Proyecto Termoeléctrica Castilla: Carta a familia Domionguez del pueblo de Totoral, comuna de Copiapo.

Los habitantes de Totoral, pueblo ubicado a menos de 10 Km. donde se pretende construir la Central Termoeléctrica Castilla con una potencia de 2.300 MW, siguen manifestando su total oposición al contaminante proyecto.

El empresario brasileño Eike Batista, pensó que podría acallar a las comunidades defensoras de los derechos sociales y ambientales por la vía de comprar la conciencia de la familia Domínguez.

 Esta carta del pueblo de Totoral es una contundente respuesta al intento de manipular y desprestigiar la legítima lucha de los atacameños por su dignidad y derechos.

 El pueblo de Totoral, junto con la solidaridad y apoyo de las organizaciones gremiales, sindicales, estudiantiles y vecinales de la Región de Atacama reunida en la Mesa social Termoeléctrica Fuera de la Región de Atacama, reafirma la continuidad de su decidida lucha y movilización  contra la empresa CGX y denuncia la traiciona de señor Gonzalo Domínguez.

 Junta de Vecinos de Totoral, comuna de Copiapó.

Mesa social “Termoeléctrica Fuera” de la Región de Atacama

Carta pública de los habitantes del pueblo de Totoral, comuna de Copiapó a Gonzalo Domínguez y familia.

Sr. Gonzalo  Domínguez:

Los habitantes del pueblo de Totoral, después de habernos enterado del acuerdo suscrito entre usted y la empresa CGX, en el que se compromete a desistirse de la oposición al proyecto “Central termoeléctrica Castilla”, sentimos la necesidad de dirigirle esta carta pública.

Para nosotros es inaceptable lo que usted y su familia  han hecho. ¿Cómo es posible señor Gonzalo Domínguez que sabiendo de todas las ilegalidades e irregularidades cometidas a lo largo de la tramitación del proyecto, haya podido llegar a un acuerdo secreto en que, en definitiva, se beneficia económicamente de manera personal?

Nos parece insólito que la familia Domínguez  después de haber declarado en numerosas ocasiones que rechazaría la construcción del proyecto Castilla por ser un atentado al medio ambiente y a las comunidades aledañas al sector Punta de Cachos, Bahía Salado, Copiapó, tan rápidamente haya cambiado de parecer.

Queremos recordarle que hace menos de un mes usted junto con su señora y otros familiares, estuvieron visitando nuestro pueblo, donde fueron recibidos cariñosamente. En esa ocasión frente a numerosas personas reiteró su rechazo inclaudicable al proyecto de la empresa CGX. Es mas,  ante una consulta directa de la totoralina Amanda Araya,  con quien usted se conoce por más de 20 años, le dijo que “iban a ir a la lucha hasta el final y que no se iban a vender jamás”. Ahora nos queda claro, que el final para usted era el dinero.

El día viernes 11 de febrero nos enteramos por  los medios de comunicación que en esas mismas fechas se estaba llegando a un acuerdo con la empresa CGX. O sea, ni siquiera tuvo la valentía de conversar directamente con nosotros y expresarnos sus verdaderas intensiones. Para nosotros, al recibir dineros por su silencio usted  se ha hecho cómplice del conflicto provocado por esta empresa.

Le queremos recordar que su hija Elisa Domínguez se reunió el sábado 12 de febrero con los comuneros de Totoral, y ante la sorpresa e indignación, explico que su familia había firmado el acuerdo porque ya:

1. No tenían más recursos económicos para seguir oponiéndose.

2. El gobierno tenía decidido aprobarlo de cualquier forma y.

3. Se sentían satisfechos con haber logrado incorporar 50 medidas de mitigación.

Evidentemente, nada nos informo sobre los ingentes recursos económicos en dinero y terreno involucrados que lo benefician.

En definitiva, no se conocen las 50 medidas de mitigación. Y lo que ustedes hicieron fue aprovecharse de la preocupación honesta de quienes sí habitamos la zona, de toda la movilización y denuncia que organizamos con mucho esfuerzo y sacrificio. Han pasado a llevar a todo nuestro pueblo al presentarse ante los medios de comunicación como voceros de la oposición a Castilla, para luego, negociar con la empresa en beneficio propio y en perjuicio de toda nuestra comunidad, el país y las generaciones que vendrán.

El error de nosotros fue confiar en su convicción y buena fe, pero le recordamos a ustedes y al gobierno que ha visto con tan buenos ojos este acuerdo, que ya hemos recogido más de 8.000 firmas de habitantes de las ciudades de Copiapó, Caldera, Vallenar y Huasco, contamos con el apoyo y solidaridad de las principales organizaciones sindicales, gremiales y estudiantiles de nuestra región y con el respaldo de organizaciones sociales y ambientales en todo el país y con lazos activos con organizaciones afectadas por Eike Batista en Brasil.

Queremos dejar escrito que usted será uno de los responsables si es que este terrible proyecto se llegase a aprobar y lo apuntaremos con el dedo si es que llega a venir a nuestro territorio.

Hemos reunido a miles de atacameños en diversas actividades, y hemos defendido con tan sólida argumentación nuestra causa que se han sumado a ella parlamentarios como la senadora Isabel Allende y los diputados Lautaro Carmona y Alberto Robles. Los Alcaldes de Caldera, Vallenar, Huasco, Tierra Amarilla, entre otros han indicado insistentemente el grave daño social y ecológico que se producirá si se construye esta mega central térmica y el Consejo Municipal de Copiapó, incluido su Alcalde don Maglio Cicardini, han rechazado la instalación de la Central Castilla y estudian la forma de modificar el plano regulador comunal para proteger las costas de la ciudad.

Es decir, la abrumadora mayoría de los habitantes de la región de Atacama se oponen a este proyecto contaminante y no nos detendrá una firma que compra conciencias. Así operan las transnacionales, así han destruido ya demasiadas comunidades, y nosotros no queremos ser una más.

Nos oponemos al contaminante proyecto Termoeléctrica Castilla, pues es indiscutible que generará un gravísimo impacto social y ambiental a nuestras vidas, y que su construcción solo contribuirá a alimentar la megaminería química, una de las actividades más contaminantes del planeta y de menos beneficios para las comunidades que se ven impactadas por ella. Aquí no se trata de unos pesos más o menos, muy por el contrario es la concepción de desarrollo y vida de nuestra región lo que está en juego.

Mantenemos la esperanza que la autoridad ambiental cumpla con su obligación y rechace el contaminante proyecto, y desde ya anunciamos que seguiremos haciendo uso de las diversas acciones de movilización y denuncia para sensibilizar a las autoridades regionales y nacionales, utilizando los recursos legales nacionales e internacionales que obligan al país a respetar los derechos ambientales de la ciudadanía.

Junta de Vecinos de Totoral, comuna de Copiapó.

Además, quisieron firmar personalmente: Graciela Morales, Olaya Cotal, Henry Saldaño, Eteluida Bernales, Yasna Cotal, Ziduka Acuña, Raul Vega, Ana  Vega, Teresa Elena Cuello, Erik Aqueveque,  Raquel Araya, Erik Araya Marin,  Wilson Morales Morales, Gina Morales Morales, Gilberto Morales Morales, Carlos Morales, Santo Abel Mandiola, Evert Pizarro Araya, Crescencia Ferreyra, Guillermo Morales Morales, Alicia  M…, Francisco Morales, Manuel Torres, Amanda Araya, Gloria Araya, Américo Araya,  Raúl Peralta, Margarita Araya, Mario Ulloa, Leopoldo Araya, Alfredo Acuña, Karina Jorquera, Ester Pizarro, Raúl López, Manuel Morales, Ilda …., Juan Morales, Carolina López Morales

{youtube}_CM7WogMaCA{/youtube}

Estas leyendo

Proyecto Termoeléctrica Castilla: Carta a familia Domionguez del pueblo de Totoral, comuna de Copiapo.