Cobros indebidos CGE: La Gran Estafa

Cobros indebidos CGE: La Gran Estafa

altEn enero de 2010 las compañías CGE Distribución (CGED) y Conafe cambiaron su plataforma computacional, lo cual derivó en un cobro desmedido para usuarios y usuarias. Las empresas no atendieron el reclamo de sus clientes oportunamente y la Superintendencia de Electricidad y Combustibles  (SEC) decretó una sanción, pero el calvario para los y las clientes no ha terminado.

Cuando la SEC informó que se iba a sancionar a las empresas CGE Distribución con 3 mil Unidades Tributarias Anueles (UTA) y a Conafe a pagar otras 800 UTA por incumplimiento de la normativa vigente de facturar los consumos de sus clientes, se pensó que los problemas terminaban. No fue así.

Los diversos errores en el proceso de facturación y cobros de ambas empresas distribuidoras, que se derivaron del cambio de la plataforma computacional en enero, cuando dejaron de facturar los consumos a sus clientes en forma mensual o bimestral, condujeron a una serie de irregularidades que pagarían los usuarios y usuarias.

Las inmediaciones de la empresa, en Concepción, están saturadas de personas. Largas filas dan vuelta a la cuadra, caras de gente resignada, con rabia, el descontento se respira en el aire, las gentes afectadas se encaraman para hablar, vociferar y hasta gritar sus demandas y peticiones.

Cerca de 60 mil clientes de la Compañía General de Electricidad (CGE) reclamaron el cobro excesivo en sus cuentas durante los últimos meses. En abril, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) formuló cargos por incumplimiento de sus obligaciones. Esto, ha afectado, en diversas formas, a clientes ubicados entre las regiones III y V, en el caso de Conafe, y desde la Metropolitana hasta la IX, la responsable es CGE Distribución.

La superintendente Patricia Chotzen (SEC), mencionó que aún estaban levantando la cifra de cuántos son los usuarios afectados (que llegarían a más de 2 mil familias, según reconoce), no sólo en la zona sur del país, sino en todas las regiones donde opera la empresa.

PRIVATIZACIÓN DE SERVICIOS BÁSICOS

Uno de los sectores más afectados con la privatización que se derivó de los años 80 fue el energético. La Constitución de Pinochet garantizó que la inversión privada se apropiara de los bienes públicos y con ello, las empresas asumieron el control de estos servicios. Viéndose profundizado por los sucesivos gobiernos de la Concertación.

Es irónico que en esta sociedad de “Libre Mercado” no pueda elegir otra empresa que me proporcione electricidad y un servicio acorde con la “conectividad” que tanto predican los profetas del neoliberalismo, es un monopolio asqueroso”, enfatiza la profesora Isabel Pérez (39).

Dentro de esta ola privatizadora surge un grupo empresarial con fuerza en la distribución, generación y transmisión energética (Conafe; CGED), ligadas a las familias Marín, Pérez Cruz y Hornauer, uno de los mayores grupos energéticos del país, teniendo intereses en los combustibles, con sus filiales Gasco y Metrogas, cuyo valor aproximado en la bolsa de valores asciende a US$2.600 millones.

En este último tiempo han aparecido variadas informaciones, noticias y datos acerca del abuso y prácticas monopólicas de múltiples empresas privadas del rubro Servicios, y las continuas quejas de los consumidores del sector Bancario y comercial de grandes Retails.

Si bien, las empresas asumen su responsabilidad en las continuas irregularidades, es en el ciudadano común en quien recae la carga impositiva de estas “modernizaciones operativas”.

Un ejecutivo de las oficinas comerciales de CGED, quien no desea que lo identifiquen, señala que este es “un asunto que tiene bastante complicadas a las cúpulas gerenciales y a todo el personal, por la cantidad de reclamos y demandas que se vienen efectuando”, reconoce.

Además, cuenta que desde noviembre de 2009 “se comienza a aplicar en todas sus oficinas, ya sea comerciales o de Call Center, el programa informático  denominado SAP (ver recuadro), que si bien es de muy buena factura técnica” sin las condiciones adecuadas para la instalación puede generar problemas, como sucedió. “Se hizo solamente con el fin de alcanzar estándares internacionales de calidad, y se pasa a llevar una gran cantidad de procedimientos y de irregularidades que afectan directamente a nuestros clientes”, dice el ejecutivo, quien agrega que ahora sí está funcionando bien.

Además, dice que se puede armar el historial de consumo del cliente desde que inició las operaciones de consumo y pagos, hasta la fecha, y por ello no se deberían efectuar cobros indebidos

EL DRAMA DE SER CLIENTE

María Berríos, dueña de casa, 70 años: “A mí no me llega la cuenta desde enero, imagínense 11 meses sin boleta, más encima, cuando me llega me aparece una deuda de ¡6 millones!  Casi me muero. Llego a la oficina comercial y la espera en las filas es de 5 horas para que no te den ninguna explicación, ni menos solución. Eso pasa por ser pobres, siempre se aprovechan de nosotros”.

Una visión similar da Julio Hásbun, soldador, de 49 años, quien si bien ha recibido su boleta de forma periódica, le han tomado mal la lectura del medidor, cobros que no coinciden con su consumo promedio (vive solo). Su cuenta pasó de $10.000, aproximadamente, a $50.000 y no es el único afectado. Cientos de personas acuden a la oficina comercial para reclamar una situación angustiante para quienes hace sólo unos meses sufrieron uno de los terremotos más furiosos de la historia.

Muchas casas están derrumbadas pero el medidor sigue marcando. Así lo confirma Ester Bugueño, dueña de casa (70): “Yo vivo en la llamada zona cero de Talcahuano. Mi casa, como la de muchos vecinos, se cayó con el terremoto y aparte de no tener luz por más de un mes, el cobro se siguió efectuando. Imagínese la mitad del barrio en el suelo, sin servicios, pero el medidor seguía corriendo”, dice.

Más enfática es la profesora Isabel Pérez (39) quien afirma que esto le parece absurdo, “a uno como cliente no lo respetan ni en lo mas mínimo, pasando a llevar cualquier derecho. Y agrega que ha ido al Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) como tres veces para poner una demanda, y que se siente “pasada a llevar”, pero aún no tiene respuesta de ningún tipo. “Si uno se cuelga de la luz puede hasta ir preso con la media multa”, compara.

El Sernac instruyó a la empresa, además de lo decretado por la SEC, que debe compensar con descuentos de 25 kWh, a usuarios y usuarias afectados por el error, cuando presenten un reclamo justificado.

Pero ciertas prácticas por parte de los grandes grupos económicos se repiten. Realizan actividades para limpiar su imagen corporativa y su accionar. Mientras todo esto sucede, la oficina comercial dispone de una tarjeta comercial para “invitar” a sus clientes a adquirir productos electrónicos y de línea blanca con bajo interés, y hasta el cierre de esta edición se siguen emitiendo boletas con cobros que no corresponden.

SAP (SISTEMAS, APLICACIONES Y PRODUCTOS)

El nombre SAP es al mismo tiempo el nombre de una empresa y el de un sistema informático. Este sistema comprende muchos módulos integrados, que abarcan prácticamente todos los aspectos de la administración empresarial.

SAP proyecta el negocio como un todo: así ofrece un sistema único que soporta prácticamente todas las áreas de negocio. SAP proporciona la oportunidad de sustituir un gran número de sistemas independientes, que se han desarrollado e instalado en organizaciones ya establecidas, por un solo sistema modular. Está totalmente integrado, ofreciendo  compatibilidad entre todas las funciones de una empresa.

Por Sergio San Martín

El Ciudadano

Estas leyendo

Cobros indebidos CGE: La Gran Estafa