De 20 mil a 15 mil. Reducen Empleos de emergencia

De 20 mil a 15 mil. Reducen Empleos de emergencia

Hacer una defensa de los empleos de emergencia parece ir en contra del sentido común, pues lo que sucede con la finalización de un período de emergencia, sucede también con los empleos de emergencia: desaparecen. La situación particular de la Región del Biobio, tiene los ribetes de un problema serio y grave, pues los planes de empleo de emergencia llevan años de haber y los trabajadores que ocupan los puestos, años recibiendo sueldos precarios de subempleados.

Orlando Vera, dirigente histórico del Sindicato Newenche de San Pedro, señaló a Resumen que son alrededor de 20 mil empleos de emergencia que hay en la Región. De esos 20 mil, 5 mil están casi finiquitados, pues como informó  Evelyn Matthei (UDI)- Ministra del trabajo- en reunión con representantes de los trabajadores, el objetivo del gobierno es hacer un recorte del gasto de 30 mil millones de pesos. Afirmó además, que bajo ningún punto de vista esto tenía pie atrás.

Una de las estrategias para desvincular a trabajadores es dejar fuera a quienes han cumplido la edad de jubilación, dejándolos con la mísera pensión de gracia de 75 mil pesos. Otra forma de hacer perder el cupo a quien encuentra trabajo esporádico en otra parte, sin considerar que lo hacen para poder aumentar los insuficientes ingresos, pero no porque ya no necesiten el sueldo del empleo de emergencia.

También, a las trabajadoras se les ha subido el puntaje de la Ficha de Protección Social. “Nuestras compañeras siguen igual de pobres que hace años y los puntajes se han disparado a 12 mil puntos -afirma Orlando-. El problema está en que si una persona obtiene más de 8 mil puntos, automáticamente queda impedida de acceder a los cupos de empleo. “

El cambio de la ficha CAS a la ficha de protección social como nos explica Edith Nass Kunstmann, trabajadora social y lectora de Resumen “cambió principalmente, con respecto al tema de los integrantes del grupo familiar que se encuentran bajo la denominación de “personas activamente productivas”, esto quiere decir el número de integrantes del grupo familiar que se encuentran en el grupo etáreo comprendido entre los 18 años (sin estar estudiando, pues son protegidos hasta los 28 años si están estudiando) hasta la edad legal de jubilación. Te doy un ejemplo. Un grupo familiar con 6 personas, cuyo ingreso pudiese ser el mínimo (165.000 app) y de ese grupo los integrantes son: el padre (sujeto activo laboral), la madre (sujeto activo laboral), dos hijos mayores de 18 años que no estudien (sujetos activos laboralmente) y dos niños menores de edad. El puntaje más alto se asigna por este ítem. Entonces de los 6 integrantes, 4 sí pueden trabajar, eso no considera si están cesantes o no, sólo el índice de productividad.” Lo que quiere decir que el puntaje está relacionado con el potencial productivo y no con la realidad productiva.

El problema de fondo, lo señala Orlando Vega “no hay otra fuente laboral”. Por su parte, el alcalde lotino, Jorge Venegas ha dicho que “sólo en Lota existen 4.000 empleos de emergencia. No se puede seguir extinguiendo este tipo de empleo, mientras no exista de parte del mismo Gobierno un plan para reconvertir o reactivar la economía de la zona”.

Tras la marcha realizada el lunes 21 de marzo, El Seremi de Trabajo Alejandro Reyes, después de recibirlos, señaló a los [email protected]  que no estaba en sus manos resolver el problema, por lo que los representantes de los PMU viajaron a Santiago donde lograron establecer una mesa de diálogo con el gobierno. Frente a la postura belicosa de Evelyn Matthei (Hija de un general de la dictadura), los trabajadores señalaron que si no existe una solución satisfactoria, radicalizarán sus protestas.

El problema de Fondo

Según la última encuesta Casen (2009) la región presentó un índice de pobreza de un 21%.  Es decir, un 0,3% más que el 2006. Se cuenta con 2 de las 10 comunas más pobres del país, Alto Biobio con un 49,1% y Lebu con un 39% de índice de pobreza. Los números de las otras comunas, no son para nada alentadores. Estas tasas de pobreza van de la mano con ya reiterativas figuraciones en los datos del INE, donde nuestras comunas están constantemente disputándose los puestos más altos de desempleo en el país.

La encuesta arriba señalada, menciona un dato revelador: si el 51% de los indigentes no tiene empleo y el 31,5% de los pobres tampoco, significa que cerca del 50% de los indigentes si tiene empleo y casi el 70% de los pobres también. Puede parecer una obviedad, pero el dato apunta a un tema que la Encuesta evade: la precarización de la fuerza laboral, que a pesar de contar con un empleo, se sigue empobreciendo.

Sin un proyecto de desarrollo regional, que proteja e incentive la industria local frente a las transnacionales beneficiadas por los Tratados de Libre Comercio (TLC) bajo una relación de promoción y equilibrio del medio ambiente, que valore moral y económicamente al trabajador y las comunidades como los fundamento de la sociedad, la región se debate entre morir bajo la depredación de la industria forestal y pesquera, con profesionales empleados como vendedores en casas comerciales y trabajadores subempleados por el Estado.

Con un gobierno de palabras democráticas y decisiones autoritarias, la participación de las comunidades en la construcción de proyectos es anecdótica. Lebu desde hace tiempo pelea por su puerto; en Talcahuano se encuentra en el olvido el puerto y en San Vicente se derrama aceite en el mar como si fuera inofensivo; en Chiguayante cerró Tavex; Bellavista emplea una ínfima parte de su población en Tomé; Concepción está colmada de comercio de importaciones y lo local escasea.

A esto se suma el terrible dato que el 20% de los microempresarios es pobre o indigente, como señala Pedro Davis Urzúa, presidente de Conupia (Confederación Nacional Unida de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa y Artesanado).  Y agrega “Las pymes emplean a 5 millones 600 mil trabajadores. Sin embargo, unas 800.000 unidades productivas son informales, porque el mercado las obligó a esa informalidad. Surgen microempresas por el desempleo en el sector público y privado, los ex trabajadores asalariados se convierten en ‘microempresarios’. No tienen otra opción. No lo hacen por vocación empresarial o porque vean una oportunidad para generar nuevos productos o servicios, sino para sobrevivir. Por tanto, son emprendimientos de baja calidad desde su origen. Un trabajador despedido recibe la indemnización, abre una ventana en su casa e instala un almacén. El emprendimiento le dura hasta que se come la mercadería o empieza a liquidarla. La mayoría termina como comerciante ambulante o en ‘las colas’ de las ferias”. (puntofinal.cl)

La crisis está desatada. Y al parecer, las autoridades no demuestran interés en resolverla. No al menos en los últimos 38 años.

Relacionados

Cesantes marchan contra el término de los cupos proempleo

Protestan contra el anuncio de la Intendencia de 50 cupos menos de trabajo

Jefas de Hogar rechazan disminución de los Cupos de Empleo de Emergencia

Coronelinas llegan a Concepción en demanda de trabajo y denuncian burla de parte de las autoridades

Gobierno y el cierre de los empleos del CMT

Protestas de trabajadores por todo el Gran Concepción: Hualpen, Talcahuano, San Pedro, Lota, Concepción y Chiguayante

Declaración Publica de 33 trabajadoras ex CMT a 40 Mts. de profundidad

Mujeres del sindicato Gabriela Mistral se tomaron Puente Llacolen

Cuerpo Militar del Trabajo: No hay otra Alternativa Laboral

Crisis laboral en la región.

Gran marcha por la continuidad de los empleos CMT

Estas leyendo

De 20 mil a 15 mil. Reducen Empleos de emergencia