James Petras: 2011 profundización de la lucha

Comentarios para CX36 Radio Centenario del sociólogo norte4americano, Prof. James Petras desde Estados Unidos. Lunes 20 de diciembre de 2010. www.radio36.com.uy

Chury: Petras, ¿y en qué estás trabajando actualmente?

Petras: Pensaba hacer una observación sobre el fin del año y qué son las cosas más importantes para considerar.

Primero, en lo económico tenemos dos cosas: los que invirtieron en la Bolsa cosecharon muy buenos resultados en todas las ramas; por lo menos aquí en Estados Unidos y en Europa hemos visto que los especuladores, banqueros, casas de inversión, han conseguido enormes ingresos. En el mismo momento eso corresponde con un ataque fuerte a los asalariados y los trabajadores. Las dos cosas van juntas: mayor pobreza y mayores ganancias. Y eso tiene que ver con un fenómeno que está generalizado y que es los ajustes reales que son por debajo de las tasas de inflación.

Es un fenómeno que podríamos anotar, tanto en Estados Unidos como en América Latina y en otras partes. Parte es la manipulación de las estadísticas que supuestamente muestran una tasa de inflación menor, pero los expertos independientes citan por lo menos algunas tasas de inflación mucho mayores que lo que se está diciendo.

El otro lado es la ofensiva generalizada en Estados Unidos, en Europa, en América Latina, hacia una tendencia a revertir los avances sociales y los ingresos.

En Grecia por ejemplo, han bajado las pensiones un 30%; los salarios un 20% y en España lo mismo, entre 10 y 15%; en Portugal congelan los salarios con inflación del 5 o 6 por ciento. En Inglaterra recortes brutales sin antecedentes; Estados Unidos lo mismo. El importe de seguro social que recibo aquí está congelado hace ya dos años. Supuestamente dicen que no hay inflación, pero lo que no dicen es que no incluyen en la canasta alimentación, el petróleo, tratamiento médico, productos farmacéuticos, etc. Es absurdo y a partir de eso hemos bajado un 10 % en los dos años.

Sí que hay un repunte económico, por ejemplo en América Latina, pero a la vez crecen las desigualdades al mismo tiempo.

Digo esto a pesar de que los oficialistas citan las bolsas de ayuda a la pobreza de Brasil y otras partes. Pero estas bolsas de ayuda simplemente son para sobrevivir y no para mejorar la vida. En este caso, mientras las Bolsas y los inversionistas en Brasil, Uruguay y Argentina han conseguido enormes aumentos de ingresos, los asalariados han sufrido retrocesos. Por esta razón hay bastante descontento, a pesar de que uno de los mecanismos que utilizan estos gobiernos es facilitar crédito para que la gente compre a partir de préstamos y deudas. Y es un consumismo que va a generar problemas cuando vuelva el tiempo para bajar la acumulación de deudas.

En este caso lo que podríamos decir es que mundialmente, por lo menos en el mundo occidental, fue un año muy malo en todos lados para los que trabajan por un salario y los sectores obreros. No hay una país que podamos citar donde hubiera un mejoramiento; generalmente podríamos decir que en todos los países vemos que los sectores de trabajadores han estado muy mal.

Por otro lado tenemos que decir que el imperialismo norteamericano no ha avanzado luego de diez años de guerra sin fin en Afganistán, han extendido la guerra ahora generalizada a Pakistán y no hay ninguna solución a la vista. Los discursos oficiales hablan de avances y estabilidad y otros observadores que están en el terreno dicen que la pobreza en Afganistán ahora es la peor de los últimos 30 años, que la gente siente un enorme descontento con el gobierno y la ocupación militar norteamericana.

Incluso muchos creen que estaban mejor bajo los talibanes. Eso significa que a pesar del aumento de 30 mil soldados, la cifra de muertos de soldados extranjeros de la OTAN y los aliados de Estados Unidos es récord. Este año murieron por lo menos setecientos y las cifras siguen creciendo un cincuenta por ciento más que los años anteriores.

En este sentido podemos decir que el frente imperial no muestra nada positivo y peor, incluso es muy negativo. Mientras tanto siguen fomentando tensiones, y eso es lo más importante para anotar. Porque el militarismo norteamericano no ha terminado e incluso buscan cada vez más lugares para provocar otras crisis, como ahora en Corea. Con el respaldo norteamericano, inglés y francés, están haciendo ejercicios con armas en la frontera con Corea del Norte a pesar de que China y Rusia apelan al Consejo de Seguridad para que aumente el diálogo. Pero los Estados Unidos se oponen a un diálogo y por esa razón creo que están utilizando a Corea como un pretexto para aumentar las tensiones contra China y los otros países en Asia.

La gente no entiende que Estados Unidos está haciendo todo lo posible ahora con la propaganda para fomentar una imagen negativa de China y justificar esta confrontación. Como no puede enfrentar a China económicamente e incluso China sigue avanzando en todos los terrenos, utilizan conflictos menores para escalar las tensiones y eso es muy peligroso.

Por ejemplo ahora China terminó reuniones en Pakistán e India y duplicó los acuerdos económicos con estos países en relación con los Estados Unidos. China manda enormes delegaciones de inversionistas a firmar acuerdos. Mientras en menor grado los Estados Unidos trata de contraponerse a esta política pero no puede porque no tiene cosas que puedan venderse y que tengan utilidad para estos países, en el mismo grado por supuesto. No digo que no hay comercio y no hay acuerdos, pero en esta competencia norteamericana y china, China está ganando y ganando en todos los frentes.

Por ejemplo en el desarrollo de nuevas formas de energía -de sol, de viento- China está superando a Estados Unidos dos, tres veces. En los productos que ahorran carbón y petróleo. En ese sentido no hay ningún área donde Estados Unidos pueda competir efectivamente con China. Eso está reconocido incluso entre los mayores enemigos que dicen que China está ganando en todas las áreas. Y solamente en la parte militar Estados Unidos tiene grandes ventajas por los enormes gastos: diez veces más gastos militares que los chinos. Por un lado eso da ventajas norteamericanas pero también perjudica su capacidad económica para competir.

Esos son más o menos las grandes observaciones que hago sobre el año que no fue un buen año por lo menos desde el ángulo de los trabajadores. El crecimiento o repunte económico es muy frágil y los beneficios en gran parte van hacia el capital y utilizando argumentos auto interesados para justificar el retroceso.

Hemos visto contra-respuestas en las huelgas generales, en Portugal fue muy contundente, también en España, en Grecia, en Italia. Los estudiantes tomando las calles en Inglaterra, confrontaciones violentas, huelgas generales en Francia etc. No es que la ofensiva capitalista queda sin respuesta. Pero todavía no hemos visto el tipo de movilizaciones que pueden parar y revertir esta ofensiva capitalista. Pero en el año 2011 tal vez vamos a ver una continuación de esta lucha y una profundización. No podemos pronosticar hasta qué punto pero finalmente no son condiciones que podrán generar la tranquilidad o normalidad. El capital no le permite a los obreros tomar siestas en estos años.

Chury: Bien Petras. Para terminar, ¿cómo cierra el año Barack Obama al frente de la presidencia norteamericana?

Petras: Tenemos muchas indicaciones de que hay un acercamiento con el gran capital. No es que no existía antes, pero con todo, creó algunas fricciones con algunas reformas muy tibias en relación con la salud y regulación de capital. Ahora Obama declara que estas medidas que no eran ciento por ciento en favor de Wall Street y el gran capital, van a cambiar. Y tiene sobre la agenda unas bajas de impuestos, una desregulación de los mercados financieros que muestran que efectivamente quiere hacer un pacto con la derecha dura y el gran capital.

En este caso está descartando las críticas del ala liberal izquierdista y diciendo que él va a avanzar en el frente derechista tanto militarmente como en relación con la política económica. No sé qué va a hacer la gran mayoría que votó por él. La gran mayoría por ejemplo de trabajadores, muestra bastante desencanto, no hay nadie que quiera salir a las calles a apoyar cualquier medida que firma Obama. Incluso las últimas exoneraciones al gran capital, la baja de impuestos, ha provocado indignación.

Pero en este sistema de bipartidismo que tenemos aquí, los liberales del ala izquierda tal como en otros países, gritan y gritan hasta que llega la hora de votar en el Parlamento y después hay una capitulación.

Obama no tiene apoyo actualmente en ningún sector popular; menos aún entre los sectores afroamericanos, hispano parlantes, etc.

La política electoral, cuando no tienes una alternativa, un tercer partido consecuente, se queda en una situación de descontento sin salida. Y eso es lo que tenemos aquí. Obama está muy mal visto por muchos sectores populares y la derecha dice ahora después de la última capitulación que su victoria es una señal de que con el nuevo Congreso que entra en enero, van a revertir toda la legislación social que existe desde hace años, con otro pacto con Obama. Entonces tenemos una política para el año 2011 bastante derechista. Un Congreso más ultra y un Obama dispuesto a pactar con ellos.

Chury: Muy bien Petras.

Petras: Espero que los oyentes disfruten una buena comida para la Navidad. Tal vez chuletas de cordero con papas fritas y un buen vino de cualquier color: tinto o blanco.

Extractado por La Haine

Estas leyendo

James Petras: 2011 profundización de la lucha