El embalse Punilla va, en medio de controversias no resueltas

El embalse Punilla va, en medio de controversias no resueltas

altEntre los día 17 al 20 de marzo se realizó en san Carlos, comuna de la provincia de Ñuble, la trigésima tercera versión de la Agroexpo , exposición agrícola, ganadera y artesanal que pretende dar a conocer los productos de esta zona y sus alrededores. Entre los invitados a la inauguración de este evento estuvo la ex intendenta Jacqueline Van Rysselberghe, quien aprovechó la ocasión para hacer público que el controvertido embalse Punilla, que se ubicaría en el río Ñuble  a la altura de la comuna de San Fabián de Alico, se empezará a construir el próximo año.

Tal anuncio fue recibido con gran agrado por la mayoría de las presentes en esta ceremonia, esto debido a que tal proyecto, según han mencionados las autoridades, sería la solución a los problemas de regadío que afectan a esta zona.

Pero todo esto no es tan ideal, ya que detrás del proyecto existen aspectos que en el discurso oficial no se mencionan, o simplemente se omiten. Entre estos aspectos se encuentran por ejemplo el tema de la destrucción del paisaje que se produciría en el lugar donde se construiría el embalse. En efecto, dicha obra implica la inundación de aproximadamente 1700 hectáreas lo que acarrea tremendos efectos negativos para la flora y la fauna del lugar. En lo que concierne a la primera, se tiene  que más de 600 hectáreas de bosque nativo serán taladas, entre las que se encuentran especies como hualo, ciprés de la cordillera, lleuque, naranjillo, bollen, y otros. En cuanto a la fauna, se verán directamente afectadas especies como la vizcacha, el pudú, el zorro, el puma, el huemul, por nombrar algunas.

Otro aspecto  muy cuestionable de este proyecto  es la poca o casi nula  preocupación que se ha mostrado en relación con las familias que viven en  los sectores en que sería instalado este embalse. Familias de sectores como Punilla, Los sauces, El roble, Los Mayos, Chacayal, entre otros, serían  erradicadas  con o sin su voluntad, lo que significa claramente, considerando que son personas nacidas y criadas en estos sectores, pasar por encima de sus costumbres y su forma de vida. Por otra parte también existen familias de sectores aledaños, como Caracoles, que prácticamente quedarían aisladas de los pueblos más cercanos, con todo lo que ello implica.

La actitud de de las autoridades que apoyan ciegamente este proyecto  ha sido la de oídos sordos frente a  los reclamos de los vecinos  aludiendo a que tal descontento y/o desacuerdos con la construcción del embalse no tienen fundamento real y que, como manifestó la misma ex Intendenta el día de la ceremonia de inauguración de la Agroexpo, responden más bien a “motivaciones políticas que al bien común”.  Agregar a esto que las personas que han marchado en contra de este proyecto han sido dispersadas y hasta agredidas por carabineros.

Visto de este modo  el embalse punilla tiene  sus pro y sus contras y no solo un lado bueno como a veces se pretende mostrar, si bien es cierto que, dado que esta es una zona casi cien por ciento agrícola, es necesaria una solución a los problemas de regadío, digamos  por lo menos que, no corresponde que dichas soluciones  “técnicas” se hagan a costa de la dignidad de otras personas y su ambiente, por lo demás sin ni siquiera oír su opinión.

Estas leyendo

El embalse Punilla va, en medio de controversias no resueltas