El carbón de Isla Riesco podría quemarse en el Golfo de Arauco

Este martes 15 de febrero, el Servicio de Estudio Ambiental (SEA) de Magallanes aprobó el proyecto minero Invierno, en Isla Riesco, a 130 kilómetros de Punta Arenas, Región de Magallanes. El proyecto lo constituye una mina a rajo abierto de donde se extraerá carbón sub-bituminoso, utilizado en la alimentación de termoeléctricas que se construyen en el país o que se instalarán hasta el 2014, plazo que las empresas se han dado para reforzar la matriz energética del Sistema Interconectado Central.

Isla Riesco contiene una reserva de 73 millones de toneladas de este carbón y es por ello que Von Appen (empresariado naviero), a través de su compañía Ultramar y Angelini, a través de su Grupo de Empresas Copec, han comprado 26.800 hectáreas, de las cuales, 2.145 serán usadas por el proyecto minero, según han dicho sus propios dueños.

El proyecto que ha visado recientemente el SEA, constituye la primera de cinco minas que los empresarios pretenden explotar en el lugar. Su aprobación se ha hecho en medio de numerosas denuncias en torno a la omisión, por parte de la institucionalidad ambiental, de “falencias técnicas” que tiene el proyecto. Una de ellas es que el Estudio de Vientos afirma que en el lugar, éstos no superan las rachas de 39 kilómetros, cuando –según plantea el Frente de Defensa Ecológico Austral- los vientos pueden alcanzar los 120 kilómetros. Al ser cuestionada la empresa, ésta se defendió diciendo que había sido sólo un “error de tipeo”, sin que esto haya sido motivo de sanción, por parte del SEA. (El Ciudadano)

Para los defensores de este pulmón austral, por la aprobación de este proyecto, “el SEA Magallanes será calificado… como “la mayor vergüenza ecológica del último tiempo”, destruyendo toda credibilidad en la nueva institucionalidad medioambiental chilena”.

Por su parte el ministro de Energía y Minería, Laurence Golborne, sobre este tema, afirmó que “en Chile existe una institucionalidad que establece cuales son los requisitos medioambientales que cualquier proyecto debe cumplir para materializarse”. Agregando que “Tenemos gente que no tiene trabajo, que necesita superarse”… “no se saca nada con oponerse a todo. Tenemos que definir cómo hacemos las cosas para compatibilizar el sustento del medio ambiente con las necesidades de la comunidad y del desarrollo del país”.

Cabe preguntarse cuál será el empleo que otorgará el funcionamiento de estas minas de carbón y cuantos empleos destruirá. En el Golfo de Arauco, la Celulosa, también de propiedad de Angellini y las termoeléctricas que posiblemente comprarán el carbón aquí sacado, se han instalado con la misma cantinela: más empleo y desarrollo. Sin embargo, la realidad dice que los pescadores y mariscadores, hoy tienen que trabajar para las forestales con sueldos y condiciones de miseria, pues la contaminación de sus costas hace, cada vez, más dificil el crecimiento de la flora y fauna marina.

La pesca ya no da, el marisco ya no da, la tierra ya no da…. es la expresión de muchos para decir que los recursos de los que antes vivían, hoy ya no son suficientes. En ello, los Angellini, como propietarios de la Pesquera SPK, de Forestal y Celulosa Arauco, tienen mucho que explicar.

La apelación al “desarrollo del país”, por parte de Golborne, al justificar este proyecto carbonífero, tiene su mirada puesta en la producción energética, siguiendo la línea de Ricardo Lagos (ex presidente).

No obstante, hay cifras que hacen cuestionar este argumento, en tanto, el consumo de electridad residencial, incluso baja, en comparación con 1997 que representa un 16% de todo el gasto energético a 2007, con un 15% del gasto total de energía (según informe INE).

Si bien el comercio y servicios, demandan un creciente gasto eléctrico, son los proyectos mineros que representan el gran gasto de electricidad en el país, con un 32% en el 2007. Su aumento es proporcional a la cantidad de mineras que han comenzado a construirse y a funcionar en estos últimos años, entre ellas el mega proyecto aurífero Pascua Lama. En la minería está “la inversión más grande que se ha hecho en la historia del país en ninguna otra industria”, superarán los 45.000 millones de dólares entre 2010 y 2017, ha dicho el subsecretario de Minería, Pablo Wagner, publicado en la revista Punto Final.

En la Región del Bío Bío, el consumo eléctrico, lo concentra la industria de Celulosa y Papel, con un 35,40%. Nuevamente tenemos que mirar a Angellini.

El enriquecimiento de los dueños del país no soporta demoras, muestra de ello es que el sector energético representa el 39% de la inversión total proyectada para el quinquenio 2010-2014 en el país. Este 39% de inversión se compone, principalmente, de la construcción de 23 Centrales Termoeléctricas y 56 Centrales Hidroeléctricas (según informe de CBC).

La Región -según asevera el informe- será el segundo lugar, después de la tercera región, en recibir mayor “inversión energética”, la cual se espera que concluya su etapa de construcción entre el 2013 y el 2017.

Así, juntantando pistas, podríamos preveer que la intención de los distinguidos caballeros, es que carbón que salga del rajo de Isla Riesco, se queme en Coronel o bien en Laraquete, para que la electridad se consuma en el norte en alguna de las mineras que no tributan ni un solo peso al Estado. Las campañas de infundir miedo con “apagones” y los regalos de ampolletas económicas, son sólo el espectáculo para generar la idea de falta de energía.

Relacionados

Isla Riesco: Las minas de carbón que el Gobierno “aprobó” sin tramitación ambiental

Piñera anuncia normativas, preparando la construcción de 23 termoeléctricas más

Resumen Radio de la semana: Laraquete amenazado con una Termoeléctrica

Laraquetinos protestan contra termoeléctrica con tortillas con carbón

Termoeléctrica en Laraquete: De la que no se habla

Increpan a Rodrigo Danus, dueño del proyecto termoeléctrico que amenaza Laraquete (+videos)

{youtube}KI2xDPKtYQg{/youtube}

Estas leyendo

El carbón de Isla Riesco podría quemarse en el Golfo de Arauco