Hualquinos exigen conocer qué pasará con sus poblaciones

El viernes las vecinas y vecinos de las poblaciones El Águila, Entre Ríos, y América uno y dos conocieron el proyecto de Contención del Canal Las Ánimas, por parte de la Intendecia. Esta obra comenzaría en marzo, según el representante de la Intendencia y no se terminaría antes de junio.

Este proyecto tiene como objetivo contener el canal a un metro de éste a través de muros de mampostería, gaviones y pilotes (en los lugares donde los movimientos de masa de suelo fueron de mayor magnitud). Este proyecto se realiza, pues al no existir previamente al terremoto una contención de este canal las casas que se ubican bordiándolo se vieron seriamente afectadas por el desplazamiento del suelo hacia el canal.

 La vecina Teresa de El Águila nos comentó que esta contención tuvo que realizarse mucho antes y es más ellos como Junta de Vecinos cuando la empresa Socovil comenzó la construcción de estas viviendas, enviaron una carta al Jefe de Obras de la Municipalidad de ese tiempo, Carlos Beltrán. En dicha carta insistían en la necesidad de canalizar el canal, rellenar nuevamente los terrenos y construir un muro de contención, pero no los escucharon y las poblaciones se construyeron.

 En esta misma reunión los vecinos preguntaron qué pasaría con sus casas, pues hay varias dañadas, además demostraron su preocupación sobre el lugar donde están asentadas las poblaciones, pues hace un tiempo atrás Terrasonda realizó un estudio de suelo en estas tres poblaciones, éste develó que existía un desplazamiento generalizado de los terrenos que no puede ser subsanado con mejoramiento del suelo, y aconseja relocalizar a estas tres poblaciones. Por su parte la Intendencia afirmó que no hay ningún proyecto habitacional para estas poblaciones y desconoce el estudio de suelo realizado por Terrasonda.

 Las vecinas de América uno y dos denuncian que a casi un año del terremoto la gran mayoría de los vecinos afectados aun no tienen los certificados de reparación o de inhabitabilidad, lo que es reconocido por el representante de Intendencia. Los que sí tienen estos certificados son tramitados entre la Municipalidad de Hualqui y el Serviu, además se contradicen, afirman las vecinas.

 Varias vecinas denuncian que a ellas le han cobrado en la Municipalidad de Hualqui por los certificados de reparación o inhabitabilidad, como es el caso de Emelina García que debió pagar $1850. esta práctica es ilegal, pues a ningún vecino le deben cobrar por este papel.

 Finalmente las vecinas afirman que ellas exigirán una respuesta clara y concreta sobre el devenir de sus poblaciones, lo que esperan que se resuelva esta semana con una nueva reunión con Intendencia.

Estas leyendo

Hualquinos exigen conocer qué pasará con sus poblaciones