El Llague
En Salud

El Llague

Nombre científico: Solanum nigrum. También llamada hierba mora. Planta de origen sudamericano, pariente del tomate y la berenjena, crece silvestre, en orillas de caminos y lugares abandonados, mide hasta 60 cms. de altura, flores pequeñas, blancas con centro amarillo.

Se ha comparado con el diclofenaco por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

De forma interna se usa como infusión, para dolores e inflamaciones por ejemplo en estómago, hígado y vesícula. Es  purgante, es decir contra la “estitiquez”. Es además antiespasmódica,  ayuda a  calmar los espasmos.

Es bueno como antipirético, pues baja la fiebre: las hojas se refriegan con un poco de agua, apretándolas con la mano para que suelte jugo, luego se mezcla con jugo de limón  y se sirve. Se complementa con ácido acetilsalicílico (conocido como Aspirina).

De uso externo se hace en forma local, como ungüento para el tratamiento de abscesos, heridas y herpes. El jugo extraído de la planta es analgésico y sedante, para artritis, golpes etc, se puede usar también en forma de cataplasmas.

Para afecciones a la piel como psoriasis, úlceras, piel seca o partida se aplica el líquido resultante de la cocción de un puñado de hojas por 10 minutos.

Contraindicaciones: El llague posee solanina, una sustancia que puede ser altamente tóxica. Se recomienda consumirla con moderación y no comer sus frutos, no utilizar en embarazadas, lactancia, o niños pequeños. La concentración de solanina en la planta no puede identificarse a simple vista. La sobredosis o envenenamiento produce vómitos, dolor estomacal, sopor, aumento de temperatura y en casos extremos, parálisis o fallo cardiaco.

Estas leyendo

El Llague