En Tomé

La Unión comunal de huertos orgánicos

altLa UCHO es una organización ubicada en la comuna de Tomé, en la población 18 de Septiembre, nace en 1993 partiendo como talleres, principalmente, para dueñas de casa; hoy en día es una sólida organización que es reconocida en muchas localidades.

¿Cómo nace la Ucho como organización?

Primero se organizó con una ONG en donde se dictaron los talleres a dueñas de casa enfocándose en el autoconsumo, luego vimos la necesidad de traspasar nuestros conocimientos a otras personas interesadas en el trabajo con la naturaleza.

Posteriormente, se vio la necesidad de tener una organización, empezó primero como una directiva general de talleres de huertos orgánicos y a continuación, con el fin de conseguir más recursos, se formó la unión comunal de huertos orgánicos.

En estos momentos, la Ucho cuenta con, aproximadamente, 40 integrantes que finalmente son los que verdaderamente les interesa la organización y también los que tienen más amor a la tierra y naturaleza.

¿Cómo fueron los inicios de la Ucho?

Nosotras empezamos en una época que era muy difícil socialmente, sociabilizar o reunirse no estaba permitido.

En la zona hubo muchas industrias que cerraron y quedó mucha gente sin fuente laboral principalmente, dueñas de casa, en ese momento la Ucho fue muy importante, ya que se dio una oportunidad concreta para reunirnos con más personas y también ayudar con nuestras cosechas en nuestros respectivos hogares.

En vez de comprar los productos como lechuga, porotillos etc. Nosotros producíamos esos alimentos, además de una forma grata, ya que compartíamos constantemente sociabilizando con los demás integrantes creando un impacto social grande en el sector.

La Ucho posee muchos valores importantes, como la solidaridad y compañerismo, esto se inculca constantemente en la organización.

¿Qué opinión tienen sobre los alimentos transgénicos y la contaminación?

Para nosotros es muy importante el agua, que es un elemento fundamental para la vida, es por eso que estamos en contra del abuso con el medio ambiente y principalmente, de la contaminación.

Las semillas son muy importantes para producir buenos y sanos alimentos, es por eso que nosotros estamos por el rescate de lo 100% natural, porque sin semillas buenas la gente se va a enfermar, hoy en día casi todo es transgénico… hasta el yogurt. Por esa razón la organización lucha en contra de las grandes transnacionales que producen semillas transgénicas.

¿Cuáles son los desafíos que se ha planteado la organización?

Uno de nuestros desafíos es que esta actividad trascienda, es por esto que llamamos a los jóvenes tomecinos a unirse; el otro desafío es tener más terrenos para seguir demostrando lo que sabemos.

EL TRAFKINTU

El trafkintu es una ceremonia indígena que la organización ha rescatado, las comunidades se juntan e intercambian semillas y así aseguran que exista sustentabilidad de las especies.

El trafkintu lo trabaja la Ucho, principalmente, en redes con otras organizaciones de Temuco, Puerto Montt, Cabrero, Yumbel, Chillán y muchas otras localidades de la zona.

También en estos encuentros cada localidad se hace responsable de resguardar especies de semillas, con el fin de que no sean intervenidas genéticamente y que perduren en el tiempo.

Lo más interesante del trafkintu, es que existe traspaso de semillas sin intercambio de dinero, solamente se realizan trueques, haciendo el traspaso de sana manera marcando la diferencia.

Estas leyendo

La Unión comunal de huertos orgánicos