Se acerca el cierre definitivo de la Ex Machasa

Se acerca el cierre definitivo de la Ex Machasa

Los trabajadores de la fábrica textil Tavex (Ex Machasa) están viviendo sus últimos días dentro de una fábrica que tiene unos 103 años de historia. En septiembre, los trabajadores textiles de Tavex recibieron la noticia de que la fábrica se cerraba. Los motivos son claros; la importación china no permite la existencia de una industria nacional y según el propio ministro de economía, el Estado no puede darles apoyo, pues estaría violando las claúsulas de los tratados de Libre Comercio, firmados en los Gobiernos de la Concertación.

Hoy, los únicos que tienen el futuro claro, son los dueños de la fábrica, que se han reconvertido al negocio de las Obras Civiles, pues, según dicen los trabajadores se han adjudicado la construcción de aeropuertos en Puerto Montt y Osorno y otras obras. En tanto los trabajadores están en la más completa incertidumbre.

En entrevista con Resumen, Ismael Toloza, presidente del Sindicato N°1 de la textil, narra que han conseguido que la empresa les pague casi un 40% más de indemnización de la fijada legalmente. “Pediamos el doble, porque este es un cierre de fábrica y comenzaremos a ser cesantes, pero la legalidad no nos acompañabam asi que llegamos a casi un 40% más de indemnización”.

Ismael también cuenta que el sindicato, será ahora de trabajadores eventuales, pues será esta la condición de los trabajos que tendrán a partir del 31 de diciembre y lo que menos pueden hacer ahora es desunirse.

Un esbozo histórico

La fábrica se crea con dueños alemanes, quienes la fundan en 1907 bajo el nombre de Fábrica de Hilatura y Tejeduría de Géneros de Algodón Chilean Mills. En 1914, el Estado chileno cerró la fábrica en el contexto de la Primera Guerra Mundial, apoyando el aislamiento comercial hacia Alemania.

En 1925, la fábrica se reabríó, pero con dueños norteamericanos, quienes la llamaron Grace y Cía, para después llamarla Fábrica Textil Caupolicán Chiguayante. Después del terremoto de 1960, la textil fue vendida a la familia Yarur, que en ese momento contaban con textiles en Santiago.

En 1971 la textil fue intervenida por el Estado, a causa del boicot en contra del Gobierno de la Unidad Popular que Yarur estaba haciendo, al obstaculizar la producción. En este momento, Caupolicán y otras textiles de Tomé y del país son gestionadas por trabajadores que intentan remontar las dificultades impuestas por los empresarios. alt

Con la llegada de dictadura, Pinochet le devuelve la fábrica a Yarur, quien se junta con otros y le cambia el nombre al de Machasa (Manufacturas  Chilenas de Algodones  S.A.). En 1982 se decreta la quebra de la fábrica, comprándola empresarios que retoman la producción. Hasta esos años, la producción de telas es diversa y tiene un consumo nacional.

Hoy la fábrica se llama Tavex, los propietarios tienen domicilio en Brasil y la producción se concentra en mezclilla de exportación.

La presencia de la fábrica está presente en Chiguayante. El gimnasio del Sindicato N°1, ha sido escenario de numerosos actos donde se ha congregado la comunidad. Los obreros más antiguos, vivían hasta antes del terremoto en los pabellones construidos por la empresa, a la que le compraron las casas. Hoy están inhabitables y esperan la demolición.

El cierre de esta fábrica deja unos 600 trabajadores cesantes, condenando aun más a Chiguayante a ser una comuna dormitorio, sin ofrecer puestos de trabajo, obligando a todos a emigrar a otras ciudades.

Fotos:

– Obreros en la fábrica, en 1950.

– Marcha contra el cierre de la fábrica

– Históricos pabellones de obreros de la textil, colapsados luego del terremnoto. La mayoría de las familias que aquí habitaban, hoy viven en mediaguas.

Estas leyendo

Se acerca el cierre definitivo de la Ex Machasa