Vecinos de Hullinco comienzan a pavimentar su población

Vecinos de Hullinco comienzan a pavimentar su población

Este sábado y domingo, en el cerro San Francisco de Talcahuano, específicamente en la toma Hullinco, los vecinos trabajaron en la pavimentación de una pendiente que deben transitar cada día para llegar o salir de su población. La pavimentación estuvo pendiente por muchos años, ya que si bien los vecinos hacían escalas con la propia tierra, en el invierno se convertía en un barrial. “Estoy muy feliz de esto, porque en esta bajada todos nos caímos, sobretodo los más abuelos” -dice la vecina Silvia Ortiz.

Don Héctor Gonzalez, tesorero de la Junta de Vecinos del cerro San Francisco, cuenta que esta obra tuvo apoyo solidario de Andha Chile Democrático, pues a través de ellos consiguieron una vetonera (trompo) que les facilitó la elaboración de hormigón y además 40 mil pesos para la compra de materiales. El resto de los recursos los juntaron con la venta de rifas.

Raul, vecino que trabajó en la pavimentación afirma que el objetivo es seguir pavimentando. “Después de estos 18 metros de pendiente, queremos pavimentar el camino que atraviesa toda la toma. No importa si tiempo más tarde algunos nos vamos de aquí, porque quedarán para los que vengan después”. Esto porque las tomas nunca terminan, la necesidad de vivienda siempre es mayor a la cobertura que otorga el Estado.

Quienes han vivido en tomas, saben de trabajo y solidaridad, dice don Héctor, “nostros, cuando llegamos en 1959, tuvimos que desmalezar y destroncar los lugares que ibamos a habitar. La mayoría era gente de San Vicente y hubo mucha solidaridad entre vecinos, pues fue la única forma de salir adelante. Los cerros -recuerda- comenzaron a poblarse de las faldas hacia arriba… cada uno que quería casa, sabía que tenía quie venir a preparar su terreno”.

“Ahora -explica don Hector- gran parte de la población del cerro San Francisco tiene títulos de dominio, pero se siguen haciendo tomas. Por ejemplo, aquí estamos rodeados de cinco tomas: Hullinco, Curaco Bajo, Antinao Bajo, Lonconao, Rucamanque y somos solidarios, porque nuestra historia es de toma y tenemos los valores de toma”.

Los vecinos valoran que la obra que emprendieron haya sido iniciativa de ellos y sin intervención de ninguna institución. “Antes -dice don Hector-las tomas se usaban como plataforma electoral… llegaban los políticos a ofrecer el oro y el moro, pero ahora ya no los dejamos entrar”. “Los políticos creen que les estamos pidiendo favores cuando reclamamos por algo -dice Raul-, por eso, si podemos hacer lo que tenemos que hacer, por nostros mismos, lo hacemos así”.

Las vecinas, por su parte, propararon el almuerzo para los trabajadores, mostrándose satisfechas por el trabajo.

Estas leyendo

Vecinos de Hullinco comienzan a pavimentar su población