Anuncian erradicación de ambulantes penquistas

alt

El pasado 20 de Abril, María Zulema Abarzúa, al recibir por un año más el cargo de Presidenta de la Cámara de Comercio de Concepción, declaró que dentro de los principales objetivos a concretar durante el primer semestre es el controvertido proyecto de la “Tulipas”. El que debería estar finalizado en Julio de este año.

Este proyecto que fue lanzado hace tres años durante la gestión de la, en aquel entonces, alcaldesa Van Rysselberghe, no ha estado exento de polémicas.

En Febrero de este año, la Contraloría regional cuestionó la continuidad de la obra y ordenó al municipio penquista cobrar los 67 millones 986 mil pesos pagados de forma ilegal a Proemsa, la empresa que inició las construcciones.

Sin embargo, con estas últimas declaraciones hechas por la encabezada de la Cámara, al parecer la concreción de las “Tulipas” se hará posible.

Además, junto a lo dicho respecto de la obra, Abarzúa dio a conocer otro de los principales objetivos para este año: la erradicación del comercio ambulante del centro de la ciudad. “Porque todos los comerciantes establecidos nos han pedido eso: que el comercio se vaya del paseo peatonal”. Es lo que señaló doña María a Radio Bio-Bio.

Pero, ¿qué hay tras todo esto de la erradicación de los vendedores ambulantes? Veamos los siguientes datos.

En un artículo anterior, Resumen señaló que, según muestra la encuesta Casen, en el Biobio se concentra el 21% de la pobreza, un 5,1% de la indigencia y aproximadamente un 70% de los pobres tienen trabajo. Es decir, que con empleo y todo, tales personas siguen siendo pobres.

Además, en declaraciones de Pedro Davis Urzúa, Presidente de Conupia (Confederación gremial nacional unida de la mediana, pequeña microindustria, servicios y artesanado de Chile), el 20% de los microempresarios son pobres o indigentes. Tal como él nos dice, “surgen microempresas por el desempleo en el sector público y privado, los ex trabajadores se convierten en microempresarios”. Sin embargo, estos “son emprendimientos de baja calidad desde su origen. Un trabajador recibe su indemnización, abre una ventana en su casa e instala un almacén […]. La mayoría termina como comerciante ambulante o en ¨las colas¨ de las ferias”.

Ante tales datos que revelan el estado de profunda crisis en que se encuentra el mundo laboral de la región, la señora María considera que la finalización de las “Tulipas” es vital para la revitalización del centro y el beneficio del comercio establecido. El que, según ella, ha repuntado en lo que lleva de año.

Cabe recalcar dos cosas de lo dicho en este último párrafo: La obra fue lanzada en un inicio con ayuda del comercio local y que “curiosamente” todo el sector en el que se pretende emplazar la construcción se encuentran locales comerciales como Falabella, París, Ripley, farmacias Cruz Verde, entre otros ejemplos del llamado “comercio local” o establecido que defiende la encabezada de la Cámara de comercio.

Los Vendedores ambulantes del centro.

La señora María, vendedora de dulces y palomitas en el sector de Barros Arana, nos comentaba algo que podría parecer contradictorio a los dichos de la presidenta de la Cámara, sobre la erradicación: “Tuvimos un evento la semana pasada […] donde celebramos el aniversario 17 de nuestro sindicato (de vendedores de palomitas) y ahí estuvo el alcalde y nos prometió que nos iba a apoyar en todo lo que pudiera y que los permisos estaban”. Pero también dijo que no tiene un razón clara del por qué aún no les entregan tales permisos. “Ellos nos dieron esa respuesta y nosotros confiaremos que ellos cumplan con nosotros”.

La señora Elizabeth, quien vende ropa, nos comentó que esto de echar a la gente es algo que lleva escuchando de hace mucho tiempo, y nos preguntaba acerca de donde pondrían a una persona discapacitada, como ella, a trabajar sin que la despidan. “A lo mejor a los discapacitados de ahora los pueden poner a trabajar en alguna cosa”, pero no a alguien como ella, con su educación y a su edad, nos decía. Además con la pensión que recibe por su condición, ella se ve en la necesidad de trabajar.

Otra vendedora que no quiso develar su nombre, pero si su edad (54 años) nos dijo: “La mayoría de las personas que vendemos aquí, somos mujeres adultas que ya en ninguna parte nos dan trabajo y ya no vamos a poder ir arrancando de los carabineros nuevamente”. “Nos dicen que la delincuencia está en medio de nosotros […] nos meten en el mismo saco […] Pero con nosotros o sin nosotros siempre va a haber robos”.

Y sobre el hecho de que los quieran sacar de tal sector, la señora declaró: “Ellos vieron la crisis cuando nos mandaron al Parque Ecuador y vieron que allá no fueron bien acogidas las ventas…no hubo ventas” Comentando la situación de los comerciantes afectados tras el terremoto del 2010.

Señaló además, que los vendedores de carros deben pagar una patente de cerca de 30 mil pesos cada 6 meses y un IVA simplificado cada 3 meses de entre 60 y 65 mil pesos.

Si tomamos en cuenta el hecho de que los vendedores deban cumplir con la serie de pagos y trámites para vender, nos preguntamos, ¿qué es lo que la señora Abarzúa entiende como comercio establecido? Tal parece que aquel comercio que defiende son las multi-tiendas, las grandes cadenas de farmacias y los centros comerciales (malls, entre otros).

Curiosamente, todo ello bajo el visto bueno de los medios de comunicación y el pueblo en general. Tal como se expresó ante lo ocurrido con la erradicación del comercio ambulante en las calles céntricas de Temuco. “Veredas más limpias y expeditas y una ciudad más ordenada es claramente la consecuencia de la medida municipal” que entro en vigencia el 1 de febrero de este año en tal ciudad, fue lo dicho por una reportera de radio bio-bio. Medida municipal que desemboco en una serie de actos de protesta por parte de los vendedores, tales como fue la quema de basura en las calles y una huelga de hambre. Actos que, sin embargo, han sido infructuosos por el momento. Y todo esto con un 80% de aprobación de la comunidad que en declaraciones de ellos mismo dicen que “Temuco está mucho más ordenado […] la gente anda más contenta”.

Cuestiones que dan cuenta de algo más que una crisis económica, pues todo esto se enmarca en una manera de ver la vida, asumida por la población en general, una visión impuesta y consolidada por aquellos poderes que se encargan de defender el negocio de las grandes tiendas. Lo que revela también, aspectos de una crisis de orden político y social, pues el comercio ambulante no es un perjuicio per se a la ciudad, sino una forma de sobrevivencia que ha adoptado quien no tiene la forma de obtener otros ingresos.

Puede parecer paradójico intentar hacer una suerte de defensa del comercio ambulante. Más si tomamos en cuenta que lo único que influye en aspectos positivos los datos del INE es el trabajo que surge por cuenta propia. Es decir, estamos haciendo una defensa de algo con características sumamente precarias. Así, si quedas sin trabajo, quedas condenado arreglarte de la manera que puedas.

Estas leyendo

Anuncian erradicación de ambulantes penquistas