza, presidenta del campamento Nuevo Renacer, quien nos comenta que ellos no fueron erradicados, sino que por su parte buscaron un lugar que cumpliera con  sus expectativas: que quedara cerca de la zona de pesca. En estos momentos están ubicados en un terreno, el cual deber ser comprado por los propios vecinos a 28 millones de pesos, dinero que debe juntarse para abril del 2011, por lo que están enfocados en juntar este dinero y es por esto que organizarán un pescado frito dentro de estas semanas.

Una vecina del sector nos dice que ella debe vivir junto a su marido y sus hijos con una pensión de 75 mil pesos, la cual no les alcanza para cubrir sus necesidades, situación que se replica en varias familias, pues la mayoría de los trabajadores se encuentran desempleados; continúa contándonos que ella aun está esperando las promesas de el presidente de poner agua y alcantarillado, y en relación a la Municipalidad nos dice que ni siquiera se a pronunciado si los ayudará a comprar el terreno. Además nos manifiesta que la mayoría de los vecinos se han debido endeudar para poder ampliar sus mediaguas, pues en éstas no alcanza una familia, además para comprar sus redes para pescar, cuando se puede.

Finalmente en relación a qué pasará con los terrenos ubicados en el borde costero que son propiedad de algunos vecinos, solo se sabe que la abogada de la Municipalidad les dijo que debían vender sus terrenos al municipio, para qué no se sabe, nos dice una vecina.

Estas leyendo

Coliumanos esperan su nuevo renacer