Rescate de los mineros: Los responsables de la tragedia hoy pretenden lucrar con ella

altSi alguien dice que yo sueño
cuentos de ponderación,
digo que esto pasa en Chuqui
pero en Santa Juana es peor,
el minero ya no sabe
lo que vale su sudor,
y arriba quemando el sol.
Violeta Parra

A llegado el final del turno más largo que jamás ha conocido la historia de la minería, ayer en la noche Luis Urzua se lo entrego a Piñera,  señalandole que esto no puede volver a ocurrir.  En estos 70 días quedó de manifiesto la hermandad de los mineros frente a las tragedias, tal cual ocurría en la minería del carbón, en nuestra zona. 

Voluntariamente se redoblaban turnos y se arriesgaba incluso la vida en las tareas de rescate de los compañeros. Ayer, tras más de 25 horas de trabajo ininterrumpida Manuel González, primer rescatista en entrar y ultimo en salir, le dijo a Piñera, lo mismo que le dijo Urzúa “esto no puede volver a suceder, que las cosas en la mineria en Chile se hagan de forma diferente” y le recordó otra verdad “yo trabajo en una empresa como Codelco (Minera Estatal) donde las cosas se hacen bien, y espero que en la pequeña minería se legisle y las cosas se hagan como corresponden, esa es mi reflexión sobre esto”.

Fueron ellos los mineros de Chile, que con su trabajo producen el sueldo de Chile, los que ayer cumplieron una jornada digna de admiración y respeto, una verdadera proeza.  Sin embargo los grandes medios trataron de invisibilizar esto, así como el problema que origino la tragedia.  Por esta razón un familiar de Luis Urzua dio declaraciones contundentes: “los patrones son como las ratas” y denunció las condiciones de explotación de los trabajadores en Chile.

Los buitres: oportunistas frente a la tragedia

Los dueños de poder y la riqueza, los verdaderos causantes de las tragedias de los trabajadores, trataron, desde un inicio cobrar protagonismo y revertir la situación, con su mejor arma: los grandes medios de comunicación, instalaron el discurso ideológico del poder, exaltando la fe religiosa y el patriotismo chovinista.  La operación fue llamada por las autoridades “San Lorenzo” y fue constante las declaraciones de “gracias  a dios”, “la mano de dios” y “milagro”.

Paralelo a ello se instalaban banderas chilenas por doquier y se cantaba el himno nacional a cada momento y en cada lugar.  Se instaló el discurso de los “33” como “héroes nacionales”, instalando un fervor patriotero.

Para los grandes medios de comunicación mundiales, que ya han firmado exclusivas a cambio de testimonios de los mineros, así como para la industria del cine que ya tiene dos proyectos en marcha, uno en Chile y otro en Hollywood, la mina San José es una mina de dinero.

Ser minero siempre ha sido en nuestro país un trabajo duro, como lo señalaba en las décimas con que iniciamos el articulo Violeta Parra.  Ojalá que tras la alegría y la euforia del presente, no sean olvidados como siempre. Y para siempre.

Estas leyendo

Rescate de los mineros: Los responsables de la tragedia hoy pretenden lucrar con ella