En Tomé

Dichatinos: “no queremos que nos utilicen para farandulear”

altPrimero fue el invierno, soportar inundaciones y barriales, además del frío; hoy el hacinamiento, la falta de servicios básicos como el agua, la calor insoportable dentro de las mediaguas y la forma en la que será reconstruido Dichato son las grandes preocupaciones de los vecinos.

Nos comentan que el acceso a los servicios básicos ha sido un problema para ellos. Se les entregó 5 container y cada uno tiene 6 baños. Cada familia debe compartir el baño con tres familias más. Los vecinos afirman que, si se quedarán 3 o 4 años más, cada familia debería tener su baño.

Igualmente, para los vecinos es necesario que el agua potable esté dentro de las mediaguas, además que este servicio sea subvencionado. Según los vecinos, se ha hablado de dos proyectos uno que el senador Navarro está gestionando con Essbio y otro por parte del municipio, donde se plantea instalar unos baldes grandes atrás de las mediaguas y que de estos llegue directamente el agua a sus mediaguas.

La seguridad para los vecinos es preocupante, sobre todo la que se relaciona con los incendios. El campamento es numeroso y las mediaguas están demasiado juntas, además de estar rodeadas por plantaciones forestales, para los vecinos, junto con la falta de agua, esto es una combinación fatal.

La locomoción ha sido otro tema fundamental para los dichatinos. Una vecina al preguntarle por esto, no duda en decirnos: “es lo más malo”. Afirma que tienen que esperar periodos extensos de tiempo, pasan llenos y cobran lo que quieren: del campamento al centro de Dichato $300, del campamento a Villa Fresia $500 (lo mismo que antes cobraban de Villa Fresia a Tomé).

La reconstrucción de Dichato, ha sido un tema complejo y controvertido. Don Miguel nos comenta que en un comienzo la erradicación sería de 80 mts., los vecinos se organizaron y pidieron explicaciones y las autoridades bajaron la cantidad de metros, pasando a 40 metros; hoy se afirma que se expropiará y permutará los terrenos que estén dentro de los 20 metros y se les pagará 3 UF por metro cuadrado, esto solo en los sectores de La Playa y Borde Río, pues Villarrica se reconstruirá con palafitos. La duda de los vecinos es ¿por qué en Villarrica no expropiarán terrenos?

Sin embargo, estas propuestas aun no son concretizadas. Para los vecinos este proceso de reconstrucción ha sido desinformado y con muy pocas posibilidades de participación vecinal, otorgada por las autoridades. Ante eso, los vecinos se han organizado en el campamento, como pescadores y como comerciantes.

Comerciantes de Dichato: exigen plan de reconstrucción claro y participativo

Conversamos con Isabel Riquelme, comerciante del sector la playa y parte del comité recién conformado de comerciantes, quien nos comentó que el Gobierno regional los dejó trabajar por un periodo provisorio hasta marzo, lo que los tiene un poco más tranquilos, pero lo que no está claro es lo que sucederá después, pues afirman que existen muchas dudas.

Hasta el momento se les ha dicho a los comerciantes que se deben correr 20 metros al interior de Dichato, también que para ellos existirá una permuta (cambio de uso de suelo), pero estos insisten que a más de 9 meses aun no hay un plan de reconstrucción determinado y claro, todo está en duda.

Para el caso de los vecinos que tengan una segunda residencia, el Gobierno regional no quiere negociar con ellos, a estos se les expropiaría el terreno.

Asimismo la señora Isabel nos dice que ellos han hecho algunas propuestas a la intendencia como tomar parte de la playa, construir un muro de contención, canalizar el río y tener en el primer piso el local comercial y en el segundo piso la vivienda, pero esto a quedado solo como una propuesta, pues los vecinos acusan poca participación en las decisiones en el plan de reconstrucción de Dichato; afirman “acá está todo cortado”

La preocupación de los comerciantes dichatinos es qué pasará con sus negocios, pues nos comentan que a la mayoría les quedó la estructura intacta del local, pero será igualmente demolida, la incertidumbre es cómo volverán a levantar sus negocios. Para los comerciantes esta es la conversación pendiente, qué es lo que les propondrán para levantar el comercio.

Finalmente, concluyen que continúan en la incertidumbre tanto por el plan de reconstrucción y el plan regulador que, próximamente, debería hacerse, es por esto que han pedido una audiencia con la intendenta para ver por lo menos el tema de la reconstrucción; pero nos dicen que lo que ellos tienen claro es que no quieren más promesas, sino que exigen un plan de reconstrucción claro y consensuado con los vecinos.

Pescadores artesanales: “Nosotros toda la vida hemos sido hombres de mar, no pedimos grandes cosas solo que nos faciliten nuestras herramientas para trabajar”

Conversamos con un grupo de pescadores artesanales del sindicato N°1, que se encontraban conversando en la playa, uno de ellos ahora trabaja arrendando quitasoles, el otro apoya a su esposa en la venta de empanadas y los demás se mantienen expectantes, salvando el día, pues aún no han podido volver a trabajar en el mar.

Nos comentan que el Gobierno hizo un show con la insignificante entrega de embarcaciones, pues en realidad solo han llegado alrededor de 15 botes para 100 socios aproximadamente. “Dichato, fue muy mediatizado, vino el presidente a ver el mundial, vinieron los de la Teletón, pero nosotros no queremos que nos utilicen para farandulear, nosotros queremos soluciones verdaderas tanto en lo laboral como en las condiciones en las que vivimos en el campamento”, afirman. Por ejemplo, nos dicen, “cuánta plata gastaron en los mineros y nosotros aun no tenemos agua dentro de las casas”.

Asimismo, los pescadores denuncian la poca posibilidad de acceder a proyectos del Estado que les facilitaría la recuperación de sus trabajos. Nos comentan que como la mayoría está en Dicom no tienen la posibilidad de postular a un proyecto como el Fosis, emprendedores, micro empresarios, etc., que tienen como requisito no estar en Dicom.

En la misma línea, afirman que no ha habido ningún apoyo psicológico para ellos. “Muchos compañeros parecen zombis, están deprimidos y están muriendo”. Prosiguen, “nosotros nos venimos a la playa porque en el campamento parecemos pollos hacinados, aquí en la playa nos reunimos conversamos y recordamos”

Los pescadores afirman que ellos no esperan que les regalen todo, lo único que solicitan es que se les entregue su herramienta para trabajar: un bote.

Finalmente, comentan que “nosotros pesamos menos que un paquete de palomitas, nos ignoran, el Gobierno Central y el municipio, solo somos escuchados cuando nos movilizamos con protestas, pero ¿por qué tenemos que llegar a eso para que las cosas importen?”

Estas leyendo

Dichatinos: “no queremos que nos utilicen para farandulear”