Desde Coronel…

He estado silente respecto de los últimos acontecimientos en materia
ambiental en la comuna de Coronel. He visto con envidia sana como se
protestó contra HidroAysén y he visto como empezó a humear la chimenea
de Colbún I. No obstante, es muy postivo que se haya modificado la
ordenanza del Plan Regulador que prohíbe la instalación de nuevas
termoeléctricas en la ciudad. Por fin el Concejo Municipal en su
totalidad hace su trabajo.

Sin embargo no es suficiente, en marzo de este año comenzaron los
trabajos para Colbún II, la cuarta termoeléctrica que se instalaría en
la ciudad. Y el permiso de edificación lo otorgó la actual
administración municipal.

HOY es imperante que se detenga a toda costa esa cuarta termoeléctrica.
En materia de la calidad del aire, los malos olores de las pesqueras
fueron insoportables durante el periodo de pesca. Absolutamente
indigno e inaceptable.

En cuanto a los manejos de residuos domiciliarios, los microbasurales
proliferan por todos lados mezclados con escombros pos terremoto y la
extracción de basura todavía se realiza en horarios irregulares.
De reciclaje ni hablar, no existe el manejo de residuos sólidos en la comuna.
Por otra parte, el Control Canino funciona de manera precaria y no hay
una adecuada campaña de tenencia responsable de mascotas.
Dentro de todo, cabe destacar el Plan Coronel Verde, trabajo de largo
aliento cuyos efectos se harán sentir en unos años más.
En este contexto general queda en evidencia que:

1.-Es necesario seguir mejorando.
2.-Urge transformar al actual departamento de medioambiente en una
Dirección de Medioambiente que cuente con los profesionales adecuados
y los recursos necesarios para su funcionamiento.
3.-Incoporar los contenidos medioambientales locales en el currículum
de los establecimientos educacionales municipalizados.
4.-Crear las condiciones necesarias para el desarrollo de una comuna
sustentable.
5.-Generar proyectos e incorporar a la ciudadanía.

Está consagrado en la Constitución de la República de Chile, el
derecho de todo ciudadano de vivir en un medioambiente libre de
contaminación (art.19 nº8). Y es nuestro deber ciudadano velar porque
así sea y contribuir cada uno, de la forma que sea, a descontaminar la
ciudad.

Estas leyendo

Desde Coronel…