Hualquinos exigen claridad ante posible relocalización

altHace unas semanas atrás, se conoció el informe del estudio de suelo elaborado por Terrasonda, encargado por la Municipalidad de Hualqui ante las constantes presiones de los vecinos afectados. Este estudio de suelo recomienda relocalizar a las poblaciones El Águila, Entre Ríos, América uno y dos porque según sus resultados, en el asentamiento se ha producido un desplazamiento general que no puede ser subsanado con mejoramiento de suelo; el Serviu, por su parte, desconoce este estudio y dijo que realizará un nuevo estudio de suelo; los vecinos nos afirman que temen que de tantos estudios que se han realizado no se resuelva nada.

Conversamos con Rosa Veloso, vecina de la población El Águila. Ella nos dice que su casa está con decreto de demolición junto a 6 vecinos más. Su vivienda tiene una grieta que traspasa desde la entrada hasta el patio y el suelo donde ésta está asentada colapsó, es decir se hundió. Pero la vecina, pese al riesgo que corre junto a su familia, continúa en su casa, pues no tiene otra alternativa. Asimismo, nos señala que se encuentra desorientada porque aún a 7 meses del terremoto, no sabe qué pasará con ellos, pues ni el gobierno, ni el municipio se ha manifestado ante el informe entregado recientemente; pero increíblemente los vecinos deben continuar pagando el dividendo. Es más, los 6 meses que los vecinos pudieron postergar, ahora deben pagarlos en 148 cuotas. Al preguntarle a Rosa por la respuesta de la aseguradora Valdivieso, ella nos dice que aún no le responde ni a ella ni a los vecinos.

Una vecina de esta misma población nos cuenta que estas casas están asentadas en un relleno de aserrín y que el terremoto solo develó lo inminente, pues el terreno constantemente cedía. Ella recuerda  que cuando la constructora Socovil comenzó la construcción de las viviendas, ellos como Junta de Vecinos, enviaron una carta al jefe de obras municipales de ese tiempo, Carlos Beltrán. En dicha carta, insistían en que para construir en ese lugar se debería canalizar el canal, rellenar nuevamente los terrenos y construir un muro de contención, pero el jefe de Obras no los escuchó y permitió la construcción de más de las viviendas programadas en primera instancia. Para ella y sus vecinos está desconsideración, fue un gran error.

Los vecinos de esta población exigen primero, conocer qué pasa en su población y ser parte de la toma de decisiones con respecto a su territorio. Además, los vecinos afectados declaran que encuentran inaudito que deban pagar el dividendo de casas que están decretadas como inhabitables, es por esto que exigen, igualmente, la condonación de la deuda.

Si en la reunión fijada para dos semanas más no se les explica  claramente qué sucederá con las poblaciones,  ya no irán solo ellas, sino que las  248 familias de la población.

Las vecinas, finalmente, critican esta política donde se les trata como ignorantes y no se les hace partícipes de las decisiones de su territorio, y hacen un llamado al municipio en el cual se le exige que él no es un ente autónomo, sino que debe responder a los intereses de la gente de Hualqui.

Población América uno: Nadie nos asegura nada
Una vecina nos comenta las constantes contradicciones, primero les dicen que sus casas están bien, luego aparece este informe de Terrasonda que plantea que todo el sector debe ser erradicado y hace unos pocos días les llegó una carta del Ministerio de Vivienda que dice que deben postular al subsidio de reparación; todo esto es incomprensible para los vecinos.

En estos momentos, nos dicen, sus casas tienen otros problemas extras como por ejemplo que se les están tapando los baños y las casas tienen más grietas.

Entre Ríos: en el olvido
En esta población hay 4 familias damnificadas. Una vecina nos comenta que la municipalidad y representantes del gobierno solo aparecieron por la población los primeros días después del terremoto y les dijeron que vendrían a estudiar los daños de las casas y del suelo, hasta el momento no se han manifestado.

La vecina nos comenta que ella hace dos meses volvió a su casa que se encuentra sin luz ni agua y con los alcantarillados colapsados, con los desechos a la vista, lo que produce una hediondez insoportable; asimismo nos dice que sus vecinos no han corrido mejor suerte, pues una vecina que debió albergarse en la Junta de vecinos volvió a su casa y la rellenó con tierra, pues no soportaba el frío.

Estas leyendo

Hualquinos exigen claridad ante posible relocalización