APAGA LA TELE: Un juego de inteligencia

APAGA LA TELE: Un juego de inteligencia

altAhora más que nunca tenemos medios para combatir la dictadura de los medios de comunicación, sobretodo la tele, la peor de todas y su programación sexista, racista, clasista y atontadora.

Por lo mismo, aquí te ofrecemos reseñas de películas poco difundidas y que puedes descargar gratis desde internet. El ejercicio de apagar la tele durante dos horas y mirarte una película entretenida y crítica puede que no cambie tu vida, pero el gustito de conocer historias diferentes, nuevos enfoques a las bellezas y a las miserias del mundo te hará sentir un poco más libre, con más ideas para enfrentar el día a día, prueba, bájate esta película y apaga la tele.

Un juego de inteligencia

Esta cinta alemana es del año 2010 y está dirigida por Hans Weingarten. Ambientada en la Alemania contemporánea, un país de gran desarrollo económico, donde la cultura la marcan los medios de comunicación de masas.

Hay en esta cinta una propuesta ética muy interesante, además de buena factura técnica y actuaciones de los protagonistas que no dejan indiferente, todo ello en una historia novedosa y cuestionadora, la de la televisión y sus formas de control social.

El fondo del asunto es el rating, el protagonista es un ex productor insensible y cocainómano, un hecho inesperado, provocado por una mujer misteriosa, hace que comience a creer que las mediciones de sintonía en televisión están arregladas por la compañía que tiene a su cargo ese sevicio, entonces se propone desenmascarar todo ese negocio, del que el formó parte y del cual se arrepiente: los programas sensacionalistas, los realitis morbosos y las noticias manejadas.

La película toma un giro inesperado y nos descubre que ni la ética es una sola ni que las formas de vivir deben ser las mismas siempre, que hay maneras de enfrentar la mentira de los medios con un juego inteligente y a eso nos lleva su relato, que acaba sorprendiendo.

No es una película del todo lograda, cae en el guión, se enreda en elementos sobrantes, llenando minutos que no debían porque ocuparse, un trastabilleo común en muchas cintas, lo que no quita que sea interesante para los que nos interesa un cine más rompedor y menos ombliguista. Todo y así, el ritmo de la película es bueno, se deja ver con gusto y ganas de ver la resolución del conflicto planteado.

Se agradece un cine europeo con este nivel de propuesta en lo referente a nuestros nuevos monstruos, esos que nos hipnotizan desde la mesa de la sala, o desde la cómoda del dormitorio. Seguro que después de ver esta película no te quedarán muchas ganas de encender la tele.

Estas leyendo

APAGA LA TELE: Un juego de inteligencia