Chao Chile

Chao Chile

Los fachos se han apoderado del fútbol chileno. Hace años comenzaron a llegar como pirañas a los clubes nacionales, sobre todo los más rentables. Pirañas y Piñeras (que al fin y al cabo es lo mismo) se adueñaron de los más importantes. Pero eso no les bastó. Querían echar mano a todo el fútbol y ahora lo consiguieron. En la reciente elección de directorio de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) la facción liderada por los tres clubes grandes del fútbol nacional, representados por el dirigente de la Unión Española, Jorge Segovia, han derrotado la lista de continuidad representada por Harold Mayne-Nicholls.

El fútbol chileno había logrado en los últimos tres o cuatro años salir de la situación desastrosa en que lo tenían sumido administraciones anteriores y paupérrimos desempeños deportivos en el ámbito internacional. La gestión de Harold Mayne-Nicholls en la ANFP y la dirección técnica de Marcelo Bielsa en la selección nacional pudieron revertir este panorama. Pero esta primavera que nos hizo creer en una mejoría permanente ha llegado a su fin. Mayne-Nicholls ha perdido la elección, Bielsa deja vacío el banco de la selección, y quedamos a las puertas de lo de siempre.

Sin embargo, no es para sorprenderse, todo esto era previsible. La gestión de la ANFP y los éxitos deportivos de la selección, bajo la conducción de Bielsa, se tradujeron en un aumento sustantivo de los ingresos y de las arcas de la ANFP. El producto selección nacional de fútbol genera ingresos diversos y cuantiosos en premios, sponsors, publicidad, recaudaciones de asistencia de público, ganancias del canal del fútbol, etc. Sumado a los ingresos habituales, se traduce en mucha plata. Plata que estaba disponible para inversiones deportivas de largo plazo y solo un margen de los excedentes disponible para distribuir por partes iguales entre los clubes integrantes de la ANFP. Este dinero es la causa de la oposición a Mayne-Nicholls. Esta plata, los empresarios que controlan los clubes más poderosos del país, la quieren para ellos, la quieren para sus arcas, y nada de partes iguales; y el modo de lograrlo era desasiéndose de Mayne-Nicholls y, de paso, desasiéndose del molestoso Bielsa.

Porque no es solo por las platas. Puede decirse que junto con la clasificación al mundial y los preparativos del  viaje a Sudáfrica, tanto Mayne-Nicholls como Bielsa fijaron su fecha de despido. Los empresarios no le perdonan a estos personajes que no tuvieran una actitud sumisa y complaciente con el gerente general que había sido elegido presidente. A la manifiesta incomodidad y desagrado que le provocaban a Bielsa las obligadas asistencias a ritos festinados ante Piñera, se suma el desaire de que Mayne-Nicholls no haya invitado a Piñera a Sudáfica; peor aun, invitó a Bachelet. Fácil es ahora entender que al gerente general esto le debe haber resultado un insulto insoportable.

Y como el gerente general, Piñera, es dueño de Colo Colo, desde este club empezó la campaña para deshacerse de Mayne-Nicholls y Bielsa. No era tan difícil, después de todo. Aquí poco importa lo que piense la gran mayoría del público o del mundo futbolero. Aquí lo que prima son los intereses y los afanes de los poderosos dueños de los clubes, dueños de los medios de prensa, dueños de todo, porque (¡o curiosidad!) ellos son los únicos que votan para elegir al directorio de la ANFP. Comprar unos cuantos votos no les iba a costar demasiado, imponer unos cuantos silencios les iba a costar menos, imponer su santa voluntad les cuesta nada.

Menos mal que Bielsa es un tipo decente. Antes de la elección fijó su postura (y no después como lo habría hecho cualquier oportunista). Respaldó la gestión de Mayne-Nicholls y repudió las pretensiones de Segovia y sus mandantes. Bielsa dijo que no trabajaría con fascistas y gente que trataba a los jugadores como esclavos. Tiene toda la razón en irse. Chao Chile.

Se termina un ciclo. Para el hincha del fútbol se acaba la ilusión de logros mayores con la selección. Sin duda volveremos a la chabacanería y la mediocridad, volverán los negociados y chanchullos de siempre. El dinero existente no durará mucho en las arcas de la ANFP y pronto ya nadie se acordará del asunto y a nadie tampoco le importará nada. Esa es la ventaja con que siempre cuentan los fachos y los poderosos para realizar sus felonías.

Se va Mayne-Nicholls desde la ANFP. Se va Bielsa desde la selección. Se acaba la expectativa que el mundo futbolero se había forjado. Pero no importa, vendrán tiempos peores.
Chao Copa América.
Chao Mundial de Brasil 2014.
Chao Chile.

Estas leyendo

Chao Chile