Día de la Mujer: Ciento un años

Día de la Mujer: Ciento un años

altLos problemas y preocupaciones que afectaban a nuestra zona a raíz de los efectos del terremoto de febrero del año pasado, hizo pasar inadvertida la celebración de los 100 años de la proclamación del Día Internacional de la Mujer. Fue en 1910, en Copenhague, durante la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, que se acordó conmemorar este día en honor al “Levantamiento de las Veinte Mil”.

El sistema que nos domina siempre trata de ignorar o frivolizar ciertos sucesos históricos; en este caso, cuando se llega a mencionar el “Día Internacional de la Mujer” se ha tratado de convertirlo poco menos que en una fiesta de cumpleaños femenina, en donde básicamente los varones debemos hacer regalos y reconocer pecados machistas. La cuestión es ocultar el verdadero origen de esta conmemoración, es decir, el abuso y la explotación capitalista y la rebelión de las mujeres trabajadoras contra ese sistema.

Durante 1909 se había producido en Nueva York una inmensa protesta y movilización de mujeres trabajadoras que intentaban humanizar las esclavizantes condiciones laborales a que eran sometidas por los patrones capitalistas. Huelgas y manifestaciones que significaron la participación de más de 20 mil trabajadoras; de allí que esa inmensa protesta fuera conocida mundialmente con ese nombre. Las luchas de las mujeres neoyorquinas fueron brutalmente atacadas y la movilización aplastada por la represión y la intransigencia patronal y gobernante.

En marzo de 1911, fue incendiada la fábrica textil que dio inicio al “Levantamiento de las Veinte Mil”. En el incendio perecieron 147 trabajadoras en lo que más que un accidente pareció una represalia. A raíz de ello, desde el 8 de marzo de 1913 las mujeres trabajadoras de Estados Unidos y Europa comenzaron a organizar protestas y realizar movilizaciones conmemorativas del episodio; estas manifestaciones se convertían, a su vez, en plataforma de lucha para sus propias exigencias y reclamos. Esa es la historia.

Sin embargo, cien años después, la respuesta patronal y gobernante sigue siendo la misma ante los reclamos y protestas de las mujeres. Hoy, los reclamos vienen no solo de la mujer trabajadora de las fábricas, sino también de la mujer como ser social en demanda de sus derechos de género. Es cosa de mirar lo que ocurre en nuestra zona con los niveles de explotación a que son sometidas las mujeres trabajadoras de la industria pesquera, de la industria portuaria, del gran comercio o retail, de los servicios, o las temporeras en el agro. Ellas sufren el efecto de una doble explotación porque, además de salarios miserables, a igual trabajo reciben inferior salario que un hombre. Esta injusticia y desigualdad alcanza a todos los sectores de la economía y la producción en donde se desempeñan mujeres. El problema entonces no es solo la explotación patronal sino también la discriminación laboral y social.

Mayor es el flagelo que sufren las mujeres en los campamentos surgidos como consecuencia del terremoto y maremoto del año pasado. La gran mayoría se encuentra sin trabajo, viviendo en condiciones deplorables y sintiéndose abandonadas por un estado y un gobierno que solo se preocupa de armar show y sacar utilidades políticas de cualquier bagatela. Las pocas mujeres que habían logrado acceder a un ingreso salarial de subsistencia trabajando para el CMT, fueron cesadas hace meses y no se vislumbra ninguna fuente alternativa dealt trabajo.

Por lo mismo, no es de extrañar que, también en nuestra zona, este año las mujeres conmemoren este Día Internacional de la Mujer con organización y movilizaciones. Como hace más de cien años, la explotación y discriminación del sistema sobre la mujer, talvez con nuevos moldes y formatos, sigue siendo la misma. Como hace cien años y más, la respuesta de las mujeres para mejorar sus condiciones de trabajo y de vida, parece seguir siendo la misma.

FOTO: Mural realizado el sábado 5 de marzo, por el Grupo Feminista La Ruptura.

Estas leyendo

Día de la Mujer: Ciento un años