Disidencia de la CUT: “Los actuales  dirigentes se volvieron a apernar”

Disidencia de la CUT: “Los actuales dirigentes se volvieron a apernar”

altUna lluvia de críticas siguieron a la celebración del noveno Congreso Nacional de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). La disidencia acusa prácticas antiéticas de los máximos dirigentes e incluso denuncian “montajes” a nivel electoral y comunicacional.

Continúan las duras críticas a la dirigencia de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), luego que no se escucharan las tan esperadas propuestas democratizadoras en el noveno Congreso Nacional, que se celebró el domingo en el Teatro Caupolicán y que contó con una convocatoria de cerca de 400 personas, en un recinto apto para cinco mil.

Para el secretario de Negociación Colectiva, Conflictos y Solidaridad de la multisindical, Cristián Cuevas, este escenario “es un llamado de atención” para una dirigencia que, a su juicio, se encuentra distante de los intereses de los trabajadores.

En conversación con el programa Corte Editorial de nuestra emisora, Cuevas comentó que, precisamente, esa fue la razón por la que tanto él como otros gremios no asistieron al encuentro y recalcó que la mantención casi a la fuerza de una conducción altamente cuestionada, deslegitima la función de representación de los trabajadores.

“Hay que preguntarse por qué está ocurriendo esto. Hay organizaciones como la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), la ANEF, Confusam, Fenpruss y otras entidades que no se presentaron al acto porque no pudieron expresar su opinión y cambiar ciertos comportamientos de actores que no dan el ancho para estar desarrollando política al interior del movimiento sindical”, explicó Cuevas.

El presidente de la CTC acusó además prácticas antiéticas dentro de la dirigencia de la CUT, que también servirían para alimentar el descontento de las bases.

“Es impresentable que un dirigente sindical tenga en su entorno a su familia directa trabajando con él porque eso es nepotismo y falta de ética. Eso significa no transparentar y no sólo al pueblo sino que a las organizaciones”, comentó.

Igual de de duro fue el secretario general del Colegio de Profesores, Darío Vásquez, quien explicó que con la ausencia de varios de los dirigentes de su gremio en el Congreso, se perdió una representatividad equivalente a la de toda la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF).

En entrevista con el programa RadioAnálisis, Vásquez fue más allá y denunció un “montaje” para elegir a las personas que iban a tener voz en este encuentro y aseguró que esto quedó demostrado en la forma en que se aprobaron los estatutos el domingo.

“Según la información que manejamos sobre los resultados del Congreso CUT, si revisamos los horarios de participación, concretamente no hubo ninguna discusión. Lo insólito es que según lo que dice la prensa de más de 700 delegados presentes solamente 32 votaron por la elección universal, por lo tanto, los actuales dirigentes se volvieron a apernar para la desgracia de los trabajadores del país”, sentenció Vásquez.

El dirigente acusó además un “cerco comunicacional” al interior de los distintos gremios, donde no se considera la opinión de la disidencia y se mantiene la información “oficial” emanada de los altos mandos.

Vásquez recordó además que existe una demanda interpuesta ante el Tribunal Electoral por el supuesto fraude que ocurrió en las elecciones pasadas, denuncia que aún no ha tenido respuesta.

Congreso de la CUT finaliza con incidentes y críticas a directiva encabezada por Arturo Martínez

Agitado fue el cierre del Congreso Nacional de la mayor agrupación sindical del país en el Teatro Caupolicán este domingo, en el que 745 delegados discutieron durante tres días el rumbo de la organización, concluyendo la necesidad de tomar un rol protagónico de oposición a través de una movilización creciente a partir de este primero de mayo.

Un evento que contó con la presencia destacadas figuras de la Concertación con quienes la CUT buscará estrechar lazos en una reconciliación profunda. En este sentido, el vocero de la Concertación, José Antonio Gómez, reconoció el duro pasado entre la esfera política y la central, pero apuntó a trabajar en conjunto, como actores clave en la lucha contra el modelo económico y la defensa de los trabajadores.

“Siempre hay una autocrítica seria desde el punto de vista de lo que hicimos durante los 20 años de gobierno o las posiciones que tuvimos en algunas oportunidades que no fueron siempre concordantes con lo que planteaba la CUT. Lo que importa es el llamado a la unidad que ha hecho el presidente de la multisindical en torno a una oposición que sea de verdad frente a este país que está dirigido por la derecha que nos parece que acentúa las desigualdades, y eso es el camino correcto”, señaló el parlamentario.

Sin embargo, más allá de los presidentes de partidos políticos, alcaldes y dirigentes de los gremios que conforman la organización, evento contó con una baja asistencia. Además, se registró un fuerte enfrentamiento entre dirigentes de la CUT y jóvenes disidentes quienes fueron golpeados y terminaron expulsados del evento.

Los jóvenes organizados en el movimiento “Partido de Trabajadores Revolucionarios” (PTR) criticaron el pacto entre el partido socialista y comunista que gobierna la CUT desde hace once años y la gestión de Arturo Martínez quien, nuevamente tendría el camino abierto para asumir un quinto periodo en la cabeza del organismo.

“No creemos que la CUT sea el problema, sino que el problema es la dirección que en estos momentos tiene. Opinamos que deberían abrirse espacios democráticos, pero los dirigentes no lo vana hacer. Ahora nos acallaron a golpes por el sólo hecho de manifestar nuestra posición política del Congreso. Los únicos que tuvieron derecho a deliberar y a resolver fueron los dirigentes, lo que no nos parece. El año pasado Arturo Martínez votó a favor del aumento salarial miserables de los trabajadores públicos. Yo que soy un trabajador público no tuve ninguna oportunidad de cuestionar a Arturo Martínez en ninguna asamblea. Esos métodos de actuar de espaldas a los trabajadores no me parecen”, Juan Valenzuela, profesor municipal y miembro de PTR.

Y si bien este año la CUT acordó formar “comités de defensa por la calidad de vida y los derechos ciudadanos” en cada comuna con el fin de aumentar el nivel de participación, hubo grandes temas omitidos.

Uno de ellos es la discusión del sufragio universal para que cada dirigente pueda elegir de forma directa a sus autoridades. Tampoco se formó una nueva Comisión Revisora de Cuentas ni se analizó a fondo el financiamiento, temas que han sido insistentemente propuestos por algunos dirigentes.

“Unidad significa también discutir internamente de cómo hacemos unidad en la acción, cómo fortalecemos el movimiento de los trabajadores. Nosotros vamos a continuar en nuestra lucha porque exista una mayor democratización. También el movimiento sindical y social y por eso vamos a continuar porque en nuestra CUT exista elección a través del sufragio universal. No se consiguió esta vez, pero vamos a seguir luchando para que cada uno de los trabajadores pueda votar para elegir a sus representantes”, indicó el líder de los empleados fiscales.

De la Puente agregó que la ANEF ha tenido una excelente experiencia aplicando el voto universal desde el 1996, ya que la organización ha triplicado su afiliación y aumentado su representatividad.

Al respecto Arturo Martínez señaló que “este no es el momento para tocar el tema” y señaló “que para hacer un voto universal hay que contar con un lugar para la votación y eso es difícil”. Así, al parecer se deberá seguir esperando al menos un año para que se transparenten estos aspectos y la CUT avance realmente a la modernización.

Estas leyendo

Disidencia de la CUT: “Los actuales dirigentes se volvieron a apernar”