Pesca Industrial: Criminales en el Timón

altLa situación de nuestros recursos marinos es terminal. Recientemente se confirmó la ausencia de jurel en conserva en los supermercados de la región. De continuar la explotación irracional que hacen de ellos las industrias pesqueras, su extinción será inminente. El jurel, la sardina, la anchoveta y la merluza son moribundos símbolos de este crimen, mientras sus autores son los que dictan las leyes que, cuando quieren, respetan.

Con la Ley de Pesca del 2001, se pusieron Límites Máximos de Captura por Armador, osea, por dueño de embarcación. Se dividieron las cuotas entre industriales y artesanales, que quedaron con cantidades ínfimas de pesca.

Mediante esta ley, se puso fin a la explotación plena de los recursos pesqueros, que dio lugar a una pesca indiscriminada que en 1995 alcanzó las 4.4 millones de toneladas de pesca de jurel (carrera olímpica). Una gran diferencia, si se considera que este 2010 se alcanzó a pescar unas 450 mil toneladas, osea 10 veces menos que hace 15 años atrás. Para este 2010, la cuota de captura de jurel, fue de 1,3 toneladas.

Para el 2011, el Subsecretario de Pesca Pablo Galilea, ha dicho que, en cuanto al jurel, su cuota máxima de captura será de unas 200 mil toneladas, que explotarán los actuales las mismas pesqueras que lo exterminaron.

El desastre ya se vive; mas de 2 mil despidos en plantas pesqueras, pescadores artesanales que deben vivir de canastas familiares y subvenciones estatales, además de extinción de una de las fuentes alimenticias de las familias trabajadoras de nuestra Región.

Resumen conversó con Luis Reyes, presidente del Sindicato de Patrones de Pesca, quién nos entregó su testimonio y las propuestas que tienen como gremio para afrontar esta crucial situación.

No son las jibias las que matan la pesca

Las cuotas de captura se distribuyen en macro zonas de pesca (territorio marítimo), que se dividen en referencia a las regiones que tienen frente a ellas. Entonces, la subsecretaría de pesca otorga permisos y cuotas de captura a cada empresa, dentro de estas macro zonas, que son 5 en el país. Sin embargo, ocurre que estas medidas son violadas por las mismas empresas.

En la tercera macro zona, que corresponde de la V a la IX regiones, el jurel ya está prácticamente extinguido. Mientras, en la segunda macro zona, que comprende la III y la IV regiones, todavía se concentran bancos de jurel, en edad juvenil. Por ello es que, entre los meses de diciembre, enero, febrero y marzo, pesqueras como San Jose, El Golfo, Bio Bio, Itata y SPK van para allá.

Sin embargo, en la segunda macrozona las cuotas de captura de jurel son mucho menores que en la tercera. Pero esto no es un problema, ya que pescan en la segunda macrozona y cuando se acercan a la tercera macrozona, que comprende de la V a la IX regiones, realizan un simulacro de lance, para hacer creer que pescan en esta macrozona y declarar que han pescado en ella.

El hecho de que el jurel de las aguas del norte, aun esté en edad juvenil (muchas veces no se ha alcanzado a reproducir), no es problema para los industriales, pues lo declaran como anchoveta, especie de un tamaño mucho menor que el jurel. ¿Como lo hacen? pescan el jurel y dejan en las bodegas un espacio. Posteriormente pescan algo de anchoveta y cubren las bodegas con esta especie, ocultando el jurel que llevan. Así es como están matando el jurel en el norte y no lo dejan llegar al sur, donde completan su madurez reproductiva.

La sardina se está pescando en la fase 3 de su reproducción, lo que quiere decir de que aun no ha desovado (puesto sus huevos). Luis comenta que, hace años, la sardina y la anchoveta bañaban las costas desde Valparaiso al sur, ahora sólo quedan bancos entre Punta Queule y Maiquillahue, en la novena región. En estas 25 millas de costa está quedando el último foco de pesca y que hoy los industriales están exterminando.

La extracción de fauna acompañante de las especies de pesca, también es un tema que no está regulado. En el caso del jurel, la caballa es la especie que lo acompaña en mayor medida, entonces como no hay reglamentación en torno a las cuotas de captura de caballa, se puede sacar todo lo que se quiera. Por otra parte, cuando se extrae jurel con una minima presencia de caballa, se declaran en un 50% de su tonelaje y de esta manera no se agota la cuota de captura del jurel, afirma Luis.

La merluza de cola o colihuasca, que es una especie austral de un valor comercial mucho mayor al de la merluza común (pesca’), ha sido pescada para consumo humano, pero como no hay una regulación en sus tallas mínimas de extracción, ahora se extrae a un tamaño de 20 cm, cuando es una especie que alcanza la longitud de más de un metro. Sin embargo, a los industriales no les importa, porque si no la venden para consumo humano, la hacen harina.

El negocio de las merluzas de cola ha sido el negocio de Roberto Izquierdo, dueño de Alimar y ahora presidente de ASIPES (Asociación de Industriales Pesqueros). Es paradójico que después que convirtió 5 mil toneladas de merluza de cola en harina, ahora diga que le preocupa la conservación del recurso pesquero, argumentando que la ley es la permisiva. Por un lado enaltecen el sistema por el se han enriquecido y por otro, se desmarcan de su responsabilidad, denuncia el presidente del sindicato de Patrones de Pesca.

El descartealt

En Chile -explica Luis- sólo el jurel tiene tallas mínimas para ser capturado y, en este caso es de 26 centímetros. Cuando se realiza un lance, no más del 35% de la pesca del jurel, debe estar bajo esta medida, de lo contrario esta pesca debe ser descartada.

¿Qué significa que debe ser descartada? Significa que debe ser botada al mar… toneladas de jurel muerto botado al mar.

Esta nula posibilidad de selección de que es lo que se quiere pescar, es por causa de los artes (tipos) de pesca, como el cerco o el arrastre, que barren con poblaciones completas de unas y otras especies, que si no son hechas harina, son “descartadas”.

Cuando el año 2001 se estableció la cuota de captura a 1.400.000 toneladas, los industriales comenzaron a ser más selectivos con la pesca… querían pescados de primerísima calidad. Entonces, la pesca que no les servía, sencillamente la “descartaban”. Por ejemplo, habían buques con capacidad de conservación deficientes que no podian embarcar mas de 100 toneladas por lance y pescaban 800 toneladas. Aquí, las 700 toneladas se botaban al mar, ya que tampoco se podia traspasar la pesca a otra nave.

El poder de los industriales pesqueros

La industria pesquera, en estos momentos concentra las operaciones de extracción, reducción (convirtiendo la pesca en harina, conserva, y congelado) y comercialización. Cuando en el 2001, con la Ley de Pesca 19.713 (el Límite Máximo de Captura por Armador; LMCA), se dividieron las cuotas de captura para industriales y artesanales, las grandes empresas se introdujeron igual a la pesca artesanal, comprando lanchas y teniendo armadores como palos blancos. Por ello es que, de 100 matriculas que había de pesca artesanal, se llegó a 500, plantea el sindicalista.

En ese momento, luego de haberse restringido la cantidad de pesca, el 70% de la flota pesquera y de los trabajadores quedó fuera del rubro. Aquí comenzó una era de abusos en contra de quienes quedaron trabajando, siendo constantemente amenazados de despidos.si no hacian lo que las empresas ordenaban.

La pesca artesanal es la que concentra, actualmente, la mayor cantidad de empleos y está sometida a los mayores abusos de parte de la pesca industrial. Tiene menos del 20% de las cuotas de captura en beneficio de los industriales que tienen más del 80% y concentra más del 80% del empleo.

La industria pesquera es la que pesca y compra la pesca de los artesanales, donde son juez y parte. Si la embarcación llega a puerto con 100 toneladas y la pesquera dice que son sólo 50… son 50. Eso nadie lo fiscaliza.

Hoy se habla de una cuota para el jurel en la próxima temporada (2011) de 200.000 toneladas, como una medida de resguardo al recurso, y por otro se está aprobando en este mismo instante una reforma a la ley que permitirá traspasar o mejor dicho vender parte de la cuota asignada a la empresa desde una zona geográfica o macro zona a otra ¡de que estamos hablando!, -exclama Luis-

Si no hay acuerdo entre los industriales y el Estado, se pone en vigencia una cláusula legal que estipula que si no hay acuerdo con la recomendación de la subsecretaria de Pesca, quienes extraen el recurso quedarán con el 80% de la cuota de captura de año anterior. Entonces, si este 2010, la cuota de captura del jurel fue de 1.3 millones de toneladas, los industriales podrían quedarse con 1.040.000 toneladas. El problema es que este año, sólo se llegó a pescar un poco más de 400.000 toneladas de jurel, porque está en extinción (según último informe de la comisión científica de la Organización Regional del Pacifico, de acuerdo a declaraciones hechas por el Subsecretario de Pesca Señor Pablo Galilea).

Por las buenas o por las malas, los industriales ganan igual; ahora lo grave de esta situación que a pesar de que el jurel, esta en grave estado, la Autoridad que regula y aplica la Ley no lo cambia de clasificación; debe ser considerado como “Recurso en Recuperación” lo que amerita de acuerdo a la Ley una Moratoria de 4 a 5 años, demanda Luis.

El poder económico de las pesqueras es fuerte, y los dividendos que estos generan son altísimos, no por nada se a situado como la tercera actividad económica de la nación; Como ejemplo el Señor , Angelini hizo su fortuna a partir de la pesca.

En San Vicente (Talcahuano), la pesquera San José se instaló en medio del barrio, contaminando y provocando la emigración de cientos de vecinos y nadie la ha movido de ahí. ¿Porque? Supuestamente porque da trabajo, lo que es falso, ya que la concentración económica de la pesca sólo ha traído cesantía y deterioro en la calidad de vida en la comunidad.

Propuestas

En España la cuota de captura de anchoveta era de 68 mil toneladas, pero debido a una medida de carácter proteccionista la cuota del 2010 es un poco más de 20.000 toneladas Y se distribuye entre Francia y España toda es destinada a consumo humano.

Ellos están llegando a Perú para certificar y comprar anchoveta para satisfacer el nicho de este mercado en Europa y aquí en Chile se pesca más de 1.000.000.- de toneladas y casi la totalidad de la sardina y la anchoveta es para harina y más del 70% del jurel tiene el mismo fin. ¿Para qué? Para hacer alimento de salmones y hacer engordar otros animales.

Luis expresa que; No podemos permitir que barcos de 2000 toneladas estén pescando al borde de las 5 millas, extinguiendo recursos que van a ser convertidos en harina. Creemos que, en cuanto a la sardina y la anchoveta, debe ir a consumo humano y que las 400 mil toneladas que hoy concentra la industria pesquera, sea redistribuida en los pescadores en un proyecto que contemple consumó humano y que satisfaga el nicho de plantas de consumo humano que hoy quedaron con una capacidad ociosa de trabajo, generando absorción de mano de obra y no despidos como es hasta hoy.

Es inconcebible que si deseamos consumir un pescado (anchoveta y sardina) de características tan nobles y especiales desde la perspectiva de la alimentación, tengamos que importar este producto por que en Chile no se produce, todo lo que está a disposición en el mercado es de origen Tailandés, Ecuatoriano o Peruano… y ni hablar de los precios… mientras tanto seguimos haciendo harina.

Por otra parte, no puede continuar la concentración de las funciones de extracción, reducción y comercialización. Los industriales deben dar un paso al costado y dejar la pesca para los pescadores, quienes nos hemos ganado ese derecho.

Si hablamos de hacer valer los derechos históricos, con el objeto de asignar los recursos, entonces los pescadores a pescar y la industria a procesar la materia prima que nosotros le proveeremos El monopolio ha sido nefasto, la actual verticalidad que poseen las industrias hoy en dia; Extracción,Procesamiento y finalmente la Comercialización, es la causante de la actual debacle en los recursos.

Ademas se hace absolutamente necesario quitar al Consejo Nacional de Pesca, la facultad de ser Resolutiva. Quien debe resolver es el Estado y el Consejo debe ser Consultivo, concluye Luis.

Fotos: Gentileza de Sindicato de Patrones de Pesca

Procedimiento de Descarte en la pesca industrial

Relacionados

Patrones de Pesca denuncian a la opinión pública

Jurel ya desapareció de los supermercados

Alerta por colapso del jurel

El Jurel: Una muerte anunciada que hoy pagamos todos.

Ante los más de mil despidos, trabajadores pesqueros declarán:

Cosme Caracciolo, dirigente de los pescadores artesanales “En Chile, los políticos y empresarios son criminales”

Pescadores reclaman beneficios ante su crítica situación

Oposición general al aumento de captura de jurel.

Se confirma el cierre de Pesquera Camanchaca y con ello 1800 trabajadores cesantes.

Destrucción del recurso pesquero

Estas leyendo

Pesca Industrial: Criminales en el Timón