Renuncia Jaqueline van Rysselberghe para esquivar acusación constitucional

Renuncia Jaqueline van Rysselberghe para esquivar acusación constitucional

Finalmente la intendenta ha cedido ante la presión de la derecha y renunció  este domingo en la mañana. Profundamente molesta leyó un comunicado en el que insiste en la verborrea fascista que la ha caracterizado; dijo que puso orden, que paró los saqueos (que ella misma alentó a través del discurso del miedo) y que tuvo que dejar la alcaldía para socorrer al gobierno.

En el fondo, era una decisión ya tomada, debía renunciar ante el peligro de la acusación constitucional, ya que si esta prosperase, perdería la posibilidad de presentarse hasta para concejala. Es decir, se quedaría fuera de la línea dorada, aquella que los radicales bien sabían definir: “no quiero que me den, sino que me pongan donde haya”.

Bueno, ahora que el espectáculo de la quintrala pasa a segundo plano, va siendo hora que pongamos el acento en el análisis, yo lo resumiría en tres puntos centrales:

1.- Cero aporte en la reconstrucción o cómo se llame al proceso de levantar la región luego de las consecuencias del terremoto y maremoto; tanto en los aspectos sociales, sobre todo en el tema vivienda y urbanismo; pero también en lo referente al sistema productivo y su consecuente efecto en el empleo y la generación de riqueza.

2.- Cero desarrollo de las políticas sociales, aprovechando la catástrofe y utilizando la doctrina del schock. Desde la intendencia se ha promovido la ganancia desmesurada de empresarios y donde la ciudadanía regional no pinta nada, no se entera de que se hace y menos del como.

3.- Cero autonomía, con un estilo caudillista de relación con las personas y las organizaciones sociales y comunitarias. Ha sido incapaz de avanzar en definir una agenda que nos lleve a decidir en el territorio más decisiones, más debate y más democracia.

Finalizando, ahora toca esperar la decisión de los políticos de la oposición, si se atreven a seguir con el proceso de acusación constitucional y hacen pagar a la ex autoridad por sus delitos, que a estas alturas deberían ser vistos por un tribunal o, como mínimo, por la contraloría.

El gobierno, por otra parte, nos debería deparar una sorpresa de proporciones y no sería de extrañar, con su prontuario en nominaciones, que nombren un intendente (a) que sea incapaz de remediar en algo esta gestión pésima.

Relacionados

Revelan pago irregular de horas extras durante gestión de Van Rysselberghe en alcaldía de Concepción

Hablan los vecinos de Aurora de Chile: “Queremos títulos de dominio, que las autoridades ya no se burlen de nosotros”

Los juegos de mano de los Van Rysselberghe.

Enrique Van Rysselberghe profundiza la desgracia en Cocholgüe.

Vecinos de Centinela denuncian a Intendenta del Biobio(+VIDEOS)

Demolición de torres en Concepción: constructora con más edificios dañados gana licitación

Estas leyendo

Renuncia Jaqueline van Rysselberghe para esquivar acusación constitucional